TENIS

Los detalles de la dieta de Rafael Nadal, contados por su nueva nutricionista: "No come carne ni embutido ni queso"

El campeón de 22 Grand Slam ha cambiado de nutricionista. "Que siga dispuesto a aceptar cambios ganando lo que ha ganado es otra muestra de su humildad y su grandeza", dice su nueva dietista.

Rafael Nadal se come un plátano durante la semifinal del Open de Australia 2014 ante Roger Federer. /Clive Brunskill/Getty Images
Rafael Nadal se come un plátano durante la semifinal del Open de Australia 2014 ante Roger Federer. Clive Brunskill/Getty Images
Nacho Encabo

Nacho Encabo

Rafael Nadal coge un cuchillo, lo hunde en el bote de Nutella y se unta una buena rebanada de pan. Repite el proceso unas cuantas veces durante el desayuno en el hotel. Para comer le espera un plato de pasta gigante en el club. A la hora de la cena, tras su partido, se zampa un entrecote con patatas fritas con un par de Coca Colas en un famoso restaurante del centro de París.

Esa era, a grandes rasgos, la rutina de comidas de Nadal en sus primeros años de reinado en Roland Garros. "Solía comerse un bote de Nutella y beber tres litros de Coca Cola al día", llegó a decir el tenista Janko Tipsarevic. Seguramente exageraba un poco el jugador serbio, pero lo cierto es que Nadal estuvo muchos años comiendo lo que le daba la gana, sin importarle el azúcar, la grasa o los hidratos.

Sin embargo, con el paso de los años, el tenista balear fue entendiendo que una dieta equilibrada era algo fundamental en el deporte de élite, que era algo obligatorio si quería tener una carrera larga y exitosa. Por eso, en su empeño por permanecer en la excelencia, en 2013 decidió contratar los servicios de una nutricionista, Gemma Bes, para que le ayudara a comer mejor, a prevenir lesiones y a recuperar mejor. Fue una decisión difícil porque los deportistas no suelen cambiar lo que funciona y Nadal llevaba una trayectoria impresionante: por aquel entonces ya había ganado más de diez Grand Slam y alcanzado el número uno.

Nadal se come un helgado antes de su primera semifinal en Roland Garros, en 2005.  AFP PHOTO / THOMAS COEX
Nadal se come un helgado antes de su primera semifinal en Roland Garros, en 2005. AFP PHOTO / THOMAS COEX

La nueva nutricionista de Nadal

"Soy una persona que se ha ido concienciando con los años. A día de hoy el mundo está más enfocado en cómo cuidarse. Cuando yo empecé, cuando tenía 12 o 13 años, el conocimiento de salud, alimentación y suplementación era muy inferior al de ahora", decía el propio Nadal hace unas semanas durante un acto en Madrid. "Yo me he dado cuenta de la importancia de la alimentación mucho más tarde. Cuando alguien se acostumbra a hacer las cosas de pequeñito es una cosa que evoluciona de manera natural. A mí me ha costado mucho esfuerzo. A día de hoy soy muy consciente de que cuidarse, cuidar tu cuerpo, es vital. No solo para practicar deporte, sino para tener una salud y una vitalidad necesaria para ser feliz", añadía el balear.

Cuando Nadal pronunció esas palabras, a finales de octubre en Madrid durante la presentación de su nueva línea de complementos alimenticios, Gemma Bes ya había dejado de ser su nutricionista personal. Ese cargo lo ocupa desde hace unos meses Nuria Granados. Responsable del área de nutrición del RCD Mallorca desde hace casi cinco años. Granados estuvo invitada en la fiesta de presentación del nuevo negocio de Nadal, justo en un momento en el que el manacorí no sabía si iba a volver a competir. Ahora ya es una realidad: reaparecerá en Brisbane tras una temporada en blanco y al borde de los 38 años. Y los cambios que ha tenido en sus hábitos alimenticios han sido fundamentales para estirar al máximo su carrera.

Granados se ha encontrado a un deportista muy maduro y muy preocupado por cada alimento que llega a su plato. "Sabiendo la dificultad que entraña realizar cambios en la dieta de cualquier persona, el que Rafa siga estando dispuesto a aceptar cambios cuando ha ganado todo lo que ha ganado comiendo de una determinada manera, es otra muestra más de su humildad y de su grandeza", responde a Relevo su nueva nutricionista, que es doctora en Nutrigenómica.

La dieta antiinflamatoria de Nadal

"No se trata de cambiar de forma radical nada de lo que ha hecho, sino de ir haciendo reajustes, sustituyendo algunos alimentos por otros que también le gusten pero que sean mucho más nutritivos, de incrementar o reducir cantidades, de ajustar la ingesta en pista...  Algunos cambios requieren mucho más esfuerzo que otros o incluso un tiempo previo de mentalización, pero no le cuesta nada aceptar los cambios", añade.

En los últimos años, el exnúmero uno ha llevado a cabo lo que se conoce como dieta antiinflamatoria, con muchas verduras de hoja verde, frutos rojos y grasas saludables. "Actualmente la base de la alimentación de Rafa consiste en pescado, verduras, ensaladas, arroces, patata y frutos secos", indica Nuria Granados.

Nadal se hidrata durante un entrenamiento en su academia de Kuwait.  Instagram/Nadal
Nadal se hidrata durante un entrenamiento en su academia de Kuwait. Instagram/Nadal

"Los consejos que yo le doy van sobre todo encaminados a cubrir los requerimientos nutricionales según las circunstancias del momento en el que se encuentre. Ahora en pretemporada se establecen objetivos de composición corporal, se incrementa la ingesta de proteína y se distribuye a lo largo del día; en periodo competitivo se incrementa el consumo de carbohidratos o si hay que recuperarse de una lesión se intenta dar el soporte nutricional más adecuado. Lo ideal es que la alimentación sea lo más personalizada posible".

Los alimentos no recomendados y el chocolate

Si antes Nadal comía entrecotes, pizza y fritos semanalmente, ahora cuida todo casi al milímetro. "Los alimentos no recomendables para Rafa son los mismos que para la población general: alimentos con muy poca densidad nutricional o incluso, con ingredientes que restan más que suman. Me refiero a todos estos productos ultraprocesados con ingredientes de muy baja calidad, con grasas no saludables como las grasas trans o con un exceso de azúcares añadidos", señala Nuria Granados.

"Por la noche antes era un espectáculo con el chocolate. Cenaba, me lavaba los dientes y después volvía a recaer. Ahora ya tomo menos por la noche"

Rafael Nadal

Además, hay otros alimentos que están muy limitados en su dieta. "No come ni carne ni embutidos ni queso", añade la nutricionista sobre el campeón de 22 Grand Slam. "Se dice que existe una forma de nutrirse e infinidad de alimentarse y el objetivo es intentar cubrir los elevados requerimientos nutricionales del deportista de élite y eso se puede hacer dando a elegir según las preferencias personales. Por ejemplo, de los cuatro grupos de alimentos ricos en proteínas que se consideran saludables, Rafa opta por pescado y frutos secos".

El trabajo de Nuria Granados no termina a la hora de determinar qué alimento debe comer o evitar. También realiza análisis de cómo le sientan para ir ajustando todo. "Si al analizar las ingestas se detecta una carencia de una determinada vitamina o mineral o un desequilibrio entre proteínas, grasas y carbohidratos pues se plantean los reajustes", indica.

Hay un alimento poco recomendable al que Nadal, sin embargo, no va a renunciar. Es cierto que cada vez se limita más, pero el chocolate es y será una de sus válvulas de escape. "Yo tengo muy buen autocontrol en la pista, que no me enfado nunca, que no tiro la raqueta, pero en eso me cuesta. Por la noche antes era un espectáculo con el chocolate. Cenaba, me lavaba los dientes y después volvía a recaer. Ahora ya tomo menos por la noche. Con leche me sabe mejor, pero es menos sano...", decía entre risas el propio Nadal en 'El Hormiguero' en 2020, cuando confesó que incluso su mujer le esconde los botes de Nutella en casa. "A veces encuentro el botecito de Nutella detrás del todo..."

Nadal posa con una tarta de chocolate durante su 21º cumpleaños, en Roland Garros.  EFE/Sergio Carmona
Nadal posa con una tarta de chocolate durante su 21º cumpleaños, en Roland Garros. EFE/Sergio Carmona

¿Qué come Nadal en un día de partido?

Nuria Granados, de 60 años y que en su carrera ha asesorado a futbolistas, tenistas, ciclistas, triatletas, nadadores y atletas, explica también la dieta que sigue Nadal los días en los que hay competición. "En el día de partido se incrementa el consumo de carbohidratos, se modera el consumo de proteínas y se baja el de grasa. También se disminuye el consumo de fibra. Si la recomendación general es comer los cereales integrales, en días de partido se opta por versiones refinadas", detalla. "El consumo de carbohidratos se completa antes, durante y después del partido con las opciones dentro de la gama de complementos destinada a deportistas: barritas de cereales, geles, bebidas deportivas, gominolas, recuperadores…".