LOS PERFILES DE LA SELECCIÓN

"Hace cuatro años aposté con Marcos Llorente que iría al Mundial... ¡y ha perdido un rolex!"

Marino Cid, íntimo del jugador, pinta el retrato más personal del rojiblanco: "Te juro que es un cacho de pan".

Marcos Llorente/Montaje Relevo
Marcos Llorente Montaje Relevo

Marino Cid, íntimo del jugador, pinta el retrato más personal del rojiblanco: "Te juro que es un cacho de pan".

Hugo Cerezo
Álex Corral

Hugo Cerezo y Álex Corral

Era 2018 y Marcos Llorente ni siquiera iba convocado con el Real Madrid, momentos de dificultad con Zidane en el banquillo. Por entonces, su amigo Marino Cid, uno de los de su núcleo de hierro, socio en la vida y los negocios, se la tiró. "Le dije 'mira, Marcos, el próximo Mundial, en Catar, lo vas a jugar. Y él 'Marino, tío, es imposible'. Y yo, 'confía', yo es que le tengo mucha fe. Estábamos de coña y al final apostamos. 'Si lo juegas, tú me pagas el Mundial. Voy a gastos pagados. Y si no, te regalo un rolex, que le encantan los relojes'. Y a Marcos le ha tocado pagar.

Marcos Llorente, por Marino Cid. Relevo

Más que una anécdota por lo que implicaba por entonces, con el madrileño orillado en el Madrid a pesar de su eclosión en el Alavés, y lo que implica ahora, el recorrido de un futbolista que explotó con Solari, al que Zidane no quiso, que el Madrid vendió al Atleti, con el que fue campeón de Liga con doble-doble de goles y asistencias y que se ha instalado entre los habituales de la selección de Luis Enrique.

Un trayecto que Marino ha vivido a su lado. "Nos presentó hace cinco años Adolfo Madrid (preparador personal de Llorente) y lo nuestro fue un flechazo. La vida es como un viaje en tren, hay gente que se sube contigo al principio y se baja al final y otros que se suben y bajan a mitad de camino. Nosotros somos de estos. Nos llevamos 13 años pero los dos hemos aprendido el uno del otro. Desde el primer día mucha química. Él tiene un núcleo muy cerrado, su familia, sus Coleman, amigos de la infancia, y poca gente más".

Marino y Marcos, en un viaje en Indonesia
Marino y Marcos, en un viaje en Indonesia

A Marino, ex jugador de fútbol y empresario, emprendedor con Marcos y otros socios de los restaurantes Naked&Sated, las camas inteligentes Hogo y otros negocios, se le ilumina la cara hablando de Cebolla, Pollo o Cyborg, mitad humano, mitad máquina', tres apodos que suelta mientras dispara elogios y vivencias con el 6 de la selección. Como la de Anfield.

"Yo soy socio del Madrid y me alegro ahora de sus victorias como si fuera mi equipo. Fuimos a Liverpool porque quería conocer el estadio. Y esa mañana pasamos por el hotel a verle con Adolfo y le dijimos 'la vas a liar, pollo'. 'Bah, si no salgo de inicio'... 'Nah, no pasa nada, la vas a liar'. Y todo lo demás es historia, fue un punto de inflexión en su vida profesional, demostró lo que vale. Y eso que juega pocos partidos en su posición, que cada día le ponen en un sitio. A mí donde más me gusta es de extremo, donde tiene más potencial y puede romperla", aconseja Marino.

Marino, Marcos y el preparador de ambos, Adolfo Madrid
Marino, Marcos y el preparador de ambos, Adolfo Madrid

En lo personal, el panegírico es interminable, pero sincero. "Es el tío más divertido del mundo, coñas, bromas, es como un niño, pero a la vez es uno de los tíos más responsables, más serios, más inteligentes y trabajadores que conozco. Es como un ángel, cae bien a todo el mundo, siempre con esa sonrisa. Súper exigente, súper responsable, fiel, y que va a estar siempre a tu lado para lo que necesites. No le falles y no te fallará nunca".

A sus 27 años, Llorente lleva tiempo pensando más allá del fútbol. No solo por ser previsor, sino porque su bis empresarial le ocupa y motiva. "El otro día lo hablábamos con Deulofeu, del síndrome del postfútbol, del horror vacui al que se enfrentan. Marcos tiene una vida fuera del fútbol muy interesante y que le llena muchísimo. Y Gerard estaba con el cagazo, 'yo quiero jugar 10 años más'. Y le decía 'Gerard, tío, tienes que construirte una vida fuera del fútbol".

Esa vida también incluye viajes, los que puede disfrutar ahora y los que vendrán. "El dinero mejor invertido es en las experiencias y Marcos lo tiene claro. Le encanta viajar y cuando se retire es lo que quiere hacer, tenemos una lista ya de destinos. Le ha dado por la enología, quiere una visita por Borgoña, otro a Champagne, un crucero por Italia... No te creas que son exóticos, sino pseudoculturales. También por Filipinas, la despedida de soltero que será top 1 para el año que viene".

Marcos y Marino, en el gimnasio de Catar de madrugada
Marcos y Marino, en el gimnasio de Catar de madrugada

Viajar y comer, dos de los placeres máximos para el rojiblanco. Valga esta anécdota con Marino para ejemplificar lo que es Marcos. "Veníamos de Indonesia, un viaje con nuestras parejas en el que no sé lo que pudimos llegar a comer. Un día nos zampamos dos platos de pasta, una pizza y una hamburguesa cada uno. Una salvajada, pero luego nos íbamos al gimnasio a quemarlo. En el viaje de vuelta hicimos escala precisamente en Catar y tuvimos un retraso. El aeropuerto contaba con un gimnasio y nos fuimos a la una de la mañana allí a entrenar. Parece que estamos locos, pero solo lo parece".

"¿Honor? Flipas. Si te da su palabra, deben haber secuestrado a su chica y estar matándola para no cumplirla para no cumplirla"

Marino Cid Amigo de Llorente

Antes de acabar, Marino cierra: "¿Honor? Flipas. Si te da su palabra, para no cumplirla deben haber secuestrado a Paddy y estar matándola para no cumplirla. Va a misa. Los contratos hay que firmarlos, pero si te da la mano, cumple. El que más honor tiene de todos los que he conocido. No cae mal a nadie, te juro que es un cacho de pan, súper inteligente, con las cosas muy claras, no le toques la moral, pero es un tío muy bueno, bueno de verdad. Ese es Marcos Llorente".

---

Este reportaje es un contenido editorial de Relevo, al que HONOR, una marca de tecnología que comparte los mismos valores, ha querido vincularse.

#HONORtobewithyou

Los otros perfiles ya publicados

Luis Enrique, según Unzué: "Es autoexigente, competitivo, cercano y muy divertido"

Asensio, según su mejor amigo: "Seguimos yendo al mismo restaurante que cuando nos daban 10 euros"

Laporte no perdona el 'flat white' ni las caminatas por el norte de Inglaterra

Dani Olmo, el primer regalo, la decisión de Zagreb y el entrenador que cambió su carrera

Gayà según sus amigos: "Almorzar, capeas y cartas, es muy de los suyos"

David Raya, un "cacho de pan" que "se enfada si llegas un minuto tarde"