SUPERCOPA | REAL MADRID - FC BARCELONA

Así llegan Real Madrid y Barça: la debilidad atrás condiciona a los blancos

La igualdad en cuanto a sensaciones también se refleja en los números. Hay una diferencia: los culés son más seguros en defensa.

Ancelotti y Xavi se saludan en las horas previas a la final. /RFEF
Ancelotti y Xavi se saludan en las horas previas a la final. RFEF

La igualdad en cuanto a sensaciones también se refleja en los números. Hay una diferencia: los culés son más seguros en defensa.

Manuel Amor

Manuel Amor

El pase del Real Madrid a la final de la Supercopa dejó más dudas que certezas. El Barça se apoyó en Ter Stegen para superar al Betis en los penaltis. Ninguno llega al Clásico de esta noche (20:00) en un momento boyante, pero en un partido de esta índole importa poco lo anterior. Solo vale ganar para que ni Ancelotti ni Xavi tengan que padecer una semana de interrogantes y sospechas. En el caso del culé, el runrún del palco lleva tiempo detrás.

Las estadísticas reflejan una misma realidad: no hay un favorito claro. El análisis de los datos de ambos equipos en LaLiga advierte una igualdad total en muchos parámetros. Acumulan las mismas asistencias (25), casi los mismos goles (36 frente a 35) y casi los mismos remates (269 ante 266). Los dos grandes dominan la clasificación y se divierten en ataque ante rivales nacionales, pero hay una diferencia que puede marcar el Clásico: la fiabilidad defensiva.

Los datos de Real Madrid y Barcelona en LaLiga.  RELEVO
Los datos de Real Madrid y Barcelona en LaLiga. RELEVO

Los madridistas han perdido la seguridad que les catapultó hacia el Doblete la temporada pasada. A estas alturas ya han encajado 21 tantos y, más preocupante aún, solo han conseguido dejar su portería a cero en seis de sus 25 encuentros. Son sus peores datos en LaLiga desde 2008. La menor eficacia de Courtois, el bajo nivel de Alaba, los problemas físicos o los graves errores de colocación y lectura ayudan a entender este cambio de tendencia.

Carletto se toma muy en serio este problema. Tras la victoria ante el Valencia, el foco del italiano se dirigió directamente hacia su zaga. "El aspecto principal que estamos considerando es defender mejor", confesó. Con Tchouaméni en Madrid y Carvajal y Mendy entre algodones, la posibilidad de que su estructura defensiva se resienta todavía más aterra a Ancelotti.

Xavi, en cambio, hizo hincapié en construir a su equipo de atrás hacia adelante y de momento le está saliendo bien. Los culés son líderes en LaLiga gracias a unos datos defensivos que impresionan: seis goles recibidos en 16 jornadas, a 0,37 por partido. Por ponerlo en perspectiva, en la misma jornada del curso anterior habían encajado 18.

Kounde y Araujo celebran una acción defensiva ante el Atlético.  INSTAGRAM
Kounde y Araujo celebran una acción defensiva ante el Atlético. INSTAGRAM

El Barça es el equipo de las cinco grandes ligas que más lejos de su área tira la línea defensiva (51,3 metros), pero la velocidad y contundencia de los Araujo, Kounde, Christensen, Balde y compañía han logrado reducir al máximo el daño de los rivales. Todos, salvo el danés, rinden al nivel más alto de sus cortas carreras. Un ejemplo claro es el del exsevillista: todavía no ha sido regateado en LaLiga y se ha convertido en el líder que Xavi necesitaba. Araujo dio una exhibición en el Metropolitano y Ter Stegen ha vuelto a ser el de antes de la lesión.

Argumentos para desequilibrar

Las cifras de goles en contra son las únicas que permiten apreciar una cierta desigualdad entre ambos conjuntos. En todo lo demás, el Madrid y el Barça se mueven en números parecidos. Los culés han marcado 35 goles, 13 de Lewandowski; los blancos llevan 36 y disfrutan de un reparto más coral. Benzema, condicionado por las lesiones, solo ha anotado ocho. En su ausencia, Vinicius (6), Valverde (6) y Rodrygo (4) han dado un paso al frente.

El de esta noche será, además de un duelo de ataques y defensas, un partido de centrocampistas. La experiencia de Modric y Kroos ante el criterio de Pedri y De Jong; la energía de Valverde contra la vitalidad de Gavi. En LaLiga el Barça pasa más (500 entregas por encima del Madrid) y los blancos circulan con más peligro (19 pases claves más). El porcentaje de acierto en regates y de xG (35,4 goles esperados del Madrid, 35,2 del Barça) también es muy similar.

Los datos dan pistas, pero no descifran el guion. El Madrid ya ha demostrado que es capaz de activarse en las grandes citas y el Barça no ha dado la talla en los días D (Europa y el Bernabéu). Los dos tienen la oportunidad de corregir sus males y activar el modo crisis de su eterno rival.

Manuel Amor
Manuel Amor

Redactor

Fútbol nacional, internacional, mercado, polideportivo... y cualquier tema relacionado con el deporte. Ferrolano y gallego, por ese orden.