OPEN DE AUSTRALIA 2023

Rafael Nadal, una victoria de luces y sombras en su debut en el Open de Australia

Gana en cuatro sets a un Draper mermado físicamente en un partido muy irregular. El miércoles, ante McDonald en segunda ronda.

Rafael Nadal durante un punto ante Draper en la primera jornada del Open de Australia 2023. /REUTERS
Rafael Nadal durante un punto ante Draper en la primera jornada del Open de Australia 2023. REUTERS

Gana en cuatro sets a un Draper mermado físicamente en un partido muy irregular. El miércoles, ante McDonald en segunda ronda.

Nacho Encabo

Nacho Encabo

No fue un salvado por la campana porque todavía quedaba muchísimo partido, pero Rafael Nadal pudo respirar algo aliviado en su debut en el Open de Australia 2023 cuando Jack Draper empezó a sentir molestias en el inicio del tercer set. Los calambres en el muslo del británico allanaron el camino a la victoria de Rafael Nadal (7-5, 2-6, 6-4 y 6-1), un triunfo trabajado, sufrido y con los fantasmas de los últimos meses revoloteando en la Rod Laver Arena.

Nadal ya había avisado el sábado: "Draper es una de las primeras rondas más difíciles posibles para un cabeza de serie". No se equivocaba el balear, que tuvo que sudar de lo lindo para ganar y plantarse en la segunda ronda. Draper, de 21 años, fue un hueso durísimo incluso después de necesitar la asistencia médica en el tercer set. Zurdo, alto, golpes planos, valiente y decidido, dará mucho que hablar en el futuro. Porque el presente, de momento, sigue siendo de los de siempre.

"Si ponemos en perspectiva todo lo que he pasado los últimos seis meses, ha sido un comienzo muy positivo", ha asegurado Nadal nada más acabar el partido a pesar de los "altibajos" que ha tenido. "Necesitaba esta victoria porque no venía de unos meses fáciles. Tal y como llegábamos aquí, no ha sido un mal partido".

Quince años mayor que su rival, Nadal escapó como pudo de la trampa de Draper y el miércoles se enfrentará en la segunda con el estadounidense Mackenzie Mcdonald (65º), que se deshizo minutos antes de su compatriota Brandon Nakashima por un ajustadísimo 7-6 (7-5), 7-6 (7-1), 1-6, 6-7 (10-12) y 6-4. Será el segundo enfrentamiento entre ambos, después de que Nadal se impusiera en tres sets en la segunda ronda de Roland Garros 2020. El horario del partido de Nadal contra Mcdonald está todavía por confirmar.

Otra desconexión en el segundo set

Nadal aterrizaba en la Rod Laver Arena, el escenario donde hace un año ganó una final imposible a Daniil Medvedev, con las dudas normales de quien había ganado solo uno de sus últimos siete partidos. Decía el español que estaba entrenando muy bien, pero que necesitaba ganar partidos para llenar el tanque de confianza. El triunfo de este lunes ayudará sin duda a ese propósito, aunque el campeón de 22 Grand Slam volvió a ser muy irregular y a desconectar en el segundo set, una peligrosa tendencia en el inicio de este 2023.

Porque se repitió el guion de las derrotas ante Norrie y De Miñaur en la United Cup. En los tres partidos, incluido el de este lunes, Nadal jugó el primer set a un gran nivel pero después se hundió en el segundo. Lo perdió por 6-2, pero Draper llegó a tener una bola de break para colocarse con 5-0 y servicio.

Fue el peor momento de Nadal y el mejor de Draper, que en el comienzo del tercer set empezó a sentir molestias en el muslo derecho y por ahí se le empezaron a escapar las opciones de dar la campanada. El británico necesitó en dos ocasiones la asistencia de los fisios y resistió en el tercer parcial, pero en el cuarto su muslo derecho dijo basta.

Nadal, que acabó el partido con 46 errores no forzados (por 41 winners), ya solo tuvo que mover de lado a lado a Draper para lograr el billete a la segunda ronda. Tendrá un rival más sencillo que el británico, pero necesitará elevar paulatinamente su nivel si quiere pelear por su Grand Slam 23. Desconexiones como la de hoy se pagan carísimas en rondas posteriores.

Nacho Encabo
Nacho Encabo

Redactor

Nacho Encabo es redactor de polideportivo en Relevo, especialista en tenis y en los Juegos Olímpicos. Nacido en Madrid, estudió Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos