OPEN DE AUSTRALIA 2023

Australia renueva el contrato con las pelotas de la discordia

La calidad de las bolas en 2023 ha provocado quejas en el vestuario. "Dicen que es la misma, pero es de peor calidad", afirmaba Nadal.

Una recogepelotas, durante el Open de Australia 2023. /REUTERS/CARL RECINE
Una recogepelotas, durante el Open de Australia 2023. REUTERS/CARL RECINE

La calidad de las bolas en 2023 ha provocado quejas en el vestuario. "Dicen que es la misma, pero es de peor calidad", afirmaba Nadal.

Nacho Encabo

Nacho Encabo

Las bolas del Open de Australia 2023 están generando un intenso debate en Melbourne. "Dicen que es la misma, pero es de peor calidad", aseguraba Rafael Nadal. "Botan menos, hay más intercambios y más batallas físicas", añadía Novak Djokovic. Quien tenía la pelota en el tejado, nunca mejor dicho, era la organización, que respondía respondido renovando el contrato con Dunlop para los siguientes cinco años.

Craig Tiley, el director del torneo, asegura que el fabricante no ha realizado ningún cambio en las bolas y que éstas son exactamente las mismas con las que Rafael Nadal ganó su final imposible de 2022. Las condiciones meteorológicas de este año en Melbourne, con temperaturas más frías y más humedad, han sido las variables que han cambiado respecto a años anteriores, asevera Tiley.

En el tenis, las condiciones de calor hacen que la bola esté más viva y bote más. Por eso a Nadal, por ejemplo, le gusta jugar siempre en Roland Garros en las sesiones de día y con sol, porque así puede dar más efecto a la pelota y ésta botará más. Eso explica en parte sus "pobres" estadísticas en pistas bajo techo. Los tenistas que juegan más plano prefieren huir del sol y del calor.

"Creo que la bola este año no coge el mismo efecto que de costumbre y después de algunos golpes pierde la presión. Es más difícil darle el efecto", continuaba Nadal antes de lesionarse y caer eliminado en la segunda ronda. "Creo que les viene mejor a los que juegan plano".

Tennis Australia, la federación nacional y organizadora del torneo, había usado siempre bolas Wilson, pero en 2019 cambió de fabricante y eligió a Dunlop como el suministrador oficial, argumentando que la mayoría de los tenistas elogiaban las pelotas de la empresa británica como las mejores del circuito.

Pero en este 2023 incluso tenistas que juegan con raquetas Dunlop, como el británico Jack Draper, han criticado la calidad de las bolas: "Empiezan volando mucho y después se vuelven muy esponjosas. Un par de bolas se ablandaron muy rápidamente y se las tuve que dar al árbitro".

Con Dunlop hasta 2028

Sea culpa del fabricante o de la temperatura de esta edición, lo cierto es que los jugadores se tendrán que acostumbrar a las pelotas Dunlop en Australia porque el torneo ha llegado a un acuerdo con la compañía para renovar el contrato por cinco años más, hasta 2028.

"Dunlop tiene una larga historia en la producción de pelotas de tenis de alta calidad, con consistencia, durabilidad y muy poca variación. Dunlop es la pelota más utilizada en el circuito de tenis", ha señalado un portavoz de Tennis Australia a medios anglosajones. "La satisfacción del jugador es vital y continuaremos recopilando comentarios de los jugadores para asegurarnos que se tengan en cuenta en el proceso de diseño, fabricación y prueba".

Nacho Encabo
Nacho Encabo

Redactor

Nacho Encabo es redactor de polideportivo en Relevo, especialista en tenis y en los Juegos Olímpicos. Nacido en Madrid, estudió Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos