REAL MADRID

El Real Madrid llega al Clásico con un problema atrás... y uno nuevo delante

Tras el Mundial, promedia menos remates (13 por partido; 17 antes de Catar) y tiene peor porcentaje de acierto a gol (baja del 13% al 9%).

Vinicius se lamenta tras fallar una ocasión ante el Valencia. /AFP
Vinicius se lamenta tras fallar una ocasión ante el Valencia. AFP

Tras el Mundial, promedia menos remates (13 por partido; 17 antes de Catar) y tiene peor porcentaje de acierto a gol (baja del 13% al 9%).

Sergio Gómez
Equipo Datos

Sergio Gómez y Equipo Datos

"¿Si me preocupa algo? Preocupar no. No encajar como el otro día ante el Villarreal, pero tenemos que encontrar el gol". El diagnóstico que Thibaut Courtois dejó sobre la mesa después de llevar al Real Madrid a la final de la Supercopa refleja dos de las principales inquietudes del cuerpo técnico blanco. El desequilibrio en los mecanismos defensivos, sobre el que Ancelotti lleva tiempo alertando (no sólo tras el Mundial), y el descenso de efectividad en el gol. Tradicionalmente, el músculo de cara a portería solucionaba los descuidos atrás. Sin embargo, después de la cita de Catar la plantilla está conviviendo con esos dos males. Y lo está acusando.

La estadística presenta a un Real Madrid post Mundial mucho menos certero que el que precedió a la cita catarí. De entrada, los remates han disminuido tanto como el acierto. El equipo ha pasado de 17 disparos por partido de promedio a 13. Esa caída también se ha llevado por delante la precisión: según los datos facilitados por Opta, la media de remates a puerta por partido es similar (seis frente a cinco), pero el porcentaje de acierto ha descendido del 13,48% al 9,09%.

Desde el partido contra el Valladolid, el primero tras Catar, el Real Madrid ha marcado cinco goles en cuatro partidos. Sin embargo, tres de ellos han sido desde el punto de penalti (todos convertidos por Benzema). Contra el Valencia, en la semifinal de la Supercopa, disparó 15 veces (seis a puerta) y sólo marcó un tanto...

DATOS OFENSIVOS

Métricas del Real Madrid durante esta temporada antes y después del Mundial


DATOS DE DISTRIBUCIÓN Y DEFENSIVOS

Métricas del Real Madrid durante esta temporada antes y después del Mundial


Bajón de Vinicius y Valverde

Si se cierra el objetivo y se pasa de la panorámica al primer plano, dos jugadores encarnan la pelea con el gol: Vinicius y Valverde. El brasileño ha vuelto del Mundial en frío. Sus acelerones se quedan en conatos y, si prosperan, son inofensivos. Se le ve físicamente cansado, con peso en las piernas y desafortunado de cara a puerta. Contra el Valencia sólo remató dos veces y se encontró a un soberbio Mamardashvili. Desde que regresó con Brasil, aunque sus promedios de remates y tiros a puerta son semejantes, aún no ha marcado. El bajón de Valverde, por su parte, es más evidente.

Valverde, después de rematar desde lejos a Mamardashvili.  AFP
Valverde, después de rematar desde lejos a Mamardashvili. AFP

El uruguayo se marchó a Catar volando alto, con ocho goles (apostó con Ancelotti marcar más de diez) y cuatro asistencias. Pero este Halcón es otro. Frente al Valencia empezó a dar síntomas de cierta mejoría, sobre todo a nivel físico. Más energía y zancada, favorecido por salir como interior, una posición que prefiere a la de extremo como bien sabe Ancelotti. Jugó en la media por la baja de Tchouameni y la suplencia de Modric y se percibió la comodidad que siente al tener mucho campo por delante. También se animó con su especialidad, el disparo de larga distancia. Pero la sequía continua. No ha marcado en los cuatro encuentros que ha disputado y sus estadísticas evidencian más su desvío en la mirilla: remata mucho menos (de dos tiros por partido a 0,5) y su precisión en los disparos a puerta ha descendido del 56% al 50%.

El papel de Rodrygo y Asensio, los otros atacantes que juegan con más regularidad, es llamativo. El brasileño baja en precisión de remate (47% antes de Catar; 25% después) y sube ligeramente en acierto con respecto a la etapa premundialista (de 12% a 14%). El balear, mientras, recorre el camino inverso: su acierto en remate se incrementa (58% frente a 75%) pero se desploma su tino (cero goles). Quien mantiene su línea estadística, favorecido por el punto de penalti, es Benzema: mismos remates por partido (4,33) y más porcentaje de acierto a portería (del 11% sube al 30%).

DATOS POR JUGADOR

👉Explora las métricas ofensivas en los jugadores del Real Madrid durante esta temporada antes y después del Mundial


"Esta es una temporada única, con un Mundial de por medio. Hemos tenido a 14 jugadores allí y 20 días después de acabar la cita en Catar, el nivel no puede ser top. El equipo no está a tope. Tenemos que mejorar", manifestó Ancelotti tras clasificarse para la final de la Supercopa en los penaltis. Durante el encuentro y en los penaltis, el Madrid sobrevivió enganchado a un gigantesco Courtois. El belga evitó que los males defensivos fueran mayores. Ahí el equipo tiene un baluarte. Donde tiene que afinar mucho más es en el ataque. Fundamental para hacer daño en la final a un Barça que, a pesar de encajar dos goles frente al Betis en Riad, es el menos goleado de LaLiga...