BOXEO

¿Cuáles son las categorías de peso en el boxeo profesional?

El boxeo está dividido en diecisiete categorías de peso. La historia ha ido ampliándolas para hacer el deporte más saludable para el boxeador.

Naoya Inoue, campeón indiscutido del peso gallo en boxeo, posa para los medios tras el pesaje oficial de su pelea contra Paul Butler./Top Rank
Naoya Inoue, campeón indiscutido del peso gallo en boxeo, posa para los medios tras el pesaje oficial de su pelea contra Paul Butler. Top Rank
Álvaro Carrera

Álvaro Carrera

El peso es el punto clave en el que se vertebran los deportes de contacto, como es el boxeo. Para que haya una igualdad en cuanto a tamaño en los combates, la competición se divide en categorías de peso. Esas divisiones tienen un límite superior e inferior, aunque normalmente solo se habla del superior, ya que es el que los púgiles dan en báscula. Las categorías de peso en el boxeo comenzaron siendo 8, pero se han aumentado hasta los 17 en busca de que los cortes de peso fuesen menores y la salud de los púgiles no se resintiera. Existen en categoría masculina y femenina, aunque en categoría femenina no hay prácticamente actividad debido a la falta de participantes.

Los cuatro principales (WBC, WBA, IBF y WBO) organismos que regulan el boxeo en la actualidad son los que han marcado esas divisiones. Hay unanimidad en cuanto a límites y nomenclaturas, por lo que el resto de organismos que regulan el boxeo profesional han tomado los mismos límites. No obstante, en noviembre de 2020 el Consejo Mundial de Boxeo añadió una mas (entre el crucero y el pesado) y por el momento se ha quedado sola. Ninguno de los otros organismos les secunda. Los pesos en kilogramos no son exactos debido a que se utilizan los sistemas de métricos estadounidenses, por lo que las categorías de peso vienen reflejadas en libras (una libra son 0,45 gramos).

Peso pesado: +90.7 kg

Es la única división de todo el boxeo que no cuenta con un límite superior. Para estar en el peso pesado hay que superar los 90.7 kg, de ahí hacia arriba no existe limitación. Por ese motivo existe un poco de controversia, ya que no es lo mismo boxear con alguien que te aventaje en 20 kilos. La categoría ha existido desde el siglo XIX, pero por aquel entonces se consideraba pesado al boxeador que superaba los 77,1 kg. Posteriormente se ha ido aumentando el límite conforme los deportistas cada vez eran más grandes. El campeón mundial con mayor peso de la historia ha sido el ruso Nikolay Valuev, quien con sus 2 metros y 13 centímetros pesó 146.9 kilos antes de destronar a John Ruiz en 2005. 

Hay que mencionar por otro lado los cambios introducidos por el Consejo Mundial de Boxeo. Con la creación del peso Bridger en 2020 decidieron mover sus límites en el crucero y pesado. Para el WBC el peso pesado comienza a partir de los 101,6 kg.

Peso Bridger: desde los 90,7 hasta los 101,6 kg

La creación de la división se produjo en noviembre de 2020. Era algo que el Consejo Mundial de Boxeo llevaba planeando varios años, ya que creía que la diferencia de peso dentro del peso pesado era muy grande. Por ello instauró el peso 'Puente'. El nombre le viene bien, ya que es un puente entre el crucero y el pesado y honra a Bridger Walker, un niño que con seis años salió en defensa de su hermana menor, quien iba a ser atacada por un perro. El primer campeón fue Óscar Rivas y se coronó en octubre de 2021. La división está muy parada y no han logrado que ningún otro organismo la sume.

Peso crucero: desde los 79,3 a los 90,7 kg

Fue creada por el WBC y el resto de organismos la fueron sumando. Se instauró el límite máximo en los 86,1 kilos y más tarde se amplió hasta los 90,7 kg. Su inclusión en las categorías de peso buscaba reducir las grandes diferencias que existían para subir al peso pesado. Es una situación parecida a la que encontramos en el Bridgerweight. Aunque se ha intentado, la división no ha acabado de tener demasiado lustre. Solo Olek Usyk, ganando las World Boxing Super Series, y unificando le han dado un plus a la categoría.

Peso semipesado: desde los 76,2 a los 79,3 kg

Es la división en la que los límites se van ajustando. No hay tanta diferencia entre el mínimo y el máximo y eso permite que los cortes de peso sean más seguros. Cuanto menor es el peso, menor son esos márgenes. En cuanto al semipesado, es uno de los pesos que mayor fama tuvo en las dos últimas décadas del siglo pasado. Roy Jones, Evander Holyfield o Bernard Hopkins fueron algunos de sus púgiles más destacados. Los dos primeros compitieron en ella antes de probar suerte, y ganar mundiales, en el pesado.

Peso supermedio: de los 72,5 a los 76,2 kg

En 1970 comenzó a surgir el debate sobre la necesidad de una transición entre el medio y el semipesado. En 1984 la IBF le dio categoría oficial de división y posteriormente el WBC y WBA hicieron lo mismo. El WBO lo reconoció desde su nacimiento en 1988. Es una división que adquirió fama en los 90 con la rivalidad entre Nigel Benn y Chris Eubank. Después llegaron los Calzaghe, Andre Ward y el último gran campeón es Canelo Álvarez, quien actualmente es campeón unificado de la división.

Peso medio: de los 69,8 a los 72,5 kg

Es una de las divisiones reinas del boxeo. Lo es por categoría de los campeones, pero también por historia. Se cree que ya existía en la mitad del siglo XIX con los combates de boxeo sin guantes. En cuanto al boxeo como lo conocemos hoy en día, siempre ha tenido peso medio. Sugar Ray Leonard, Sugar Ray Robinson, Marvin Hagler, Tommy Hearns, Roberto Durán, Maravilla Martínez o Canelo Álvarez son algunos de los grandes nombres que han sido campeones en ella.

Peso superwelter: desde los 66,6 a los 69,8 kg

No es de las más históricas, pero sí es de las que más peso ha tenido en el final del S.XX y principios del S.XXI. Nombres como los de Mayweather, Pacquiao o De La Hoya son algunos de los que encontramos. Se creó en Austria en 1962 y la WBA fue el primer organismo en reconocerla. Ya en la década siguiente lo hizo el WBC y en los 80 fue el turno para la IBF y el WBO, que la añadió desde su creación.

Peso welter: desde los 63,5 a los 66,6 kg

Se dice que es la que tiene boxeadores más completos, ya que mezclan la velocidad de los ligeros con la potencia de los welter. Es otra de las históricas del noble arte. Robinson, Leonard, Trinidad (campeón más longevo de la división con 6 años y ocho meses ), Hearns, Durán o Mayweather han sido algunos de sus campeones más destacados.

Peso superligero: desde los 61,2 a los 63,5 kg

División con historia. Por primera vez se utilizó en los años 30 en Estados Unidos. Estuvo entrando y saliendo hasta el 35. Carlos Ortiz se convirtió en el primer campeón reconocido, pero WBA (1962) y WBC (1963) tardaron bastante en reconocerla. Históricamente ha sido una categoría muy disputada. Terence Crawford (2018) y Josh Taylor (2021) han logrado unificar los cuatro cinturones.

Peso ligero: desde los 58,9 a los 61,2 kg

Se trata de una de las ocho divisiones clásicas. Al ser una de las categorías con más solera, muchos boxeadores han querido reinar en ella. Mayweather, Pacquiao, Márquez, De la Hoya o Mosley son solo algunos de los nombres que han triunfado en este peso, aunque hay unanimidad en la prensa estadounidense para asegurar que Roberto Durán ha sido el mejor en las 130 libras.

Peso superpluma: desde los 57,1 a los 58,9 kg

Su historia fue complicada al inicio. La Ley Walker la puso en liza en 1920, pero la Comisión Atlética de Nueva York no la reconoció hasta diez años después. Entre 1933 y 1960 quedó en desuso. El triunfo de Harold Games en julio de 2959 le devolvió el estatus. Kid Chocolate, Mayweather o Alexis Argüello han sido algunos de sus ilustres campeones.

Peso pluma: desde los 55,34 a los 57,1 kg

Otra de las categorías históricas del boxeo es el peso pluma. Esta, ha tenido discrepancias. En Inglaterra siempre tuvo el límite de peso actual, pero en Estados Unidos eran casi seis kilos menos. Finalmente, en 1920 se tomó el primer límite. Algunos de los boxeadores más reconocidos dentro del peso pluma son Henry Armstrong, que se convirtió en el primer campeón simultáneos dentro de tres divisiones diferentes, o Willie Pep, uno de los púgiles más inteligentes y técnicos que ha dado esta categoría.

Peso supergallo: desde los 53,5 a los 55,3 kg

En 1920 se intentó establecer esta categoría en Estados Unidos, pero no cuajó y quedó prácticamente sin relevancia hasta que en 1976, de la mano del WBC volvió a tomar relevancia. En 1977 la admitió la WBA y en 1977 la IBF. Pacquiao, Morales, Barrera o Wilfredo Gómez son algunos de sus principales campeones.

Peso gallo: desde los 51,7 a los 53,5 kg

El primer combate titular del gallo data de 1889, aunque tuvo una importante modificación en 1910, cuando se estableció el peso actual (subió casi dos kilos). Naoya Inoue logró unificar por primera vez esta categoría en 2022.

Peso supermosca: desde los 50,3 a los 51,7 kg

Los pasos bajos tienen mucho tirón en Asia y América Latina. Hay muchos boxeadores pequeños y se quería potenciar. Escuchando esas peticiones, el WBC apadrinó esta división en 1980. Entre 1981 (WBA) y 1983 (1983) se tuvo unanimidad al respecto. Johnny Tapia es quizá uno de los púgiles más espectaculares que han pisado esta división.

Peso mosca: desde los 48,9 a los 50,3 kg

Era la división histórica más baja. En 1911, la Federación Británica coronó al primer campeón en esta división, fue Sin Smith. Roman González es quizá el mejor púgil que ha tenido la división.

Peso minimosca: desde los 47,6 a los 48,9 kg

En 1920 se estableció esta división. En 1922 se eliminó, pero en el Estado de Nueva York resistió hasta 1929. En 1970 el Consejo Mundial de Boxeo la recuperó para el pugilismo profesional, ya que dos años antes también había vuelto en el campo olímpico. Michael Carbajal o Humberto González han sido algunos de los grandes nombres que ha tenido.

Peso mínimo: máximo de 47,6 kg

División también conocida como peso paja, se introdujo en el boxeo profesional entre 1987 y 1990. El auge del boxeo femenino ha ayudado a su expansión, ya que hay mas mujeres que pueden cumplir con este límite. Aún así, los luchadores latinoamericanos y asiáticos son los mas destacados en el campo masculino.