NBA

Jonathan Isaac, polémico jugador de los Magic, vuelve a jugar tras 904 días de baja

El jugador de los Magic volvió a jugar un partido. Mientras, ha aprovechado el tiempo de bajar para seguir dando voz a sus creencias.

Jonathan Isaac en su vuelta a las canchas más de 900 días después./AFP
Jonathan Isaac en su vuelta a las canchas más de 900 días después. AFP

El jugador de los Magic volvió a jugar un partido. Mientras, ha aprovechado el tiempo de bajar para seguir dando voz a sus creencias.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Jonathan Isaac, alero de los Orlando Magic, volvió anoche a jugar a baloncesto tras perderse más de dos años por culpa de las lesiones. La última vez que pisó una pista de la NBA fue en agosto de 2020, en la burbuja de Disney. En total, 904 días. La última vez que jugó un partido como local en Orlando fue un 29 de diciembre de 2019, 1121 días atrás. Su vuelta marca el final de una cruzada contra las lesiones, tras romperse primero el ligamento anterior de la rodilla izquierda, una lesión que le iba a alejar de las pistas durante todo el próximo año. Durante el proceso de recuperación sufrió una lesión menor en el isquiotibial de la pierna derecha y acabó perdiéndose también la temporada 2021/22.

Pero tras casi mil días esperando, un debut con el equipo G-League  y mucha precaución, Isaac volvió a disfrutar de una de sus pasiones, el baloncesto. En su vuelta tuvo una actuación destacada en la victoria de sus Magic ante el mejor equipo de la NBA, los Boston Celtics. Anotó 10 puntos desde el banquillo, con 4/7 en tiros de campo y 2/3 en triples, además de aportar tres rebotes, uno de ellos ofensivo, dos robos y una asistencia en los 10 minutos que estuvo en pista. Con restricción por parte del cuerpo médico, salió cinco minutos en la primera parte y otros cinco en la segunda mientras coge ritmo de competición. La idea es empezar a competir para poder llegar al inicio del próximo curso al cien por cien.

De aquel equipo de 2020 solo quedan tres compañeros: Markelle Fultz, Mo Bamba y Terrence Ross. Hasta el entrenador, Jamahl Mosley es una nueva cara para Isaac. Hasta esta madrugada no había compartido minutos con Paolo Banchero, por ejemplo, o con los hermanos Wagner. Pese a no poder jugar, firmó una extensión por 69,6 millones con Orlando que sigue confiando en el jugador de 25 años. Pero muchos aficionados no lo recuerdan por su trabajo en la pista, sus tapones o la defensa clave, sino por la persona que es fuera. 

Una vida con Jesús

Jonathan Isaac no es un jugador de baloncesto cualquiera. Pese a su potencial de convertirse en una estrella y uno de los mejores defensores de la competición, saltó a la fama durante la Burbuja por ser el único jugador en quedarse en pie durante el himno estadounidense en un duelo entre Orlando y los Nets. Al ser preguntado, aseguró que "arrodillarse o vestir una camiseta con el lema Black Lives Matter no va de la mano con apoyar las vidas de los afroamericanos". Un año más tarde, en la conferencia de extrema derecha ReAwaken America Tour, volvió a hablar del tema y explicó como la religión tuvo un peso importante a la hora de tomar su decisión: "Yo creo que el evangelio protege la vida de los afroamericanos".

Isaac es ministro cristiano en su vertiente más conservadora. Ha predicado en el Jump Ministries Global Church, una iglesia en Orlando donde ha sido líder desde su año rookie en los Magic. "Invité a mis compañeros de equipo, pero ninguno vino", aseguraba en 2018. Isaac tiene un programa de televisión en el canal online JGNTV llamado Judah (su segundo nombre) Nation Show donde presenta su cristiandad y los conflictos que le generan en el día a día. Uno de ellos, por ejemplo, fue la decisión de no vacunarse ante COVID el pasado año. "No veo porque introducir algo en mi cuerpo que no va a evitar que me contagie o lo transmita", explicaba en la conferencia ReAwaken.

Todo ello lo analiza también en su libro, Why I Stand (Por qué me mantengo firme), escrito durante la lesión y donde explica como la religión ha dado forma a su vida al mismo tiempo que ha marcado sus creencias, y cómo eso ha afectado su día a día. Es tan importante la religión en su vida que fue su pastor quien contó en exclusiva que Isaac volvería esta semana. Lo hizo el fin de semana, en la prédica del domingo, "volverá a las pistas mañana totalmente sanado, totalmente sanado", predicaba. Ha vuelto Isaac, y con él su libro, sus programa, sus creencias y su iglesia. Pero qué alegría poder ver a Jonathan Isaac jugar a baloncesto otra vez.

 

 

Alejandro Gaitán
Alejandro Gaitán

Colaborador

De Barcelona al mundo, periodista deportivo afincado en Toronto y cubriendo la mejor liga del planeta de baloncesto. Todo NBA, un poco de baloncesto.