OPEN DE AUSTRALIA 2023

Novak Djokovic ruge en Australia y acecha el récord de Rafael Nadal

El serbio pone la directa y disputará el viernes ante Tommy Paul su semifinal número 44 de Grand Slam.

Novak Djokovic celebra un punto ante Rublev en los cuartos de final del Open de Australia. /HANNAH MCKAY/REUTERS
Novak Djokovic celebra un punto ante Rublev en los cuartos de final del Open de Australia. HANNAH MCKAY/REUTERS

El serbio pone la directa y disputará el viernes ante Tommy Paul su semifinal número 44 de Grand Slam.

Nacho Encabo

Nacho Encabo

Aunque está a miles de kilómetros, Rafael Nadal empieza a sentir en el cogote el aliento de Novak Djokovic. Con el muslo vendado pero con el camino despejado y un hambre atroz, el serbio ruge fuerte en Australia y ya está a dos triunfos de igualar los 22 Grand Slam de Nadal y de recuperar el número uno del ranking.

El serbio ha aplastado este miércoles por 6-1, 6-2 y 6-4 a Andrey Rublevcon una nueva exhibición tenística. Está a un nivel que cuesta pensar en un jugador que le pueda ganar tres sets en los próximos días y apartarle del título. Habrá quien dude de su lesión en los isquiotibiales, pero habrá también quien piense que Djokovic es tan insultantemente superior en esta pista que incluso lesionado es capaz de superar ronda tras ronda casi sin inmutarse.

Djokovic suma ya 44 semifinales de Grand Slam y está a dos del récord de Roger Federer. Nadal tiene 38.

"No puedo no estar feliz con mi tenis. Estoy jugando muy sólido y me encanta jugar en estas condiciones y en esta pista", ha señalado Nole nada más acabar el encuentro con Rublev.. "Diría que es mi segundo mejor partido después del que jugué el lunes".

Un 'caramelo' en semifinales

El viernes se enfrentará a la gran revelación de torneo, el americano Tommy Paul, y el domingo en la final le esperarían Stefanos Tsitsipas o Karen Khachanov. De los 21 partidos en los que se ha enfrentado a Tsitsipas y a Khachanov, el balcánico ha ganado 18. Con Paul, número 35 del ranking, nunca se ha visto las caras.

"Tommy no tendrá mucho que perder", ha comentado Djokovic. "Está en sus primeras semifinales de un Grand Slam y está jugando un tenis fantástico. Tengo que estar listo mentalmente y si juego como hoy, tendré buenas oportunidades de avanzar a la final".

¿Podrá Paul frenar a Djokovic? Ahora mismo parece una quimera: el serbio lleva ya 26 triunfos seguidos en el Open de Australia -igualando el récord que tenía Andre Agassi desde 2004- y siempre que ha alcanzado las semifinales en Melbourne se ha vuelto a Belgrado con la copa en las manos. Han sido ya nueve veces.

Si llega la décima, además de igualar los 22 grandes de Nadal en esa pelea titánica que mantienen por ser el mejor de la Historia, apartará a Carlos Alcaraz del número uno del ranking mundial y volverá al trono seis meses después.

Sin ninguna duda, sería uno de los títulos más especiales para Djokovic: por todo lo que significa para su carrera tenística, pero también por su deportación hace un año. "Sigo jugando al tenis porque quiero ser el mejor", dijo a su regreso a Melbourne hace un par de semanas. Cada día está más cerca.

Nacho Encabo
Nacho Encabo

Redactor

Nacho Encabo es redactor de polideportivo en Relevo, especialista en tenis y en los Juegos Olímpicos. Nacido en Madrid, estudió Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos