COPA DAVIS

Nadal y Alcaraz ya no tapan los agujeros de España en la Copa Davis

Sin las dos mejores raquetas del circuito, y pese a tener una de las mejores 'clases medias', España se despidió de la Copa Davis a las primeras de cambio.

Pablo Carreño se lamenta este miércoles en el Martín Carpena con el trofeo de la Copa Davis de fondo. /AFP
Pablo Carreño se lamenta este miércoles en el Martín Carpena con el trofeo de la Copa Davis de fondo. AFP

Sin las dos mejores raquetas del circuito, y pese a tener una de las mejores 'clases medias', España se despidió de la Copa Davis a las primeras de cambio.

Daniel Arribas

Daniel Arribas

Solo ocurrió una vez. Mar del Plata 2008. Allí, España se llevó su tercera Copa Davis ante una Argentina confiada por la ausencia de Nadal, punta de lanza de los visitantes y número 1 del ránking ATP. Todavía con el antiguo formato —final entre dos países, uno de ellos como anfitrión, y partidos al mejor de cinco sets—, España culminó la machada con una clase media envidiable: David Ferrer (número 12 del mundo), Fernando Verdasco (16º) y Feliciano López (30º). Una bonita excepción que confirma la regla.

A España le cuesta sin sus estrellas. Este martes, en Málaga, sin Alcaraz ni Nadal, números uno y dos del mundo, el combinado de Sergi Bruguera cayó ante Croacia (2-0) y dijo adiós a cualquier opción de Ensaladera. "No es que haya una explicación u otra, sencillamente, la cantidad de líneas que ha tocado Cilic hoy ha sido capital", lamentó el capitán español a Relevo tras la segunda derrota, la decisiva.

La realidad es que, más allá de la suerte, España solo ha ganado una de sus seis Copas Davis sin su mejor jugador en el ránking (contra Argentina, en 2008). En el 2000, Álex Corretja, número ocho de la ATP, jugó el dobles ante Australia. En 2004, Carlos Moyá, quinto en la clasificación mundial, venció a los estadounidenses Mardy Fish y Andy Roddick. Y en 2009, 2011 y 2019, Rafa Nadal desenfundó la raqueta para ganar la Ensaladera con España.

El manacorí cuenta con un apabullante récord en los duelos individuales de Copa Davis: treinta partidos y solo una derrota. "Es el mejor jugador de la historia de esta competición", sentenció Marin Cilic este miércoles tras cavar la tumba de España en el Martín Carpena.

Entre 2005 y 2021, periodo en el que Nadal ha sido el mejor español en el ránking de forma ininterrumpida, la Selección ha dependido demasiado de sus participaciones en la Davis. De las 24 eliminatorias que se han disputado sin el balear en ese periodo, España ha caído en nueve.

Hay, eso sí, una maravillosa excepción. Sin el tenista balear, España alcanzó la final de la Copa Davis en 2012, apeando a Estados Unidos en semifinales (3-1). En la final, en el abarrotado O2 Arena de Praga, Nicolás Almagro cayó en el partido decisivo ante Radek Stepanek. 3-2 y victoria para los checos.

Desde 2013, el año del click, cuando Nadal disminuyó visiblemente su presencia en la Davis, España ha echado todavía más en falta a su número uno sobre la pista. En ese periodo, el combinado español perdió cinco de sus ocho cruces en fases finales, más del 62%.

Este año, con el ausente Alcaraz como referencia en la tabla mundial, los de Bruguera ha corrido la misma suerte. Nada pudieron hacer en Málaga Roberto Bautista y Pablo Carreño, ambos entre los 21 mejores tenistas del planeta. Primera eliminatoria de fase final sin el estandarte y derrota. Algo pasa.