UFC

McGregor, investigado por presuntas lesiones a una mujer

Un juzgado de Ibiza ha reabierto el caso después de haber sido sobreseído en un primer momento.

El luchador irlandés Conor McGregor en una foto de archivo /JOHN LOCHER.
El luchador irlandés Conor McGregor en una foto de archivo JOHN LOCHER.

Un juzgado de Ibiza ha reabierto el caso después de haber sido sobreseído en un primer momento.

Agencia EFE

Agencia EFE

El Juzgado de Instrucción número 1 Ibiza ha abierto una investigación contra el luchador irlandés Conor McGregor por un presunto delito de lesiones denunciado por una mujer, según han confirmado a Efe fuentes judiciales.

La denuncia contra la estrella de las artes marciales mixtas por golpear presuntamente a una mujer este verano en su yate en aguas de Formentera fue inicialmente sobreseída, pero ha sido reabierta y ahora se tramita por la vía penal.

La mujer de 42 años denunció en la ciudad de Dublín al deportista, al que acusa de haberle dado una patada y un puñetazo cuando se encontraban en el barco de McGregor, ha informado el periódico Última Hora. La agresión habría ocurrido después de la celebración del cumpleaños del luchador en un conocido "beach club" de Ibiza, el pasado 16 de julio.

McGregor, junto a su mujer, un grupo de amigos y la denunciante continuaron la fiesta por la madrugada en el yate y a la mañana siguiente, cuando se encontraban navegando por Formentera, el luchador se puso presuntamente violento con ella y la golpeó con una patada bajo el ombligo y puñetazo en la barbilla.

La denunciante relató a la policía irlandesa que tuvo que lanzarse al agua y huir del yate porque temió por su vida, y que fue rescatada por la embarcación de Cruz Roja de Formentera. La mujer fue atendida por los servicios sanitarios de la isla, pero cuando fue interrogada por la Guardia Civil dijo que McGregor no había sido el agresor, informa el periódico balear.

Sin embargo, una vez en Dublín decidió interponer una denuncia, que ha motivado la apertura de la investigación judicial contra McGregor por un presunto delito de lesiones. Su portavoz, Karen Kessler, dijo que el luchador niega cualquier agresión. "El señor McGregor se mantiene firme en su negación de todas las acusaciones hechas por un invitado en su barco".