SELECCIÓN

La ley de Luis Enrique I: "Aquí que no se equivoque nadie… porque no vuelve"

Retrato al método del seleccionador empezando por su filosofía.

Luis Enrique, seleccionador de España /Montaje Relevo
Luis Enrique, seleccionador de España Montaje Relevo

Retrato al método del seleccionador empezando por su filosofía.

Hugo Cerezo
Sergio Santos

Hugo Cerezo y Sergio Santos

"Con Luis Enrique lo tenemos claro, el grupo siempre está por encima de todo. Aquí que no se equivoque nadie… porque no vuelve". Un internacional habitual de la selección resume así cómo de importante es para Lucho el equipo. No es casual que el documental de la Eurocopa producido por la Federación se llamase La fuerza del grupo. Un título que ni mucho menos está vacío de contenido.

"El míster prefiere un jugador comprometido a otro que técnicamente sea mejor pero vaya más a la suya", añade otro jugador. Una manera de gestionar que retrotrae a la década de los 90 y la selección de Javier Clemente, en la que Luis Enrique era pieza habitual. Aquello era un equipo, y este también lo es. "Son muchos días concentrados de manera seguida, nos tenemos que llevar bien por que si no es interminable".

Los mejores momentos de la rueda de prensa de la lista de Luis EnriqueRelevo

Y así ha ido construyendo el asturiano un grupo en el que no caben renglones torcidos. Más de uno se ha quedado por el camino, y no solo por lo futbolístico. Y otros han entendido y demostrado que solo con el talento no vale. El último ejemplo es Marco Asensio. Lucho le recuperó en la lista de mayo: "Es muy importante lo que hacen en los clubes pero es más importante lo que ya hacen aquí con nosotros. Tampoco nos vamos a engañar, hay bajas en su posición. Pero si aportas lo que yo considero que tienes que aportar, que claramente explico a todos los que vienen…". Marco se puso el mono de trabajo, corrió, atendió y cumplió con las directrices del staff y, a pesar de sumar solo 426 minutos esta temporada, jugará su segundo Mundial.

"O espabiláis o no volvéis aquí", soltó Luis Enrique ese mayo a dos jugadores que no han acudido a Qatar, aunque de talento van sobrados. No hay espacio para distracciones o disidencias, por fugaces que sean. Y el seleccionador no permite ningún desvío que tenga que ver con la salud del grupo. No es necesario citar nombres. Piensen en jugadores reclamados para esta lista que llevan tiempo sin acudir a la selección.

Triunfan sus comparecencias

Luis Enrique predica con el ejemplo y se pone el primero ante la prensa, con sus defensas públicas de los futbolistas más criticados. Nunca se le escuchará un reproche individual ante los medios. Porque él ya los hace de puertas hacia dentro. De hecho, en más de una ocasión en el vestuario han compartido y visionado clips de sus comparecencias, divertidos y orgullosos por el tono y el contenido de sus palabras.

Pero el grupo no empieza y termina en los que se ponen la roja. Y no hay mejor ejemplo de esa filosofía que Sergio Busquets. El capitán ha asumido un liderazgo integrador, en absoluta sintonía con el staff, a algunos de los cuales conoce del Barça, y con la Federación. Se trata de que la Selección incluya a todo aquel que trabaje por y para el equipo. Por eso con Busi los utilleros han vuelto a estar en las primas. Pero el sentido del grupo va más allá del vestuario.

Unai Simón y Luis Enrique, en la pasada Eurocopa Sefútbol
Unai Simón y Luis Enrique, en la pasada Eurocopa Sefútbol

Alucinan en la Federación con el interés del capitán a la hora de cerrar grabaciones o acciones publicitarias o de márketing. Antes de producirse, Busquets pregunta a los respectivos departamentos cómo de importante es el acuerdo y en qué consiste la implicación de los internacionales para medir qué grado de implicación debe existir por parte del grupo. "Se pone en la piel de los demás equipos de trabajo, es increíble", asegura un trabajador de la RFEF.

En la Eurocopa no quiso agotar todas las plazas de convocados, pero en este Mundial sí se lleva a 26 futbolistas. Convencido de que a pesar de que haya tres más que no jueguen por partido, todos entienden que esta selección es un equipo, que este grupo es de hierro, que no solo juegan 11, sino 26, el staff, el de utillero, el de márketing… y un país entero.