SELECCIÓN ESPAÑOLA

A Luis Enrique le instalan hoy la fibra: dos líneas por 50.000€ y VPN's para sortear restricciones

En total, serán 500 megas para la mejor conexión. Hasta el andamio del seleccionador estará vinculado a Las Rozas.

El andamio desde el que entrenará Luis Enrique, en la Universidad de Catar, y que tendrá conexión por fibra./Relevo
El andamio desde el que entrenará Luis Enrique, en la Universidad de Catar, y que tendrá conexión por fibra. Relevo

En total, serán 500 megas para la mejor conexión. Hasta el andamio del seleccionador estará vinculado a Las Rozas.

Sergio Fernández

Sergio Fernández desde Catar

Luis Enrique quiere ser streamer, como Diego Campoy. Para eso necesita la mejor calidad de conexión en su nueva casa durante los próximos días, ojalá muchos, durante el Mundial de Catar. La Universidad de Catar, como casi todo en Doha, tiene wifi, claro, pero no lo suficientemente potente como para las necesidades (bromas aparte) del staff técnico del seleccionador español.

A un día de llegar y todavía sin wifi. Así no hay influencer que enganche. Para remediarlo, la RFEF ha contratado un poderoso servicio de fibra: dos líneas de 500 megas cada una que proveerá la empresa Ooredoo por unos 200.000 reales, que son 50.000 euros al cambio.

Es mucho más que conexión wifi: es que hasta el famoso andamio desde el que dirige los entrenamientos Luis Enrique estará conectado para que el técnico asturiano pueda manejar los datos que necesite en tiempo real.

Conectados con la Ciudad del Fútbol en Las Rozas

El sistema que ha contratado la RFEF consigue que todos los datos que arrojan los sensores de cada futbolista de la Selección se transmitan directamente a la Ciudad del Fútbol, sede de la RFEF en Las Rozas.

Además de esa conexión tan fiable, Ooredoo le ha montado a la Selección española una fórmula que facilite las restricciones de navegación que impone el gobierno de Catar, con sistemas VPN que simulan conexiones desde otros puntos del planeta mucho más liberales en cuanto al uso de internet que Catar.

De esta forma Luis Enrique va a gozar, en su debut como streamer, de una conectividad que nada tiene que envidiar a la de los mejores influencers, y además con la posibilidad de trabajar desde los campos de entrenamiento y también desde las habitaciones de cada jugador, por la doble instalación de línea.