REAL SOCIEDAD

Roberto Olabe, el Monchi de la Real: "Si se filtra esto, se rompe la negociación"

El Director de Fútbol ha revolucionado el club desde su llegada en 2018, acertando en los fichajes y fortaleciendo la apuesta por Zubieta.

Roberto Olabe, durante la rueda de prensa de su renovación hasta 2026./EFE
Roberto Olabe, durante la rueda de prensa de su renovación hasta 2026. EFE

El Director de Fútbol ha revolucionado el club desde su llegada en 2018, acertando en los fichajes y fortaleciendo la apuesta por Zubieta.

Patxo De la Rica

Patxo De la Rica

Roberto Olabe se estaba todavía adaptando a vivir en la altura de Quito, situado en plena Sierra ecuatoriana a 2.850 metros, cuando una llamada cambió el rumbo de su vida y su carrera. Jokin Aperribay y la Real Sociedad, club de su corazón, le volvían a necesitar para dar una vuelta más al proyecto. Lo que nadie imaginaba entonces, de hecho hubo ciertas dudas, es que cuatro años después el club sería una referencia de LaLiga tanto futbolística como económicamente. El Director de Fútbol de la Real Sociedad es hoy el gran arquitecto en la sombra, sobre todo de Imanol, y mano derecha del presidente en este ambicioso proyecto que ambiciona ganar una Liga.

Se puede decir que Olabe, (Vitoria, 20 octubre de 1967), es un producto de Zubieta, aunque en su carrera como futbolista apenas tuvo repercusión en San Sebastián. Como Monchi, fue portero. En la Real suplente, sobre todo, de un Alberto López que brillaba en Anoeta y que no le dio demasiado espacio. Cuando colgó las botas comenzó un camino de crecimiento personal y profesional que le llevó al banquillo de la Real en la 2001-02, aunque al no disponer aún del título firmaba como delegado, ayudado por la leyenda Jesús Mari Zamora.

Como técnico, pasó por Real Sociedad, Almería, Eibar y Real Unión, además de una breve experiencia en Catar. Pero su carrera la ha desarrollado en los despachos. Como Monchi, ahí ha sido diferencial. Sus primeros años en la Real, coincidiendo con la gran temporada del subcampeonato en 2002-03, con fichajes como Karpin, no tuvieron todo el eco que quizá merecían.

El mediático fichaje de Lee Chun Soo le pasó demasiada factura y su proyecto finalmente se cortó con el cambio de Administración en el club, incluida una disputa legal y una indemnización posterior. Habría que esperar 13 años para verle de vuelta a la dirección deportiva txuri-urdin, aunque en 2016 tuvo un breve paso por el club, compartiendo responsabilidades con Loren y con Eusebio de entrenador.

El proyecto de la Real Sociedad comenzó a cimentarse en Segunda División, con Jokin Aperribay en la presidencia y Loren Juarros en la dirección deportiva, pero tras unos años de éxitos en Primera, con una clasificación a la Champions League y dos a la Europa League, había síntomas de agotamiento.

La apuesta por juntar a Loren y Olabe no salió bien. No hubo entendimiento en el tándem, ni tampoco con el entrenador. Eusebio y el vitoriano tuvieron un choque directo que fue decisivo para que este último saliese del club en busca de nuevos proyectos, antes de regresar dos años después. Sin Loren ni Eusebio en el club, la apuesta fue la de Roberto Olabe, el verdadero deseo del presidente desde hacía años.

De Garitano a Imanol

El vitoriano aterrizó en Zubieta tras su formación en la Academia Aspire y un breve paso por el Independiente del Valle de Ecuador. La primera decisión fue la de Asier Garitano como entrenador, una apuesta más de Aperribay que de Olabe. De hecho, la cuña del nuevo Director de Fútbol fue la de incluir a Rubén de la Barrera como ayudante de Garitano, dos estilos muy diferentes que no acabaron de entenderse. El coruñés salió antes de tiempo y Garitano corrió la misma suerte.

En su primera temporada acertó con el fichaje de Mikel Merino, hoy referencia, pero Sandro Ramírez y Theo Hernández no funcionaron.

La apuesta del entrenador no funcionó, pero ese verano fue determinante por un fichaje: Mikel Merino llegó desde el Newcastle. Hubo otro movimiento bien tirado pero que tampoco aportó como se imagina, como fue Theo Hernández y otro que, todavía a día de hoy, es uno de los lunares de la estancia de Olabe en su nuevo cargo: Sandro Ramírez. El camino no fue sencillo y Garitano acabó despedido, acudiendo de nuevo a Imanol, que ya se había hecho cargo del equipo tras la salida de Eusebio unos meses antes.

Ahora sí se confiaba en el entrenador del Sanse (filial realista), aunque tampoco era una clara apuesta de Olabe. Su personalidad, su conexión con la afición y los evidentes logros que ha conseguido como entrenador han acabado de convencer a Olabe, hoy rendido a la valía de un Alguacil que va camino, si no lo es ya, de ser uno de los mejores entrenadores de la historia del club guipuzcoano.

Zubieta y un ojo clínico para fichar

Si hay algo que ha revolucionado Roberto Olabe es Zubieta. Ya lo hizo a principios de siglo, "cambiando absolutamente todo y revolucionando todo aquello", según cuentan a este diario responsables del club de la época. Esta vez fue igual. Uno de sus pilares es su equipo de scouting. Un departamento en Zubieta rompedor que se centra en el rastreo de futbolistas internacionales. La Unidad de reclutamiento la forman varias personas, muchas de ellas con pasado en el periodismo, como Abel Rojas, fundador de Ecos del Balón.

Si bien Olabe siempre habla de mirar a Zubieta antes de salir al mercado, este ha sido clave en su proyecto. A nadie se le escapa que esta Real Sociedad trabaja como pocos la cantera, pero los fichajes de jugadores como David Silva, Take Kubo, Isak, Mikel Merino, Remiro, Momo Cho, Brais Méndez, Monreal, Portu o las cesiones de Odegaard o Sorloth han sido determinantes. El índice de acierto ha sido muy alto y su manera de trabajar, muy meticulosa.

Es meticuloso en las negociaciones y avisa a los entornos de los futbolistas que cualquier filtración frustrará el fichaje.

La Real encuentra talento. Y es versátil. Capaz de encontrar veteranos que buscan un último baile, como el del zurdo canario, jugadores de grandes clubes que necesitan un nuevo aire, como Isak, Odegaard o Kubo, como apuestas arriesgadas como en el caso de Momo Cho, un futbolista francés de solo 18 años que va rumbo de convertirse en la próxima gran venta de la entidad donostiarra.

En el club ya no hay rastro de la anterior dirección deportiva en cuanto a fichajes. Januzaj fue el último en salir, siguiendo el mismo camino que William José, Canales, Juanmi (los tres en el Betis), Rulli, Miguel Ángel Moyá o Diego Llorente. Todos acabaron de salir para generar espacio a Zubieta y a las nuevas apuestas de Olabe.

En las negociaciones, hay una premisa: Cero filtraciones. "Te lo avisa desde el primer momento. Si se filtra el nombre mientras se está negociando, se rompe la negociación", cuenta a Relevo un agente que ha trabajado en varias operaciones con el club realista. Así sucede siempre, incluso con operaciones que finalmente no llegan a fructificar. Solo así se entiende que un fichaje tan mediático como el de David Silva se cerrase en apenas tres días y sin que su nombre apareciera en ningún medio, ni internacional, ni nacional y, por supuesto, tampoco local.

Al mismo tiempo que el primer equipo brilla, la cantera saca pecho. Son el club de las cinco grandes Ligas con más canteranos utilizados en la presente temporada liguera. El Sanse (primer filial) jugó la temporada pasada en Segunda División con Xabi Alonso, gran deseo de Olabe en el banquillo. Tras el descenso de nuevo a Primera RFEF, ahora camina firme en tercera posición soñando con un nuevo ascenso, mientras la Real C pelea en 2ª RFEF.

Si bien en el once titular no lucen muchos canteranos, en los últimos años han debutado decenas de futbolistas como Zubimendi, Aihen, Gorosabel, Beñat Turrientes, Robert Navarro, Pablo Marín, Karrikaburu, Barrenetxea, Álex Sola o Pacheco y en la plantilla del primer equipo lucen 14 canteranos, con Mikel Oyarzabal como capitán y líder del proyecto.

Renovado hasta 2026

Recientemente, la Real Sociedad ha renovado a Roberto Olabe hasta 2026, demostrando su confianza en su labor y en su trabajo. No solo eso, si no que Olabe no escuchó las ofertas que le han llegado de la Premier League. Jokin Aperribay está convencido que de su mano, el proyecto seguirá creciendo. De hecho, se ponen objetivos muy ambiciosos, creen que este año pueden volver a tocar plata y seguir creciendo en LaLiga hasta poder disputarla a los gigantes en los próximos años.

"La Real es cada vez más sólida y se debe mucho a tu labor y la de todas las personas que están contigo en Zubieta"

Jokin Aperribay Presidente de la Real Sociedad

"La Real cada vez es más sólida, más fuerte, muy bien construida. Y se debe mucho a tu labor, la de todas las personas que están contigo en Zubieta, también la de Imanol y la de los jugadores", le dijo Aperribay en la rueda de prensa de su renovación, en la que lucía una palabra que define su estatus en el club: Arquitect.

"Me cuesta encontrar otras personas más adecuadas para estar al frente del primer equipo y de la dirección de fútbol de la Real Sociedad. Si me dejaran escoger en todo el mundo, con todos los recursos, me costaría encontrar a dos personas más adecuadas para la Real Sociedad", insistió el presidente, completamente enamorado de Olabe. Con él, sueñan en Donostia.

Patxo De la Rica
Patxo De la Rica

Delegado del País Vasco

Patxo de la Rica se encarga de cubrir la información deportiva del País Vasco, especializado en Athletic Club, Real Sociedad y Osasuna. Nacido y criado en Bilbao, estudió Periodismo en