ATHLETIC 0- REAL MADRID 2

El Real Madrid se pone serio a tiempo

Dos golazos de Benzema y Kroos castigan a un Athletic con coraje y amor propio pero sin puntería. El Madrid sigue a tres puntos del Barça.

Benzema es felicitado por sus compañeros tras hacer el 0-1. /EFE
Benzema es felicitado por sus compañeros tras hacer el 0-1. EFE

Dos golazos de Benzema y Kroos castigan a un Athletic con coraje y amor propio pero sin puntería. El Madrid sigue a tres puntos del Barça.

Sergio Gómez

Sergio Gómez

No es ganar, que Courtois acabe con la portería a cero y que siga a tres puntos de distancia del Barça. O no solo es eso. Es indudable que el triunfo es el combustible del fútbol porque no hay mejor disparador. No obstante, lo importante para el equipo de Ancelotti es ir recuperando la frecuencia cardiaca, ir superando un problema, empezar a darle la vuelta a una situación complicada, mejorar en defensa, enseñar las uñas. Volver a ser el Real Madrid. Y lo fue en San Mamés, escenario prestigioso, ante un Athletic encendido, cumpliendo lo que pide su estadio, que no es otra cosa que juego de piernas y descamisado. Fue un partidazo de los de Ernesto Valverde, a quienes penalizaron su falta de gol (solo han marcado uno en cuatro partidos de Liga) y dos detalles: Benzema juega de blanco y a Camavinga, por fin, le han puesto en su sitio.

Ancelotti salió con un equipo de cambio de guardia en el centro del campo. Juventud (Camavinga), músculo (Valverde) y jugadores con mucho descanso y más hambre (Ceballos y Asensio). El Athletic, con su gen y su gente. Los locales impusieron el discurso y la coreografía. Presionaron, corrieron. Pero en el minuto 23 Benzema se impuso a la pasión y marcó un gol bellísimo. Los de Valverde no acusaron el golpe. No había gabarra sobre el césped, aunque los rojiblancos remaban río arriba sin desesperarse.

Así acabaron la primera parte y continuaron en la segunda, asediando a Courtois, que volvió a dejar la parada nuestra de cada día. Y lo que no pudo despejar (gol de Iñaki Williams) lo invalidó el árbitro por fuera de juego de Guruzeta. En el 89', un golazo de Kroos, que fue suplente, finiquitó el pleito. En la cabeza de los jugadores del Athletic resonaron las palabras de su entrenador: "Cuando piensas que estás jugando bien contra ellos te encuentras más cerca de perder". El Real Madrid más serio despierta a tiempo. No hay mejor reconstituyente para encarar el Everest (el Atleti, el jueves) que el triunfo.

CAMAVINGA

💯Mis 'dieses'

Camavinga fingía. Es una teoría (mal pensada) a la que se podría llegar fácilmente observando su historial de gatillazos como titular y comparándolo con el impacto de hoy en San Mamés saliendo de inicio. El pensamiento nacería de la desconfianza o de la intención del joven Eduardo para engañarnos para luego sorprendernos. Lo que sucedió ante el Athletic fue la confirmación de que el tiempo y Ancelotti pone a cada uno en su sitio. Porque el francés no simulaba, sólo necesitaba ser pivote.

Es una posición en la que se sospechaba de él y que, no obstante, le sienta como un guante. Con el campo de cara, Camavinga organizó, distribuyó, recuperó y mandó. Ancelotti ha probado ahí a Kroos, jugador al que sólo le faltó comprar un espacio publicitario en los periódicos para proclamar que no quería jugar de '5'. Con Tchouameni de baja, Carletto ya tiene su ancla de reserva, el punto de equilibrio para no derrumbarse.

Camavinga disputa un balón con Yuri.  REUTERS
Camavinga disputa un balón con Yuri. REUTERS

NACHO

😎 Me reafirmo

En ciertos contextos, ser positivo se ha convertido en algo negativo. Igual que ser optimista alimenta el pesimismo. En el fútbol según Ancelotti, por ejemplo. Para el italiano, Nacho es un defensa pesimista, o lo que es lo mismo, un futbolista que siempre piensa que algo malo puede ocurrir... y por esa razón se pasa los 90 minutos concentrado. Contra el Athletic, el canterano volvió a ser el rostro de las posibles leyes de Murphy y se marcó un partido para enmarcarlo. Como los que suele hacer cuando dispone de minutos, muchos menos de los que merece. Si hay un jugador de la plantilla con el que ha sido injusto Ancelotti ese es Nacho.

BENZEMA

🤳 Mi fondo de pantalla

Uno siempre regresa donde ha sido feliz. Y hay pocas casas ajenas en las que Benzema haya experimentado tanta dicha como San Mamés. En Bilbao, el que antes fue gato y luego león, se suelta la melena y se transforma en un bombardero. En ningún estadio que se ubica más allá del Bernabéu ha marcado más goles. Con el de hoy ya suma 19. No fue del montón. Fue un tanto precioso, como una Catedral, y Karim parecía presagiarlo cuando le caía la pelota tras el rechace de Asensio a centro de Valverde. Sonrisa lobuna, cuerpo dispuesto. El balón le aterrizó al francés, perpendicular a la portería, y después de un giro de compás su pie zurdo escupió, certero, una volea y batió a Unai Simón.

Con esta diana, Benzema iguala a Raúl (228) como quinto máximo goleador histórico de la Liga. Él, amante de los bólidos, caza a un Ferrari. Confirma así su mejoría progresiva desde que volvió de la lesión. No está en máximos, pero ya los roza. Buena noticia para Ancelotti ahora que llegan los meses donde los equipos se juegan el prestigio.

Así fue el golazo de Benzema para marcar el 0-1.  EFE
Así fue el golazo de Benzema para marcar el 0-1. EFE

PAREDES

🚨 Poco se habla de...

Cada abrazo que Aitor Paredes recibió antes del partido era un premio. Llegó al Athletic en alevines y se estrenó como titular frente al Real Madrid. A veces, al final del camino espera un premio gordo. Hay quienes sufren mareos ante las oportunidades. Él, a sus 22 años, manifestó una gran madurez frente al desafío que tenía enfrente y expuso condiciones de gran central. Juego sereno, buena ubicación y atrevimiento a balón parado en ataque. Así rozó el gol en el minuto 9. Sólo Courtois, que sale a intervención prodigiosa por día, evitó la guinda para su día. Ernesto Valverde tuvo un disgusto cuando a Yeray le mantuvieron la sanción, pero se ha encontrado con otra carta segura. Como lo es Nico Williams...

Paredes despeja de cabeza ante Benzema.  EFE
Paredes despeja de cabeza ante Benzema. EFE

NICO WILLIAMS

❌ No me ha hecho cambiar de opinión

El Athletic es un equipo cuya segunda piel está compuesta de orgullo, amor propio y coraje en tales cantidades que no caben en La Catedral. Eso ha sido siempre. De un tiempo a esta parte, a esos atributos le ha añadido el allegro, la velocidad. Primero fue Iñaki Williams el acelerador. Cuando llegó su hermano Nico al primer equipo, recogió el testigo. Contra el Real Madrid, el pequeño de la familia volvió a ser guindilla, una fuerte marejada en la banda izquierda. Cuando Mendy se descuidaba, que era frecuente, a su espalda silbaba una bala. Tampoco ayudó al francés verse tan expuesto por la renuencia de Vinicius a bajar.

Nico fue velocidad, desborde y categoría. Todo ello lo combinó en el primer tiempo en una jugada, con caño incluido a Camavinga y susto a Courtois. Rozó varios goles y destacó en un Athletic valeroso, que peleó y corrió hasta que Kroos cerró el pulso. Un jugador que cada vez que abre gas, también abre bocas.

KROOS Y MODRIC

📀 Mi 'bonus track'

Un equipo puede derrumbarse por diversas razones. Puede morir por despistes en defensa, por falta de confianza o por tener demasiada, por falta de puntería y, por supuesto, por cansancio. El descenso de energía castiga y es necesario que el entrenador no sufra ceguera y sepa verlo a tiempo. Las señales que estaba mandando el Real Madrid eran evidentes, sobre todo en el centro del campo. Superado por el Villarreal en Liga y el Barça en la Supercopa, en La Cerámica sobrevivió gracias a las bombonas de oxígeno de Asensio y Ceballos. En San Mamés, plaza exigente, Ancelotti dio luz verde al relevo generacional por primera vez en un partido trascendente y premió al balear y al utrerano, que acompañaron de inicio a Camavinga. Mensaje del italiano. El fútbol es un estado de ánimo, pero también de forma. Imprescindible para bajarle el volumen al Athletic, como se comprobó.

Modric y Kroos fueron suplentes en San Mamés.  EP
Modric y Kroos fueron suplentes en San Mamés. EP

Este cambio de guardia le permitió dar descanso a Kroos y seguir con sus cuidados intensivos a Modric. Una dosificación tan necesaria como preventiva (jugaron en la segunda mitad), teniendo en cuenta el calendario con curvas que tiene por delante: tras el Athletic, llega el jueves el Atlético en la Copa. Una cita, donde la participación del alemán y el croata es más probable que posible. Después se enfrentan el domingo a la Real Sociedad, más tarde al Valencia, en el horizonte está el Mundial de Clubes... Para ascender el Everest con éxito se necesitan piernas tonificadas.

 

Sergio Gómez
Sergio Gómez

Jefe de edición

Jefe de Edición en Relevo. Como Casemiro, mi felicidad está en las recuperaciones de balón porque así ayudo a mi equipo. Corto, pero también confecciono. Mi vida por un imperativo