REAL MADRID

A Camavinga le ponen en su sitio

El francés brilló de pivote, la demarcación en la que más cómodo se siente.

Camavinga, en San Mamés./Getty
Camavinga, en San Mamés. Getty

El francés brilló de pivote, la demarcación en la que más cómodo se siente.

Sergio Santos

Sergio Santos

"Me lo preguntan mucho, pero me gusta jugar por delante de la defensa y me adapto a muchas posiciones". Las declaraciones son de Eduardo Camavinga y las realizó el 8 de septiembre de 2021, durante su presentación como nuevo futbolista del Real Madrid. Su polivalencia le permite ocupar muchas demarcaciones, incluso la de lateral izquierdo en momentos de emergencia (como en la final del Mundial), aunque su demarcación favorita es la de pivote.

La razón principal de esta preferencia es que Camavinga está más cómodo recibiendo de cara que de espaldas, con metros por delante para exhibir su potencia física. De interior suele tener menos espacios, de ahí que en esa demarcación brille mucho más cuando sale en las segundas partes que como titular (Carletto le ha sustituido hasta siete veces en el descanso).

Ante la situación límite que vivió el Madrid en La Cerámica, donde el Villarreal se puso 2-0 en el marcador y dejó a los blancos al borde de la eliminación copera, Ancelotti optó por sustituir a Kroos (el alemán estaba jugando como pivote) por Ceballos y retrasar a Camavinga a la posición de mediocentro defensivo. La fórmula funcionó por partida doble: el utrerano fue el mejor del partido y el francés mejoró mucho en ese puesto.

Esta circunstancia no pasó desapercibida para Ancelotti, que en San Mamés arriesgó y alineó de inicio al centro del campo que lideró la remontada en Copa: Camavinga, Ceballos y Valverde. Una decisión que esperaban los propios futbolistas, porque en los entrenamientos previos al partido, el técnico italiano había probado con el francés en esa demarcación, tal y como adelantó Relevo. El francés brilló nuevamente: nueve recuperaciones, el que más del Real Madrid (y el segundo del partido).

Solución a un problema

La irrupción de Camavinga en este puesto soluciona en parte el agujero que dejó en la plantilla la inesperada marcha de Casemiro en la recta final del último mercado de fichajes, porque la demarcación de pivote quedó con Tchouameni como único especialista. Ahora, a Ancelotti se le abre un nuevo panorama que también alivia a Kroos, que ha repetido una y otra vez que no se siente cómodo en ese puesto…

El quebradero de cabeza es ahora para Ancelotti, porque no caben todos y lo harán menos aún cuando regrese Tchouameni, que está en la recta final de su recuperación. El jueves llega el Atleti en cuartos de la Copa, un buen partido para medir si la apuesta de Ancelotti por la meritocracia ha llegado para quedarse.

Sergio Santos
Sergio Santos

Redactor

Sergio Santos se encarga de cubrir para Relevo toda la información sobre el Real Madrid y la Selección española de fútbol. Natural de Madrid, estudió Periodismo en la Universidad Complutense