OPINIÓN

Barça y Busquets: nadie quiere disparar primero

Toni Juanmartí

Toni Juanmartí

Busquets entregó la Supercopa de España a la afición del Barça. /FC BARCELONA
Busquets entregó la Supercopa de España a la afición del Barça. FC BARCELONA

Busquets está a 157 días de acabar contrato y nadie se atreve aún a dar el primer paso. Tanto el centrocampista como el Barça se encuentran en proceso de introspección. ¿Qué ganan siguiendo juntos? ¿Qué pierden? En este culebrón, el único que parece tener las cosas claras es Xavi, pues ya ha reiterado por activa y por pasiva que estaría encantado de poder continuar con Sergio una temporada más. Pero la ecuación es más compleja de lo que parece.

"No he decidido todavía mi futuro, no me preguntéis más porque no lo voy a decir", aseguraba el capitán azulgrana antes de la final de la Supercopa de España. Y así es. El de Badía estaba decidido a abandonar el Barça el próximo 30 de junio. Incluso en algunos momentos ha pensado en dar un paso al costado en este mercado de invierno, opción que su entorno logró quitarle de la cabeza. Sin embargo, nada es oficial hasta que se comunica. Dicho en otras palabras, mientras una decisión de tal calibre está 'solo' en la cabeza del protagonista, esta todavía puede cambiar. Más aún si tu entrenador, amigo y excompañero te tira la caña en público y también en privado.

Las negociaciones de Busquets con el Inter de Miami no cesan. Avanzan sin prisa pero sin pausa, pues el club estadounidense intenta que el centrocampista pueda fichar como jugador franquicia, lo que le permitiría reducir la distancia entre su salario actual y el que tendría en la MLS.

Los agentes del jugador llevan más de un mes sin noticias del Barça

Mientras 'Busi' deshoja la margarita, el Barça echa sus propias cuentas. Firmar a un reemplazo no será fácil debido a la situación con el fair play, y es ahí donde nacen algunas dudas. ¿Qué desea realmente el club? Si el conjunto azulgrana estuviera desesperado por la continuidad del jugador, lo lógico es que este ya lo supiera. Sin embargo, los agentes del centrocampista llevan más de un mes sin tener noticias del Barça.

Poco o nada ayudaría al club que Busquets renovara por los mismos emolumentos que percibe ahora. La ampliación debería ser, pues, a la baja. Ante esta premisa, cobra sentido que ninguna de las dos partes sea la primera en trasladar su interés en seguir de la mano. Pura ley de la oferta y la demanda. Como relatan los hombres de negocios, quien llama primero tiene menos poder en la negociación.

El fair play atormenta al Barça y liberarse de la ficha de Sergio significaría una ayuda importante. Sin embargo, ni siquiera está claro que saliendo el de Badía el club pueda incorporar a un pivote de garantías. El tiempo corre y las dos partes siguen navegando entre dos aguas, esperando que sea el otro quien mueva la primera ficha.

Toni Juanmartí
Toni Juanmartí

Delegado de Cataluña

Corresponsal de Relevo en Barcelona. Cubriendo la actualidad del Barça desde 2011. Urzaiz, Crouch o Luca Toni; la vieja escuela siempre me parece mejor.