FÓRMULA 1

La 'cara B' de Carlos Sainz que salió a relucir en Brasil

El piloto español de Ferrari acalló en Interlagos algunas voces que han puesto en duda su atrevimiento en pista y su lugar en la parrilla actual.

Carlos Sainz adelanta a Max Verstappen en la carrera al sprint del GP de Brasil 2022. /EP
Carlos Sainz adelanta a Max Verstappen en la carrera al sprint del GP de Brasil 2022. EP

El piloto español de Ferrari acalló en Interlagos algunas voces que han puesto en duda su atrevimiento en pista y su lugar en la parrilla actual.

Sergio Lillo

Sergio Lillo

En el paddock, como él mismo reconoció hace unas semanas, hay voces que no le consideran entre los pilotos top de la parrilla actual. Hay quien cree que está lejos de los Verstappen, Leclerc, Alonso o Hamilton. Pero lo cierto es que Carlos Sainz sabe que tiene lo necesario para ganar carreras, para guiar el desarrollo de un coche y para regalar movimientos como el del sábado sobre todo un bicampeón del mundo como el neerlandés de Red Bull. El español trabaja en silencio, pero sin renunciar a dejarse ver cuando toca.

En la batalla por los tres primeros puestos de la carrera al sprint del GP de Brasil, Sainz se metió en las primeras vueltas. Aunque la defensa de su ex compañero, Lando Norris, fue férrea y desesperada, el madrileño se fue a por los Mercedes y Verstappen en cuanto pudo. Y aunque tuvo que defenderse con agallas de Hamilton durante varias vueltas, se enganchó al rebufo del Red Bull cuando este se vio superado por Russell. Ahí, cuando vio que sus opciones de no salir demasiado retrasado en la carrera del domingo pasaban por plantarle cara a un bicampeón del mundo que se caracteriza por no poner nunca las cosas fáciles bajo frenada, apretó los dientes y fluyó.

Se tiró con todo al interior de la curva 1 a cinco vueltas del final. Pisó fuerte el freno con el pie izquierdo. Sujetó el Ferrari. Lo paró a tiempo, por milímetros. Y dio gas, poco a poco, deslizándose entre las llamadas eses de Senna, la leyenda brasileña, para consolidar la segunda posición. Verstappen no dio su brazo a torcer, y en su intento por mantener la trazada, tocó ligeramente la rueda trasera derecha del coche italiano con su alerón delantero.

Un adelantamiento que podría ser uno más a lo largo de una temporada, pero que en realidad es un claro reflejo de lo que Sainz es capaz de hacer. Una pasada con la que el español optimizó sus opciones para no arrancar demasiado retrasado en el GP de Brasil de este domingo. Saldrá séptimo, tras cinco puestos de sanción por cambiar el motor de combustión interna, pero con ganas de todo. Entre ceja y ceja tiene claro que no quiere acabar la temporada sin volver a ganar.

"Estuvo al límite, sin duda. Es muy complicado adelantar a los Red Bull y tuve que apretar mucho en la curva 1 para lograrlo. Con ellos, o eres agresivo en la frenada, o es imposible adelantarles, porque son muy rápidos en recta. Lo siento si le he tocado, pero así son las carreras y, a veces, tienes que ir a por ello si quieres conseguirlo. Afortunadamente, ninguno de los dos coches sufrió daños graves", comentó en la rueda de prensa posterior sobre el lance con el que fuera su compañero de equipo en su debut en Toro Rosso hace ya siete años.

"Mañana saldré al ataque, como hoy, no tengo nada que perder. Pero es la historia de toda la temporada. Un finde que voy bien, que estoy delante, penalizo y saldré séptimo, detrás de Lando", avisó en DAZN F1.

Y este domingo el español volvió a mostrar esa cara B con la que deja de ser un tipo templado, calculador y frío para mostrar su versión más agresiva, al ataque y valiente. Partió séptimo y logró acabar tercero tras una gestión perfecta de la carrera y un adelantamiento final a Pérez muy trabajado. En 2019, en este mismo escenario de Interlagos, ya completó una de sus mejores actuaciones en la Fórmula 1, de esas que merecen perpetuarse como singles eternos que reproducir una y otra vez sin que suenen repetitivos. Partió 20º y acabó subiéndose al podio de noche, bajo la luz de los focos de los fotógrafos. Fue el primero para él en F1. Este domingo sumó el 15º de su carrera deportiva y el 9º este 2022. Va a acabar el año con nota.

"Este fin de semana ha sido el más completo en cuanto a ritmo de carrera, clasificación y todo. La verdad es que estoy yendo rápido, estoy a un nivel que hace estar confiado, sobre todo de cara al año que viene. Si consigo empezar a este nivel, podré estar en la lucha desde el principio". Declaración de intenciones.