NBA

París se llena de NBA: Bulls y Pistons llevan el mejor baloncesto a la capital francesa

Chicago Bulls y Detroit Pistons pasaron la semana en la capital francesa para disputar el NBA Paris Game 2023.

Así lucía el Accor Arena en el encuentro entre los Pistons y los Bulls celebrado en París./Efe
Así lucía el Accor Arena en el encuentro entre los Pistons y los Bulls celebrado en París. Efe

Chicago Bulls y Detroit Pistons pasaron la semana en la capital francesa para disputar el NBA Paris Game 2023.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Volvía la NBA a la Ciudad de la luz y el amor. Volvía la NBA a pisar Europa, exactamente en París. La mejor liga del mundo, en su constante cruzada por seguir creciendo a nivel global, enviaba a Detroit Pistons y Chicago Bulls a Francia a disputar un partido oficial, de temporada regular, en el Accor Arena. Ha sido el segundo partido disputado fuera de Estados Unidos y Canadá esta temporada tras la victoria de Miami Heat ante San Antonio Spurs en Ciudad de México a finales de 2022. La victoria en Francia se la llevaron cómodamente los Bulls con DeMar DeRozan como estrella y Zach LaVine y Derrick Jones Jr poniendo el espectáculo. El resultado final, 126-108.

Ambas franquicias, Pistons y Chicago han hecho esta semana de la capital francesa su casa, con la liga apostando muy fuerte por el mercado europeo. No es la primera vez que la NBA llega a París, siendo el de hoy el sexto partido disputado en suelo francés y el segundo oficial tras un Milwaukee Bucks ante Charlotte Hornets en 2020. Como en aquel duelo, había representación francesa en los equipos enviados: el joven base Killian Hayes ha hecho de anfitrión para sus compañeros de vestuario que han visitado todos los lugares emblemáticos de la ciudad, dejando fotos para el recuerdo, y hasta han convertido la pista centra de Roland Garros en una cancha de baloncesto. 

Ha sido, además, un constante desfile de estrellas y protagonistas. Desde el comisionado de la NBA, Adam Silver, pasando por Magic Johnson, los franceses Tony Parker, Ronny Turiaf Joakim Noah o Mickael Pietrus, o incluso celebridades de otros deportes, como el futbolista del Real Madrid Aurélien Tchouameni, el tenista español David Ferrer y los pilotos de Fórmula 1 Charles Leclerc, Esteban Ocon y Pierre Gasly. Pero como pasó en Las Vegas en septiembre, quién robó el show fue el futuro jugador de la NBA y más que probable pick #1 del próximo draft, Victor Wembanyama. El jugador de Metropolitans 92 vio el partido a pie de pista sabiendo, además, que tanto Pistons como Bulls podrían ser su equipo a partir del mes de junio.

Había un toque de melancolía en la elección de los Bulls. El equipo de Chicago estuvo en París con Michael Jordan en 1997, en el todavía conocido como McDonald Championship. Jugando primero ante el Paris Saint Germain, entrenado por Bozidar Maljkovic y con Alfonso Reyes en sus filas, y contra Olympiacos en la final, Chicago ganó ambos partidos no sin sufrimiento. Incluso la plantilla de los Bulls de este año ha querido imitar la famosa foto delante de la Torre Eiffel que aquel equipo, con Jordan, Toni Kukoc, Steve Kerr y Phil Jackson a la cabeza (porque no salieron ni Scottie Pippen ni Dennis Rodman).

“Estamos buscando nuevas oportunidades”

Durante el día, antes del partido, la NBA anunció un acuerdo con el gobierno francés para elevar el nivel del baloncesto en Francia y África. Firmado por Adam Silver y el presidente francés, Emmanuel Macron, han trazado un plan para colaborar a todos los niveles. La NBA está retransmitiendo los partidos del Metro 92 en la nueva aplicación de la competición para dar visibilidad a Victor Wembanyama. Además, con los Juegos Olímpicos de París 2024 en el horizonte, planean crear programas de desarrollo para jugadores y aficionados que llevará la experiencia NBA directamente a París.

Porque la liga ha dejado claro que van a volver al viejo continente: "Estamos buscando nuevas oportunidades aquí, pero también en Europa", decía el comisionado en la rueda de prensa pre-partido. Uno de los puntos a favor del desarrollo global de la liga es la presencia tan alta de jugadores internacionales. Francia es el país europeo con más representantes en la historia de la liga y cuenta con nueve este mismo año. "Hace 25 años había 29 jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos. Hoy tenemos 120, casi un tercio de la liga". Bojan Bogdanovic, croata, y Nikola Vucevic, montenegrino, son dos ejemplos y junto a Hayes, protagonistas en el partido disputado en París. Bogdanovic, con 25 puntos ha sido el máximo anotador de los Pistons y Vucevic ha terminado con un doble-doble con 16 tantos y 15 rebotes.

"Estamos buscando nuevas oportunidades aquí, pero también en Europa"

Adam Silver Comisionado de la NBA

"Parte de nuestros planes los tuvimos que aplazar por la pandemia, pero ahora tenemos la oportunidad de sentarnos con las organizaciones europeas y trazar nuevos planes". Y no hay nada como poder disfrutar de la NBA en directo. "La mayoría de nuestros seguidores experimentan los partidos a través de los medios, por eso es importante para nosotros poder viajar y estar presentes", concluía Adam Silver, que ha sido preguntado por Grecia, Serbia y otros lugares en Europa. La NBA ya ha confirmado que el año que viene volverá a París, además de tener partidos de pretemporada en Abu Dhabi y las filtraciones de jugar en Madrid el próximo verano. 

La liga sigue creciendo y noches como la de ayer en París son a la vez causa y consecuencia. El partido y el resultado fue lo de menos para la NBA, que busca llevar la competición a todo el planeta. París es solo una parada más en el camino de Adam Silver y el resto de la gerencia de globalizar un deporte y una liga de la manera más antigua y simple posible: llevando físicamente el producto al consumidor. Para la NBA fue un partido más, para unas 15.000 personas fue una oportunidad única en la vida. La de ver a DeMar DeRozan, Zach LaVine y compañía en directo.

 

Alejandro Gaitán
Alejandro Gaitán

Colaborador

De Barcelona al mundo, periodista deportivo afincado en Toronto y cubriendo la mejor liga del planeta de baloncesto. Todo NBA, un poco de baloncesto.