OPINIÓN

Nunca dejes de creer: los irreductibles romanos del Breogán atacan de nuevo

Chema de Lucas

Chema de Lucas

Stefan Morimov celebra el triunfo del Breogán en el último derbi gallego./ACB Media
Stefan Morimov celebra el triunfo del Breogán en el último derbi gallego. ACB Media

Tras volver a la Liga Endesa el pasado curso en el que todo salió a pedir de boca, con un Dzanan Musa, MVP Movistar, que situaba a Lugo en el mapa de la élite baloncestista europea, llevando al equipo en volandas a una Copa del Rey 32 años después, tocaba hacer casi borrón y cuenta nueva. Jugadores revalorizados en el escaparate lucense como Kalinoski (Unicaja) o Trae Bell-Haynes (Buducnost) volaban buscando seguir dando pasos en su trayectoria profesional.

Sólo tres jugadores repitieron: los hermanos Quintela, Sergi y Érik, y un Marko Lukovic que, tras su paso infructuoso anterior por UCAM Murcia y Baxi Manresa, conseguía asentarse en la Liga. Era difícil repetir un equipo con una capacidad ofensiva como el del curso 2021-22 en el que fue el noveno mejor en Eficiencia Ofensiva con 99,1 puntos cada 100 posesiones y quinto máximo anotador con 83,26 puntos por partido.

Siempre he pensado que el primer año después de conseguir el ascenso desde la LEB Oro, el año I en ACB, es el más 'sencillo' para los equipos recién llegados: la inercia y los bloques que suelen mantener, la ilusión de las ciudades, patrocinadores y afición… El problema suele llegar el año después, cuando toca reinventarse aún más. El más difícil todavía.

Los jugadores del Breogán antes de un partido. ACB Media
Los jugadores del Breogán antes de un partido. ACB Media

Lugo sólo tiene 98.000 habitantes. Después de Manresa, la ciudad más pequeña con equipo en Liga Endesa, pero cuyos cimientos se asientan en Lucus Augusti, fundada en nombre del emperador Augusto en el año 13 a. C. buscando anexionar el noroeste de la península ibérica al Imperio romano. Imponente se alza la muralla, patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2000, con una longitud de más de 2 kilómetros y 85 torres o cubos. Un muro y defensa como el que pasea su equipo de Liga Endesa por la geografía española.

Y es que, tras Lenovo Tenerife, Unicaja, Barça y Real Madrid, el equipo de Veljko Mrsic es la mejor Defensa de la Liga gracias a sus 93,2 puntos cada 100 posesiones: es el quinto que menos puntos encaja con 76,73.

El conjunto lucense es la quinta mejor defensa de la ACB con 93,2 puntos por cada 100 posesiones

El entramado defensivo planteado por su técnico hace primero que, gracias a un buen balance, sean muy buenos en la defensa en transición: son el equipo que mejor defiende en los 8 primeros segundos de la posesión de toda la competición. Además, colapsan mucho la pintura, los que menos tiros de dos conceden. Los rivales hacen muchos tiros solos, tanto en Pick And Roll como sacando el balón desde el poste bajo pero claro, hay que meterlos.

Para ello, en la conformación de la plantilla, ficharon a dos torres, como las 85 diseminadas a lo largo de la muralla: Ethan Happ (2.08 m.) y Víctor Arteaga (2.14 m.). El estadounidense, en su momento fichaje del Olympiacos en su desembarco en Europa, es el mejor reboteador de la competición con 7,3 capturas, siendo el quinto mejor en el defensivo con 4,5 capturas y segundo mejor en el ofensivo con 2,8. El internacional español está produciendo mucho en muy poco tiempo: ¡Es el mejor jugador en tiros de dos puntos de la competición con un 76,5 % de acierto!

La teoría del '7' y la influencia de Mrsic

Este Breogán empezó la temporada perdiendo su primera batalla, la fase de clasificación para la Basketball Champions League en Belgrado. Pero ahí empezó a ganar 'la guerra'. Comenzar la pretemporada antes que el grueso de los equipos ACB, y con menor número de internacionales ausentes, les permitió llegar con un punto más de preparación que sus rivales y así sumar cuatro triunfos en las seis primeras jornadas.

Tenía ganas de ver un proyecto 'made in Mrsic' en la Liga Endesa. La temporada pasada sustituyó a Paco Olmos con la temporada empezada y en la temporada 2017-18 sólo pudo sumar cinco victorias en 21 partidos en Bilbao. Pero se está mostrando con un gran estratega primero en la confección de la plantilla y después en la pistacon las defensas alternativas zonales (2-3, 2-3 para match up o 3-2) y presión a toda la pista.

"¡Remad... y vivid!", decía aquel fragmento de la película de 'Ben Hur' en la que el soldado romano se dirigía a los galeotes. Y eso es lo que hace este Río Breogán.

El Pazo de Lugo vibra con cada partido del Breogán. ACB MEDIA
El Pazo de Lugo vibra con cada partido del Breogán. ACB MEDIA

Muchas veces hablamos de que un calendario es bueno o malo pero el que realmente lo hacen bueno o malo son los equipos. Así, pese a contar con el abrigo del Pazo, en la primera vuelta se han enfrentado y caído ante el Granca (7º), Valencia (10º), Lenovo Tenerife (4º), Barça (2º) y Cazoo Baskonia (3º). Cualquiera, con este panorama, se habría hundido.

Pero este no es el caso y el Río Breogán ha sumado victorias en batallas fuera de casa: cinco triunfos en siete partidos. Todas ellas frente a rivales directos, lo que habla muy bien de cómo compite y de su disciplina defensiva.

Las tres últimas salidas se han saldado con triunfo, pero en los partidos ha habido momentos difíciles y claves, relacionados todos ellos con el número 7.

Jornada 10ª en Fontajau ante el Básquet Girona. El marcador refleja un 61-54 a 7:20 del final tras canasta de Prkacin (llegaron a ganar 10 puntos como máxima diferencia). Parcial de 0-11 y acaban ganando por 66 a 73.

Jornada 12ª en Sevilla frente al Real Betis Baloncesto. Salida en tromba local en el inicio de partido (7-0). Tiempo muerto mediante de Mrsic. Parcial de 0-8 de respuesta y 84 a 89 como resultado final.

Jornada 14ª en el Príncipe Felipe de Zaragoza. Máxima renta de +7 de los locales, 50-43, a 8:02 del final del tercer cuarto. 7-0 encajado en menos de dos minutos de la salida de vestuarios. Tiempo muerto. 2-10 de respuesta y triunfo por 88 a 90 en la prórroga.

El ejercito lucense se agarrar a la pista. Y para eso hacen falta buenos soldados, los legionarius romanos, dispuestos a hacer lo que en cada momento necesita el equipo.

De la pelea de Brajkovic en el poste bajo, a un Momirov capaz de hacer 19 puntos frente al Betis (5/9 T3) o 12 ante el Casademont Zaragoza (4/10) o de quedarse en sólo un punto en el derbi gallego, pero defender de manera brillante (hicieron la mejor defensa del curso en este último choque), pasando por la evolución del joven internacional alemán Hollatz en su primera experiencia fuera de su país. Pero hay más: la ayuda en el rebote de Nenadic, la selección de tiro y puntería de Toni Nakic, el renacido Sergi García consiguiendo la continuidad anhelada en su juego…

Con Bamforth como Magister militum, ejemplo de superación por sus vicisitudes a nivel personal y profesional en forma de lesiones, y a un nivel anotador y de clutch similar al de su última estancia en nuestra liga en Bilbao, este Río Breogán ya ha hecho gran parte del camino para seguir siendo equipo de Liga Endesa el próximo curso sumando ocho triunfos en 15 partidos.

Ahora les toca volver a soñar en celeste para estar en la Copa del Rey de Badalona. La empresa no es sencilla: Unicaja y Real Madrid. La buena noticia, que los partidos son fuera de casa: en el Carpena y en el WiZink Center. En su mano está volver a hacer bueno el calendario.

Chema de Lucas
Chema de Lucas

Colaborador

Derecho y economía, por formación; baloncesto y comunicación, por devoción. Exclusivas y entresijos del baloncesto. Cuando el mercado entra en ebullición, es fácil pillarle con el carrito de los 'helados'.