PÁDEL

El pádel conquista el Libro Guinness de los récords: "Un partido de más de 31 horas"

La expansión del pádel ha provocado que algunos de sus practicantes se animen a batir marcas increíbles.

Jugadores que batieron el récord del partido más largo./GUINESS
Jugadores que batieron el récord del partido más largo. GUINESS
Álvar Madrid

Álvar Madrid

El Libro Guinness de los récords siempre ha tenido un atractivo especial para losMillenials. Una generación de chavales que ahora tienen entre treinta y cuarenta años miraban con admiración a las personas que se afanaban por hacerse un hueco en dicha publicación, llegando incluso a copar el prime time de la televisión en un programa con grandes audiencias. Conseguir un hueco entre sus infinitas páginas es motivo de orgullo. Es un logro y a la vez una anécdota para recordar.

Una meta que muchos quieren alcanzar y que el pádel ya ha conquistado. El deporte, al fin y al cabo, genera continuamente récords que establecer. Es una puerta abierta a superarse, y el pádel ha entrado con fuerza desde hace unos años. El partido más largo de la historia, el rey de pista más salvaje, el torneo con mayor participación o el partido disputado a mayor altura de la historia, son algunos de los récords del 20x10 que figuran en el Libro Guiness.

El partido más largo de la historia

Quizás sea el récord más llamativo. Se superó en Londres, y aunque parezca mentira, durante los últimos cuatro años se ha batido cinco veces. La última marca registrada en septiembre de 2023 dejó el récord en 31 horas, 38 minutos y 50 segundos de un partido ininterrumpido de pádel entre los mismos cuatro jugadores: Dego Martin Acuña (Argentina), Mary Doogan (Irlanda), Niklas Johansson (Suecia) y Tony Matharu (Inglaterra), todos amateurs.

Los jugadores tras conseguir el récord. GUINESS WORLD RECORD
Los jugadores tras conseguir el récord. GUINESS WORLD RECORD

El rey de la pista más salvaje

Es una de las modalidades de juego más extendidas en los clubes de toda España. En julio de 2023, en Alemania, se realizó un torneo en modalidad rey de la pista en el que participaron 52 parejas. Duró diez horas y una pareja obtuvo 24 victorias de forma consecutiva. No solo no hay registro de un mayor torneo de este tipo, sino que tampoco existe una pareja que haya aguantado tanto como los alemanes Tade Jensen e Ingo Bals, que fueron los ganadores del evento.

Malabares multitudinarios

Sigue siendo uno de los métodos más habituales para conseguir un récord. Depender de la cantidad de participantes y no de la habilidad que demande la acción a realizar. En esta caso, era más complicado conseguir a la gente que realizar la actividad que otorga el registro. En noviembre de 2012 en Estados Unidos, 443 personas se juntaron para controlar una pelota de pádel con la con la pala al mismo tiempo. No se trata en realidad de hacer malabares o virguerías, sino sólo de controlar en todo momento los toques con la raqueta para que los 443 participantes lo puedan hacer a la vez.

El torneo con mayor participación de jugadores

Hasta 778 jugadores participaron en Doha (Catar) en un torneo que duró una semana. Este récord fue batido el 22 de septiembre de 2022, y por el momento, no se ha acreditado oficialmente una marca superior. Tuvo tres categorías: masculina, femenina y junior.

El partido disputado a mayor altura de la historia

Este récord tiene que ver más con la edificación que con los jugadores o la actividad. Aunque en un principio se batió en España, donde Red Bull construyó una pista en la Torre Emperador Castellana a 230 metros de altitud para que disputaran una exhibición Juan Lebrón y Alejandro Galán, pareja que fue número 1º del ranking durante tres temporadas, el récord ahora mismo se encuentra en Estados Unidos. Exactamente en el rascacielos más delgado del mundo, la Steinway Tower de Nueva York, donde la empresa catalana Padelgest fue seleccionada entre 20 empresas para construir una pista de pádel en lo alto de la torre.

Steinway Tower de Nueva York.RRSS
Steinway Tower de Nueva York.RRSS

Esto es solo una muestra de lo que podría llegar a ser dentro de unos años. Ostentar un récord es, de una forma u otra, guardar tu nombre en los libros de historia, relacionar tu identidad con un logro nunca antes conseguido. Lograr el casi imposible objetivo de prevalecer y no ser olvidado. De ahí que tanta gente se esfuerce con empeño en aparecer en el Libro Guiness de los récords. Lo que es seguro es que en el pádel se seguirán batiendo marcas imposibles.