EUROPEO DE NATACIÓN PARALÍMPICA

Nuria Marquès, Beatriz Lérida y Teresa Perales dan nuevas medallas a España en el Europeo de Natación Paralímpica

España suma ya 32 preseas en la cita continental, aunque queda lejos de las 48 de 2022.

Teresa Perales en acción./Efe
Teresa Perales en acción. Efe
Europa Press

Europa Press

Nuria Marquès, Beatriz Lérida y Teresa Perales fueron las protagonistas de la delegación española en la quinta y penúltima jornada del Campeonato de Europa de Natación Paralímpica que se está disputando en la localidad portuguesa de Madeira, con especial mención para la primera, de nuevo 'reina' del 100 espalda de la clase S9.

Después de un jueves muy fructífero, con ocho metales, el viernes no fue tan positivo aunque España continuó sumando éxitos y ya superó la treintena de medallas (32). De todos modos, acercarse a las 48 del anterior evento continental ya parece complicado pese al buen hacer de los nadadores españoles.

La gran protagonista del día fue sin duda la catalana Nuria Marquès, que reeditó con mucha autoridad su título europeo en los 100 espalda S9, donde partía como una de las favoritas por su condición además de actual subcampeona del mundo y paralímpica.

La nadadora barcelonesa dominó de principio a fin la prueba y se impuso con un tiempo de 1:10.04, con más de tres segundos de ventaja sobre la china Ying Liu y la también española Beatriz Lérida, plata al no contar la asiática para el podio. El oro fue el segundo en este Europeo para Marquès tras el de los 200 estilos S9.

Y la otra medalla del viernes para la natación paralímpica española vino de la mano de su nadadora más laureada, Teresa Perales. La aragonesa, ganadora de 27 medallas en Juegos, demostró su carácter competitivo en los 50 espalda S2, prueba en la que fue plata en Tokyo 2020.

La nadadora zaragozana, que sólo puede nadar con un brazo, terminó en la cuarta posición de la final, pero se hizo con un valioso bronce ya que la victoria fue para la china Pin Xiu Yip, que no 'contaba', por delante de la italiana Angela Procida y de la rusa Diana Koltsova.