UFC

Nzechukwu aprovecha la baja de Lewis para brillar en el UFC Vegas 65

Kennedy Nzechukwu se impuso en el combate estelar del UFC Las Vegas 65 a Cutelaba. Derrick Lewis se cayó a minutos del combate.

Kennedy Nzechukwu celebra su victoria en el UFC Las Vegas 65./Getty Images
Kennedy Nzechukwu celebra su victoria en el UFC Las Vegas 65. Getty Images

Kennedy Nzechukwu se impuso en el combate estelar del UFC Las Vegas 65 a Cutelaba. Derrick Lewis se cayó a minutos del combate.

Álvaro Carrera

Álvaro Carrera

Minutos antes de arrancar la cartelera estelar del UFC Las Vegas 65, los comentaristas oficiales de la empresa dieron la noticia que supuso un mazazo para todos los aficionados. Derrick Lewis, que estaba pautado para enfrentarse a Sergey Spivak en el estelar, era baja por enfermedad. La dolencia no estaba relacionada ni con el covid ni con el corte de peso, pero en un primer momento no se informó más. Lo único que se notificó fue que el nigeriano Kennedy Nzechukwu y el moldavo Ion Cutelaba pasaban a ser los encargados de cerrar la noche. Obviamente, con tan cortísimo aviso, el duelo seguía siendo a cinco asaltos. Ninguno de los estaba ranqueado en el semipesado. Estaban ante su gran oportunidad para brillar.

Nigeriano y moldavo son dos pegadores llegaban a Las Vegas en un mal momento. Nzechukwu había perdido dos de sus últimos tres combates y Cutelaba sólo había ganado uno de sus últimos seis pleitos. Necesitaban ganar. Son dos pegadores, por lo que se esperaba un buen espectáculo de inicio. Con mas focos encima, ambos tenían un plus sobre sus cabezas. Se notó. Salieron a cruzar sin miedo. La parte buena se la llevó Cutelaba, quien lejos de apretar contemporizó. Su wrestling es mejor, por lo que cuando le entraron varias manos dominó el round y buscó la sumisión. No la consiguió.

El segundo acto llevaba unos derroteros similares, pero Nzechukwu supo leer el combate. "Sabía que se iba a cansar y querría entrar de nuevo en el Wrestling", reveló tras el duelo. Lo vio bien, ya que cuando el moldavo entraba en distancia le recibió con un rodillazo. El nigeriano puso el pleito de su lado. Se fue con todo a por Cutelaba y lo finalizó sin piedad. Al acabar no se vino arriba. Agradeció a su madre, enferma de ELA, y a su hermano, que sufre autismo, y pidió lo que viniese. Se llevó los focos, pero no lo deslumbraron, él sabe por lo que pelea y era consciente que necesitaba la victoria. Puso el check y piensa en lo siguiente tras Las Vegas.