UFC

Derrick Lewis, otra vez en el alambre

Derrick Lewis vuelve a encontrarse en una situación comprometida. Tras dos derrotas, necesita ganar el sábado en el estelar del UFC Las Vegas 65.

Derrick Lewis camina hacia el octágono en su último combate./Getty Images
Derrick Lewis camina hacia el octágono en su último combate. Getty Images

Derrick Lewis vuelve a encontrarse en una situación comprometida. Tras dos derrotas, necesita ganar el sábado en el estelar del UFC Las Vegas 65.

Álvaro Carrera

Álvaro Carrera

Derrick Lewis es uno de los luchadores con mas solera dentro de la UFC. Lleva en la empresa desde 2014 y por su naturaleza (tiene un 81% de victorias por KO) siempre ha despertado interés entre los aficionados. El año 2019 supuso un cambio drástico en su vida. Al ser un peso pesado nunca cuidó su físico al extremo y lucía pasado de tonelaje en las peleas. Eso cambió a raíz de una lesión en su rodilla. Comenzamos a ver a un Lewis nuevo. Su cardio mejorado le permitía ser mejor luchador. Así encadenó cuatro victorias consecutivas tras una racha de dos derrotas. Ese camino le permitió llegar al título. Ahora quiere hacer lo mismo, porque tiene una situación similar.

Tras caer frente a Ciryl Gane en agosto de 2021 por el cinturón interino, Lewis acumula dos derrotas, por KO, en febrero y julio de este año. Su caso es diferente al de otros, pero sabe que con 37 años debe apretar. Varios veteranos con situaciones similares han sido despedidos o no renovados en las últimas semanas. Él se ve con energía y por ello aceptó lo que le vino. Este sábado, en el estelar del UFC Las Vegas 65, se enfrentará al número 12 del ranking del peso pesado (él es el siete). Es una pelea con riesgo, pero necesita ganar y demostrar que su segunda juventud también está vigente.

A "The Black Beast" le espera un enfrentamiento tradicional en UFC como un luchador en ascenso. El moldavo, de raíces ucranianas, Sergey Spivak viene con cinco victorias en sus últimos seis combates y esa derrota fue ante Aspinall. Este 2022 ha acabado con Greg Hardy y Agusto Sakai por KO. Llega en racha y evidenciando su mayor poder (tiene un 47% de triunfos por KO y un 40% por sumisión). Contra un pegador es importante que venga ganando por esa vía. Se espera, al menos de inicio, una pelea en pie. Lewis tiene mayor peso y eso puede complicar un pleito a ras de suelo. Las apuestas dan ligera ventaja al estadounidense. Por bagaje previo es lógico, pero las sensaciones es que veremos una pelea de moneda al aire. Ambos están muy igualados. El veterano quiere aferrarse a una última oportunidad y el prospecto (27 años) pretende que le llegue a él la primera. Todo o nada en Las Vegas.