CATAR 2022

Las reacciones de las 'sorpresas': lágrimas en casa de Ansu y "¡Gracias, Dios!" en la de Yeremy

Los jugadores convocados y sus familiares vivieron de forma muy especial la lista de Luis Enrique.

Yéremy Pino celebra un gol con el Villarreal. /GETTY
Yéremy Pino celebra un gol con el Villarreal. GETTY

Los jugadores convocados y sus familiares vivieron de forma muy especial la lista de Luis Enrique.

Manuel Amor

Manuel Amor

Hay pocos acontecimientos más relevantes en la carrera de un futbolista que disputar un Mundial. A la cita más importante del planeta solo acuden los elegidos. Por eso, no resulta de extrañar que los futbolistas que no eran 'fijos' para la lista de Luis Enrique hayan vivido de una manera muy especial su inclusión en la lista. Y sus familias, también. En la casa de los Fati y de los Pino, por ejemplo, los más allegados de Ansu Fati y Yéremy Pino no han podido contener la emoción al conocer la noticia.

El extremo del Barça se enteró de que acudía al Mundial de Catar  en plena sesión de entrenamiento con su club. En su hogar, sus familiares le esperaban con la tele prendida. La tensión podía cortarse con un cuchillo: Fati no había formado parte de la última lista del seleccionador y todavía no ha conseguido hacerse con una plaza de titular fijo para Xavi. Cuando el asturiano enunció el nombre del atacante, su familia rompió a llorar. Era el premio a muchos meses de trabajo en la sombra.

Como admitió Luis Enrique, la convocatoria de Ansu supondrá "un estímulo" para el jugador y, sin duda, generó una alegría inmensa entre sus más cercanos. "Lo va a disfrutar al máximo", esbozaban a Relevo las personas que acompañan al futbolista azulgrana en el día a día. El último año y medio no ha sido nada fácil para el culé por culpa de las lesiones y esperan que el Mundial signifique un punto de inflexión.

En casa de Yéremy Pino, su padre, Carmelo, y un amigo de la infancia del futbolista del Villarreal decidieron juntarse para seguir la lista. Cuando Lucho pasó a la delantera, los gestos de ambos eran de puro nerviosismo y hasta de negación. El extremo había perdido cierto protagonismo con la escuadra amarilla y era otra de las incógnitas. Finalmente, el gijonés sí le incluyó en el equipo y el júbilo se desbordó. "¡Gracias, Dios mío!", exclamaba su padre, emocionado y con los índices mirando al cielo.

El padre y un amigo de Yéremy Pino reaccionan al conocer la noticia. CEDIDO

Los mejores amigos de Nico Williams, entre ellos el futbolista del filial Malcom Adu, también optaron por vivir en compañía la convocatoria. En la reunión faltaba el protagonista, pero la sesión matinal diseñada por Ernesto Valverde no ofrecía escapatoria. Luis Enrique comunicó la lista en pleno entrenamiento y Nico recibió el aplauso cariñoso de sus compañeros, especialmente el de su hermano Iñaki. "Sigamos cumpliendo años. Te quiero infinito", compartió posteriormente el internacional con Ghana a través de su cuenta de Instagram.

Gayà y Guillamón se encontraban en la Ciudad Deportiva de Paterna. El capitán sostenía el teléfono móvil y felicitaba de manera efusiva a su compañero, un comodín para el seleccionador por su capacidad para actuar en el pivote y como central. Les acompañaban varios compañeros y miembros del cuerpo técnico. "Tengo muchas ganas. Soñaba desde niño con jugar un Mundial. Pienso mucho en todo lo que me ha costado llegar hasta aquí", reconocía posteriormente Guillamón. Gayà fue el último defensa en ser anunciado y eso provocó algún que otro suspiro intranquilo.

Las reacciones de los 'fijos'

Los jugadores que ya tenían prácticamente asegurada su plaza, como Pau Torres o Jordi Alba, no vivieron de forma menos intensa el momento. "Es un sueño hecho realidad, lo máximo a lo que se puede optar", afirmaba el central del Villarreal desde el campo de entrenamiento. "Nunca se sabe cuándo puedes volver a tener esta oportunidad. Recuerdo vivir con ilusión todos los Mundiales, especialmente el de Sudáfrica. Más que una Selección, somos un equipo. No hay presión. El míster es nuestro líder".

El de Catar será el primer Mundial para Pau. Alba vivirá el tercero. "No es nada fácil llegar a esta cifra, no me lo hubiese imaginado nunca. Me falta el Mundial para completar mi lista de trofeos y ojalá pueda ser este año", comentaba el del Barça, que pensó de forma inmediata en su familia: "Son los que más cerca están en los momentos complicados". Para todas ellas, y para los jugadores implicados, la de este viernes ha sido una jornada para recordar. Cumplido el primer sueño, toca pensar en el segundo: conseguir la segunda estrella en Catar.