MUNDIAL DE CATAR

Hazard lo asume: "¿Si voy a volver al nivel de 2018? No lo creo..."

"Ya no muestro eso, pero lo sufro mental y físicamente. No me avergüenza decirlo", dijo en una entrevista en L'Equipe.

Hazard, después de un entrenamiento de Bélgica en Catar. /GETTY
Hazard, después de un entrenamiento de Bélgica en Catar. GETTY

"Ya no muestro eso, pero lo sufro mental y físicamente. No me avergüenza decirlo", dijo en una entrevista en L'Equipe.

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Asumir la realidad es el primer paso para que deje de doler. Eden Hazard (31 años) está en esas. "¿Si voy a volver a mi nivel de 2018? No lo creo", afirmó en una entrevista en L'Equipe este sábado. El jugador belga está atravesando el peor momento de forma de su carrera. Con un valor de mercado cayendo en picado (en el Mundial de Rusia era de 120 millones de euros y se ha plantado en Catar con 7,5), una figura discutible y un nivel futbolístico alejado del estatus de crack, está a años luz del que fue en el Chelsea y motivó al Madrid a ficharle en junio de 2019 por más de 100 millones.

Hazard ni lo esconde ni se avergüenza en admitir que sufre con este bajón. "Para ser honesto, ese nivel de 2018 ya no lo tengo. No lo muestro, pero lo sufro mental y físicamente. No me avergüenza decirlo. En 2018, quizás estaba entre los diez primeros del mundo. ¿Voy a volver a hacerlo? No lo creo. Pero si mi cuerpo me lo permite, todavía puedo hacer grandes cosas", declaró antes de poner sobre la mesa la que él considera que es la principal causa de su caída: "Mantuve la misma técnica pero perdí la confianza". Aquella lesión en el tobillo que le causó Meunier, su compañero de selección, en un Real Madrid-PSG de noviembre de 2019 no sólo le quebró la articulación; también la seguridad en sí mismo. Desde entonces no levantó cabeza, con recaídas y operaciones.

Hazard también habló de uno de los grandes reproches que recibió en su primera temporada en el Madrid: su sobrepeso. El belga reconoce que se incorporó a su primera pretemporada de blanco con kilos de más: "Cuando llegué al Madrid había engordado. Como todos los veranos. Después de la final de la Europa League entre el Chelsea y el Arsenal, aproveché mis vacaciones. Pero después de dos o tres semanas de preparación, yo lo pierdo todo. ¿Lo disfruté? ¿Demasiado? Seguramente".

“Espero que mi imagen mejore en Catar”

Tras cuatro temporadas sin justificar su fichaje por el Madrid y cuestionado constantemente, Hazard llega a Catar con ánimo de hacer las cosas bien para recuperar el pulso futbolístico. El entremés de Egipto no supo bien. Fue titular en la derrota de Bélgica y volvió a verde a un Eden transparente. No obstante, eso no le rompe la fe: "Espero que mi imagen sea mejor después de la Copa del Mundo (...). Quiero jugar partidos importantes después de años de penurias".

El madridista puede estar ante su última gran cita con la selección y sus últimos coletazos en el Real Madrid. Acaba contrato con el club blanco hasta 2024, pero todos los dedos dentro de la entidad señalan a que, si no remonta el vuelo, ambos separarán antes sus caminos. Hazard, mientras, se resiste: "No me quiero ir del Madrid pero quizás tampoco sea una decisión mía. Si miramos las últimas dos temporadas, no merezco jugar. Pero en vista de las últimas 15, lo merezco. No me he vuelto un inútil en dos años...".