VILLARREAL CF

Álex Baena, las lágrimas de su madre y el 'no' al Real Madrid: "Quería hacer la maleta e irme a casa"

La sensación del Villarreal atiende a Relevo para recordar sus inicios, su negativa al club blanco y su complejo inicio con Setién, con quien hoy es fundamental.

Baena en la entrevista con Relevo. /Relevo.
Baena en la entrevista con Relevo. Relevo.

La sensación del Villarreal atiende a Relevo para recordar sus inicios, su negativa al club blanco y su complejo inicio con Setién, con quien hoy es fundamental.

Nacho Sanchis
Samuel Subiela

Nacho Sanchis y Samuel Subiela

Álex Baena es el enésimo ejemplo de un canterano que triunfa en el Villarreal CF. Fichado a sus once años de su pueblo, Roquetas del Mar, en Almería, el centrocampista triunfa hoy donde sufrió durante varios años. Los inicios de Álex Baena en el conjunto amarillo no fueron nada fáciles. Tanto que, como reconoce en esta charla con Relevo, "me quise volver a mi casa muchas veces". Afortunadamente, su madre lo evitó "pese a que ella lo pasaba peor que yo" y hoy el Villarreal disfruta de un futbolista que el Real Madrid quiso fichar, pero que se encontró con el 'no' de un joven Baena, porque el Villarreal le hizo sentir "como en casa".

Vaya año más movido. Empezaste sin saber si repetirías cesión o te quedarías en Villarreal. Te quedaste, se fue Emery, llegó Setién, al principio costó, ahora bien... ¿Cómo lo has vivido?

Empezamos con Emery e iban las cosas muy bien. Yo venía de un muy buen año con el Girona y me estaban saliendo las cosas con él, por lo que fue un palo duro su salida en todos los sentidos. Al principio, cambiar todo con Setién fue duro, pero tenemos un grupo de jugadores profesionales que se adapta muy rápido y eso nos ha venido muy bien para trabajar y estar más tranquilo.

Sumas 10 goles y 4 asistencias. ¿Te esperabas estar ya a ese nivel teniendo en cuenta que el año pasado jugaste en Segunda?

Pues no, la verdad, no me lo esperaba. Es verdad que venía con confianza tras llevar un año jugando y en un ascenso, estaba lleno de confianza. Además, al llegar aquí el vestuario me acogió muy bien. Pero no me lo esperaba porque yo siempre me he achacado a mí mismo que tengo que conseguir estadísticas: asistencias, goles, etc. Y este año están saliéndome las cosas y estoy contento por ello.

"Emery me dijo a la cara que no me veía para el primer equipo, pero me marcó muy claro el proceso a seguir para llegar. Le estoy muy agradecido"

Álex Baena Jugador del Villarreal

La confianza del club en ti este año ha sido total. ¿Emery te dijo muy pronto que te quedabas?

Sí, fue a las pocas semanas de estar aquí en pretemporada. Me dijo que me quedaba enseguida. A mí me alegró la noticia porque el Villarreal es mi casa, al final tuve que salir para buscar minutos pero yo quiero estar aquí.

La cesión por lo que parece te vino de maravilla...

Ha sido la mejor decisión que he tomado junto con mi familia, acertamos de lleno. Ir a Girona, conocer a la gente que conocí, al club, la afición... Y sobre todo encontrarme con Míchel, que ha sido un punto de inflexión en mi carrera. Ha sido la persona indicada en el momento indicado

Álex Baena atiende a Relevo en la ciudad deportiva del Villarreal CF.

¿Tienen los jóvenes hoy demasiada prisa por triunfar? Porque parece que se están perdiendo en el fútbol los procesos, las cesiones...

Sí, puede ser. Yo es que hablaba con Emery mucho y él me decía que estaba en un proceso y que tenía que acertar con los pasos e ir sin prisas. Él me dijo a la cara que no me veía de momento para la primera plantilla y yo tampoco me veía con confianza, no me salían las cosas. Y al final acordé con él salir cedido y creo que era lo correcto, aunque es verdad que me daba mucho miedo salir porque llevaba 10 años viviendo en Vila-real. Pero Emery acertó conmigo, con los pasos que tenía que seguir y le agradezco mucho que me cuidara tanto.

Hablas de que tenías miedo por salir del Villarreal... Te llevaste a tu hermano a Girona, ¿no?

Yo me marché de Roquetas del Mar con 11 años y desde entonces estaba acomodado aquí. Tener que volver a salir me hizo revivir los fantasmas del pasado, de lo mal que lo pasé cuando vine aquí tan pequeño. Y por eso le dije a mi hermano si me quería acompañar. Él estuvo encantado de venir conmigo, le debo todo lo que conseguí el año pasado y todo lo que estoy consiguiendo ahora. Él estudió fisioterapia a propósito para estar cerca de mí y no he tenido mejor compañía.

Baena y su hermano Míquel, inseparables desde pequeños.  Instagram.
Baena y su hermano Míquel, inseparables desde pequeños. Instagram.

Qué bien debe venir tener un fisio en casa...

Sí, siempre que viene a verme a los partidos, al acabar le pido que me haga algún masaje y me cuide un poco (risas).

¿Y de verdad estudió fisioterapia por ti?

Sí, sí. Siempre me lo ha dicho, que lo hizo en gran parte para ayudarme a mí porque quería cuidarme, estar conmigo. Hizo la carrera y el máster y está muy encima de mí.

Por lo que veo eres una persona muy familiar...

Sí, salí de casa con 11 años y no pude disfrutar del todo de mis hermanos y mi familia. Ya era muy familiar de niño y esto me unió mucho más. Mi familia para mí es lo más importante que tengo.

Su madre, pilar fundamental en su vida: «Lloraba cada vez que hablaba con ella por teléfono».

Dices que sientes que te perdiste en parte a tu familia por salir a los 11 años a Villarreal. ¿Tan duro fue?

Sí, nunca olvidaré que en el coche camino a Vila-real desde Almería con mi madre, cuando me venía a vivir aquí, los dos no parábamos de llorar aunque no nos dijéramos nada. Ella lo ha pasado muy mal porque aunque tenga cuatro hijos más, que se te vaya uno siempre es duro y encima tan pequeño como me fui yo. Ella lo pasó peor que yo, solo que no me decía nada porque no quería hacerme más daño del que estábamos sufriendo. Pero al final ha valido la pena sufrir un poco estos años porque ahora estamos viendo la recompensa.

Supongo que cada vez que hablabas con ella sería duro...

Yo creo que llamaba al día a mi madre unas once o doce veces al día. Cada vez que hacía algo la llamaba para hablar con ella. Al principio sé que nada más colgar ella lloraba, a mí me venía el bajón por las noches y ahí es cuando lloraba yo, porque la echaba de menos a ella y a mis hermanos.

¿Te llegaste a plantear volverte?

Sí. Muchas veces le decía que me hacía la maleta y me volvía, especialmente después de las Navidades es cuando peor lo pasaba porque acababa de estar con ellos en unas fechas especiales. Al volver siempre les decía que no me quería ir. Pero ella me medio obligaba a perseguir mi sueño, no me dejaba volverme a Roquetas porque sabía que merecería la pena.

En esa época en la que el Villarreal te fichó, ¿el Real Madrid también intentó incorporarte?

Sí, con 9 años fui a hacer las pruebas y no me acabó de convencer del todo estar tan lejos de casa. No me sentía como en casa. Y justo, a los meses vine aquí al Villarreal, estuve una semana en la residencia y le dije: "Mamá, quiero estar aquí".

O sea, ¿fuiste tú el que dijiste "no" al Real Madrid?

Sí. Tenía todo para poder haber firmado con ellos, pero tras estar aquí una semana yo dije que aquí me sentía como en casa.

Aquí en el Villarreal te habrán hecho sentir también como en casa...

Sí, yo hasta que no tuve 15 o 16 años no me acostumbré a estar aquí. Pasé tres o cuatro años que tenía dos meses buenos, uno malo que me quería ir... Pero creo que me vine al club más familiar que existe. Me ayudaron tanto a mí como a mi familia desde el primer día. Es más, me decían que si me quería ir unos días a casa me podía ir tranquilamente.

Baena le dijo 'no' al Madrid.

¿Te daban libertad total para cuando lo pasaras realmente mal poder ir a casa a desahogarte?

Sí, sí, como te lo digo. En eso le estaré siempre muy agradecido al club porque me cuidaban mucho, me hacían sentir en casa. Tanto entrenadores, como el presidente, los directivos y sobre todo José Manuel Llaneza.

Llaneza ha debido significar mucho para ti, solo hay que ver la dedicatoria que le hiciste cuando falleció.

Sí, siempre que veía a mi madre, como tengo mucho carácter jugando, él le decía: "Sara, habrá que hacer algo con este niño, ¿eh?". Y me daba un par de collejas. Era una persona súper querida, todos los jugadores que hemos pasado por aquí no tenemos una mala palabra hacia él.

Supongo que repetirías la dedicatoria aunque te costara la expulsión.

Sí. Lo hablé después con mi familia y amigos, aunque supiese que me iban a expulsar lo volvería a hacer. Se lo merecía por todo lo que había hecho por mí y estoy muy orgulloso de ello.

Eso sí, supongo que te habrías levantado la camiseta por debajo del cuello...

(Ríe) Sí, si lo hubiese sabido pues lo habría hecho de otra manera. Pero vamos, no lo cambiaría aunque me expulsaran.

Su relación con Setién

"Me está sorprendiendo positivamente, hace las cosas muy bien, es muy bueno y además receptivo a escuchar". ¿Sabes quien dijo esas palabras?

Sí, me las pasaron: Quique Setién.

Después de un inicio complicado con él, ¿cómo es tu relación ahora?

A ver, yo no soy muy cercano nunca a la hora de hablar y esas cosas, en los entrenamientos soy muy serio. Es verdad que la salida de Unai me chocó un poco y con Quique al principio no me encontraba cómodo, no encontraba mi juego ni mi sitio en el once. Al no encontrarme cómodo estaba más distante, y como no me gustaba la situación, era difícil. Al final me he conseguido adaptar, pero es obvio que no se puede tener buena relación desde el primer día. Poco a poco nos estamos entendiendo mejor y nos vamos conociendo más. No suelo hablar demasiado con los entrenadores. Intento trabajar en silencio y adaptarme a lo que me piden. Encontrar la buena relación desde lo que doy en el verde.

Baena reconoce que le costó estar cómodo en su relación con Setién.

Él reconoció el otro día que podría haber sido "menos radical" el día de su llegada. ¿Estás de acuerdo?

Sí, puede ser. Tal y como se vivieron las cosas quizás podría haber cambiado algo, pero es su manera de ser. Él hace las cosas como le salen, como las siente. No todo sale bien de primeras, todo tiene un proceso y ya estamos muy bien.

"Con Setién al principio estaba más distante, no estaba cómodo, pero ha sido cuestión de conocernos"

Álex Baena Jugador del Villarreal

Llevas tres años en el fútbol de élite y has tenido tres entrenadores muy peculiares como Míchel, Emery y Setién. ¿Qué opinión tienes de cada uno?

De Míchel te diría que ha sido el entrenador que no sabría decirte qué me ha hecho, pero me ha cambiado todo. Le tengo muchísimo cariño, me parece un entrenador top de Primera y cuando vives con él un año entero te das cuenta de lo que le gusta el fútbol, cómo lo vive y lo bueno que es. Ese entrenador ha sido el punto de inflexión en mi carrera. Recuerdo que siempre me metía mucha caña, vivía con mucha intensidad los entrenamientos, se metía en los rondos... Un espectáculo.

De Unai, es un entrenador más serio. Es más ''profesional'', más metódico. Es un entrenador entre el top 5 del mundo, por cómo trabaja, cómo vive el fútbol, etc. Cuando no lo tienes es cuando le echas de menos, porque el trabajo que hace antes de los partidos hace que salgas al campo y te ponga en bandeja al rival...

"Emery te da al rival en bandeja, cuando sales al campo te sabes hasta el DNI de los jugadores. Cuando se va lo echas de menos"

Álex Baena Jugador del Villarreal

Entiendo que cuando lo tienes es un poco persistente... por así decirlo.

(Ríe) Sí, cuando te pasas una semana viendo cuatro horas de vídeo se te hace pesado, pero cuando dejas de tenerlo te das cuenta de lo útil que era tenerlo porque salías al campo y te sabías hasta el DNI del otro jugador y te lo daba todo masticado.

¿Y de Setién?

Te diría que es más cercano a los jugadores en cuanto a que si tienes algún problema puedes hablar de todo con él. Se nota que ha estado muchos años jugando al fútbol y es como si fuese un jugador más a la hora de trabajar, sentir las cosas, etc. Creo que eso es muy bueno porque se nota que ha vivido muchas experiencias dentro de un vestuario.

Con Setién ahora estás jugando de interior, pero con Emery jugaste en banda, en el Girona incluso de delantero... ¿Dónde te gusta jugar?

A ver, a mí me gusta jugar, es verdad que donde más cómodo me siento es de interior izquierdo o derecho, pero desde pequeño he jugado de todo así que ya estoy acostumbrado.

Te lo pregunto de otra forma. Aunque hayas jugado de todo, ¿en quién te fijas?

Obviamente en Lionel Messi, es mi jugador favorito, eso no es ninguna sorpresa. Pero me gusta mucho Iniesta, es en el que me fijaba cuando era más pequeño. El referente es Messi, como es obvio, pero en quien me fijaba, sobre todo porque coincidimos en posición, es en Iniesta, cuando jugaba con el Barça o con España.

La 'mala leche' no la has aprendido de él...

(Ríe) No, eso no, eso creo que me viene desde pequeño innato. Ahora lo tengo un poco más controlado, pero yo siempre he tenido mucho carácter.

Álex Baena con Vinicius.  Reuters.
Álex Baena con Vinicius. Reuters.

¿Es curioso, no? Porque los jugadores de tu posición, los interiores con clase, rara vez tienen ese carácter.

Sí, es poco usual. Yo he pasado por todo: expulsiones, peleas... Pero creo que es mi esencia, si me apartase eso un poco no sería el mismo jugador que ahora aunque a veces lo tendría que controlar. No debería cambiarlo pero sí controlarlo. De hecho, creo que si no tuviese ese carácter estaría algo más despistado en el partido, pero mi carácter me hace estar más concentrado.

Tú tienes un carácter fuerte, pero en ese vestuario hay muchos líderes...

Tenemos jugadores con muchos años en el fútbol. Raúl (Albiol), Pepe (Reina), Trigueros. Siempre son los que nos dirigen un poco, si nos tienen que pegar un grito o una colleja para que no nos despistemos lo hacen. Tenemos un grupo muy, muy bueno, muy humano y nos llevamos de maravilla.

Ahora que venís de una etapa complicada, supongo que esa unión ha sido clave.

Sí, tener a los veteranos que teníamos ha sido clave. Lo mejor que le ha podido pasar al grupo. Son jugadores que han pasado por mil cosas y un espejo en el que reflejarnos, sobre todo más fuera del campo que dentro. Porque ves cómo se cuidan, qué buena gente son, cómo la fama no les ha cambiado...

Respuestas en una palabra

Tu madre: Mi vida

Hermano Miquel: Ejemplo a seguir

Hermanita Martina: Amor

Un compañero: Yeremy Pino

Un cachondo: Albiol

Un líder: Parejo

Míchel: Punto de inflexión

Emery: Proceso

Setién: Fútbol

Copa del Rey: Un sueño

Real Madrid: Victoria.

Nacho Sanchis
Nacho Sanchis

Redactor

El deporte y la comunicación son dos cosas tan atractivas, que es difícil no darlo todo cuando tienes la suerte de trabajar en ellas, más cuando todavía tienes 25 años.

Samuel Subiela
Samuel Subiela

Periodista audiovisual

Samuel Subiela es periodista audiovisual en el departamento de vídeo de Relevo. Es valenciano de cuna y madrileño de adopción. Estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad de Valencia y un