REAL MADRID

Así se moldeó al mejor Rodrygo: entre la fe ciega de Florentino y los consejos de Ancelotti

El crack brasileño culminó la fantástica eliminatoria del Real Madrid contra el Chelsea en Champions, con la confianza ciega de su presidente y también de su entrenador.

Rodrygo, celebrando un gol contra el Chelsea./EFE
Rodrygo, celebrando un gol contra el Chelsea. EFE

El crack brasileño culminó la fantástica eliminatoria del Real Madrid contra el Chelsea en Champions, con la confianza ciega de su presidente y también de su entrenador.

Rodra P
Alfredo Matilla

Rodra P y Alfredo Matilla

A principios de año y al final de un partido, Florentino Pérez bajó al vestuario del Real Madrid. Allí repitió un mismo mensaje: "Los buenos, siempre en el campo". El presidente del club blanco se refería a Rodrygo, a todas las veces que el brasileño no salía de titular sobre el verde.

Florentino Pérez tiene una debilidad especial por Rodrygo. Y su fe ciega en el atacante carioca le ha ayudado a que se asiente en la titularidad. El tiempo de cocción a fuego lento ya ha terminado: Rodrygo ha demostrado estar más que preparado para ser importante en los días grandes. Su doblete contra el Chelsea en Stamford Bridge le vuelve a elevar a lo más alto en Champions.

El idilio es real. En 39 partidos de Champions Rodrygo ha marcado 15 goles y ha repartido nueve asistencias, con actuaciones estelares como las del Chelsea y Manchester City en el curso pasado, y en Londres este martes. En Liga, el delantero suma 12 tantos en 100 encuentros.

 

"No sé explicarlo, esta es una competición muy especial para mí. Todas las veces que jugué pude hacer algo para ayudar y estoy contento, espero seguir metiendo goles, dando asistencias y ganando más Champions", trataba de explicar Rodrygo al término del Chelsea - Real Madrid.

La labor de Ancelotti con Rodrygo

Ancelotti es el otro culpable de la confirmación de Rodrygo como estrella. Tras una temporada pasada puliendo a Vinicius como crack mundial, y cuidándole también en esta para que no pierda el foco con los insultos y las provocaciones de los rivales, el técnico italiano ha pasado a la acción con Rodrygo.

El entrenador del Real Madrid bien sabe que Rodrygo es el otro gran futbolista que está germinando en Valdebebas, y se ha propuesto mejorarle al máximo. Ancelotti trabaja en el carácter del brasileño, para que adquiera un protagonismo mayor en la plantilla. Considera a Rodrygo un fuera de serie en la toma de decisiones, y le encanta verle por dentro.

"El partido de Rodrygo ha sido menos bueno que los otros, pero ha sido de una efectividad extraordinaria. Otros días donde no ha marcado, también marcó la diferencia. Los dos goles que ha hecho hoy han decidido los cuartos. Tenemos la suerte de tener jóvenes con energía y calidad. Es espectacular. Tenemos unos jóvenes que nos dan confianza para el futuro", comentó Ancelotti en la sala de prensa de Stamford Bridge.

Ancelotti y Rodrygo hablan largo y tendido en la Ciudad Deportiva del Real Madrid. El míster quiere que sea aún más agresivo, con y sin balón, y le pide más. A sus charlas se une Davide, con el que Rodrygo guarda una muy buena relación. Desde hace unos meses se aprecia el cambio en el brasileño, que se agita más en los partidos: para defender a sus compañeros, para encararse con sus rivales, o para protestar al árbitro.

Todo ello es producto de ese plus de carácter. Rodrygo se siente más protagonista, más cómodo, con más responsabilidad, gracias al apoyo de su presidente y su entrenador. Es el siguiente paso en la carrera del futbolista, y ya lo ha dado, más descarado. El beso en Stamford Bridge entre Ancelotti y Rodrygo al ser sustituido tras su doblete evidencia que el trabajo en pareja va por buen camino.

Rodra P
Rodra P

Redactor

Rodra en realidad se llama Javier Rodríguez Pascual, pero en el colegio le apodaron de esa manera. Nombre de mediapunta y profesión equivocada: él querría ser tenista o figurón de

Alfredo Matilla
Alfredo Matilla

Redactor jefe

Es redactor Jefe de Información. Natural de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y mediocentro como forma de vida. Licenciado por la Complutense, también es Máster en Psicología Deportiva. Ha