BUNDESLIGA

Xabi Alonso lo retoma donde lo dejó: su Bayer ya mira hacia Europa

Agarró al equipo en descenso y lleva cuatro victorias consecutivas.

Xabi Alonso durante la visita al campo del Gladbach./GETTY
Xabi Alonso durante la visita al campo del Gladbach. GETTY

Agarró al equipo en descenso y lleva cuatro victorias consecutivas.

Jordi Cardero

Jordi Cardero

Cuando Xabi Alonso tomó el Bayer Leverkusen, el club estaba en puestos de descenso. Tras un debut revelador goleando al Schalke (4-0), tuvo un bajón, pero ha vuelto a la senda de la victoria. El 2-3 en el complicado campo del Borussia Monchengladbach tras el parón mundialista lo confirma. Desde que Xabi se sentó en el banco de los alemanes, el Bayer ha sido el quinto mejor conjunto de la Bundesliga.

El Leverkusen necesitaba una sacudida. La eliminación en la primera ronda de copa ante el Elversberg de tercera división fue la última estocada al proyecto de Gerardo Seoane. Xabi Alonso, desde el primer partido, vistió al equipo con un nuevo patrón -el inamovible 3-4-2-1, con un ataque muy móvil- y el Leverkusen comenzó a crecer. Ahora, además, ya han recuperado a su jugador franquicia: Florian Wirtz.

En la victoria en casa del Gladbach, el Leverkusen mostró su versión más camaleónica. A pesar de que la propuesta de Xabi Alonso siempre ha pasado por intentar dominar los partidos a través del balón, en el último encuentro cedieron el esférico al rival. Poco a poco, el Bayer ha ido encontrando la madurez, sabiendo gestionar y dominar los partidos sin tener el cuero.

El equipo se adapta al libreto de Xabi y Xabi ajusta sus planteamientos a sus futbolistas. El Leverkusen tiene atacantes que disfrutan con espacios y a Alonso no se le caen los anillos por plantear partidos de transición, y más en una liga como la Bundesliga en la que los intercambios de golpes son constantes. Lo explicó Andoni Iraola en una entrevista para Relevo . "Me gusta mucho el fútbol alemán porque, como espectador, me encanta que pasen cosas. Que no sea un 'tú atacas dos minutos y luego me toca a mí'", contó el técnico del Rayo Vallecano.

Fran García encajaría a la perfección

Y precisamente es un jugador del Rayo el que el Leverkusen quiere incorporar. Se trata de Fran García, que desde hace un año y medio se apoderó de la banda izquierda de Vallecas. En el 3-4-2-1 de Xabi Alonso, Bakker es quien juega como carrilero. Con pasado en Ajax y PSG, Bakker es un futbolista con poca tendencia ofensiva como para desempeñar ese rol.

Fue precisamente Bakker quien descorchó el marcador del Leverkusen en Gladbach. "Hemos trabajado mucho con él y le he dicho que le quiero más en el área rival. Marcó a dos metros de la línea de gol, pasando de jugar de lateral a extremo. Eso es lo que quiero ver", valoró Xabi Alonso tras el partido. Fran García no necesitaría ese proceso de aprendizaje, porque tiene una naturaleza mucho más ofensiva que Bakker.

Xabi Alonso ha hecho crecer a su Bayer sobre el mismo sistema. Tres centrales sujetan la estructura, dos pivotes se ubican por delante, los carriles juegan a mucha altura y tres delanteros se mueven arriba. Frimpong, carrilero derecho, es el tipo de perfil que quiere Alonso: punzante y desequilibrante. De hecho, es el segundo máximo goleador del equipo en Bundesliga con cinco tantos.

El 3-4-2-1 del Bayer Leverkusen.
El 3-4-2-1 del Bayer Leverkusen.

Y no hay mejor noticia para el impulso que está tomando este Bayer que el regreso de Wirtz. Uno de los futbolistas con más proyección del continente se rompió los ligamentos el pasado mes de marzo y regresó a los terrenos de juego, en partido oficial, el último fin de semana. En la doble mediapunta, muy maleable, que maneja Alonso, mezcla futbolistas asociativos -como el propio Wirtz o Amiri- con perfiles más verticales -Hudson Odoi, Diaby o Adli, goleador en Gladbach-.

Con un favorable 0-3 en Gladbach, relajó al Leverkusen y los locales terminaron maquillando el marcador con dos goles. "Fue una buena lección para nosotros. Si no jugamos con mentalidad, concentrados e intensos, cualquier nos creará ocasiones", valoró Xabi.

Tras la victoria, el Leverkusen sólo tuvo dos partidos para prepararse para el siguiente encuentro. Este miércoles reciben al Bochum. Y el fin de semana, la prueba de algodón: les visitará el Borussia Dortmund. En febrero llegará la Europa League y su choque contra el Mónaco. Xabi ya tiene cimentadas sus bases y una buena dinámica para mirar y volar hacia Europa.

Jordi Cardero
Jordi Cardero

Redactor

Canchero. Pasé por La Media Inglesa, Revista Panenka y el Diari Ara. Busco historias para juntar letras en los bares de los estadios.