NBA

Ha vuelto Steph Curry, ¿han vuelto los Warriors?

El base de Golden State volvió tras casi un mes de baja, aunque el equipo cayó ante los Suns. Es momento de competir mientras la estrella de los Warriors recupera su nivel.

Stephen Curry lanza de tres en su vuelta tras su lesión en el hombro./Reuters
Stephen Curry lanza de tres en su vuelta tras su lesión en el hombro. Reuters

El base de Golden State volvió tras casi un mes de baja, aunque el equipo cayó ante los Suns. Es momento de competir mientras la estrella de los Warriors recupera su nivel.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Los aficionados de Golden State Warriors llevaban esperando este momento desde el mismo día que Steph Curry cayó lesionado. Ante los Suns el vigente MVP de las NBA Finals volvía tras 27 días de baja. Entre finales de diciembre y el principio de 2023, los Warriors han jugado once partidos sin su estrella y han conseguido un récord positivo: 6-5, tras enlazar cinco victorias seguidas desde Navidad. Ahora, con Curry recuperado, además de las vueltas de Andrew Wiggins y la recuperación de Andre Iguadala, empieza una nueva etapa en la temporada. Una con la plantilla sana.

Sigue habiendo nombres en la enfermería de los Warriors, con JaMychal Green de baja indefinida y los dos jóvenes, Jonathan Kuminga y James Wiseman, bajas de corta duración, pero el bloque que ganó el anillo hace seis meses está de vuelta y listo. A Curry, Wiggins e Iguodala se le unen Klay Thompson, Kevon Looney, Draymond Green y Jordan Poole, el núcleo duro. A ellos se les ha añadido Donte DiVincenzo, el jugador con contrato dual Anthony Lamb y tienen una rotación de ocho perfecta para playoffs (a la espera de cambiar el contrato de Lamb).

Son buenas noticias porque con la plantilla sana, los Warriors son otro equipo. El quinteto titular de los Warriors (Curry, Klay, Wiggins, Green y Looney) ha compartido pista solo 287 minutos, pero en ese tiempo, ha sido uno de los mejores quintetos de la NBA. Los cinco anotan 128,5 puntos por 100 posesiones, 21,3 más de los que permiten. Serían el mejor ataque de la liga por 10 puntos y la mejor defensa por tres en caso de extrapolar estas cifras al equipo. Y si se cambia a Klay por Poole, con sus cuatro compañeros todavía en pista, los números son todavía mejores (137.8 y 103, +34.7 por 100 posesiones).

Alternativas a Curry

En el primer partido, al contrario, las cifras y sensaciones fueron lo opuesto. El quinteto titular, en nueve minutos, vieron cómo los Suns les superaban sin muchos problemas. Solo en el último periodo, con 14 puntos de Steph Curry, los Warriors pudieron mostrar su mejor cara y llegaron a ponerse a solo seis puntos (119-113) cuando la diferencia máxima en la segunda parte había sido de 27 puntos (90-63). Steph anotó 24 en su vuelta, todavía en restricción de minutos, pero hubo momentos en los que se pudo ver la fundación del proyecto. 

En las últimas semanas, con la ausencia de Curry, hemos empezado a ver al mejor Klay Thompson. Anotó 54 en la victoria ante Atlanta en doble prórroga y su promedio en los últimos seis (se ha perdido dos más por descanso) es de 32.8. Parte de las victorias de estos Warriors han llegado desde la eficiencia de su escolta, tirando 40.5% en 14 triples intentados por noche, cifras que solo le hemos visto a Steph en la NBA. Su cómplice, Draymond Green. Con él las cifras se quedan cortas a la hora de explicar su rendimiento, pero es la manera en la que hace funcionar el juego. Ha ayudado la vuelta de Wiggins, por supuesto.

 

El canadiense, que suma dos partidos y que todavía no ha cogido el ritmo (12 y 10 puntos tirando por debajo del 34% en ambas noches) ejerce de catalizador y es una amenaza más en ataque, pero sobre todo libera en defensa funciones de Dray. Y se lleva el mejor defensor para dejar trabajar a un Jordan Poole que, su parte, ha promediado 27.9 puntos en los últimos nueve partidos, pese a seguir con porcentajes por debajo de la media. Con minutos, el jugador sigue respondiendo a las necesidades de Steve Kerr. Entre ellos cuatro, Steph y Kevon Looney, los Warriors han vuelto. 

El timing es perfecto porque empiezan una gira importante. Con una primera prueba en San Antonio, el equipo viajará al Este a visitar a Chicago, Washington con una parada en la Casa Blanca, y los dos duelos más difíciles de la gira, Boston y Cleveland. Y no mejora al volver a casa: Brooklyn y Memphis. Tienen que empezar a ganar si quieren evitar el play-in, pero al mismo tiempo necesitan que Curry (y Wiggins) cojan ritmo competitivo pensando en abril y mayo. La buena noticia es que los Warriors han vuelto.

Alejandro Gaitán
Alejandro Gaitán

Colaborador

De Barcelona al mundo, periodista deportivo afincado en Toronto y cubriendo la mejor liga del planeta de baloncesto. Todo NBA, un poco de baloncesto.