WWE

Chris Benoit, el excampeón de WWE que mató a su familia y que la empresa ha eliminado de su historia

El canadiense asesinó, en junio de 2007, a su esposa y a su hijo pequeño antes de suicidarse. En un primer momento WWE le homenajeó, pero al descubrirse los detalles intentó eliminar cualquier rastro en su historia.

Chris Benoit levanta el World Heavyweight Championship./Getty Images
Chris Benoit levanta el World Heavyweight Championship. Getty Images
Álvaro Carrera

Álvaro Carrera

El 25 de junio de 2007, departamento del sheriff de Fayettevill (Georgia) recibió una llamada que pedía su presencia en el número 130 de la calle Green Meadow. La localidad tiene alrededor de 20.000 habitantes. Todo el mundo se conoce y desde el primer momento sabían que algo había sucedido en la casa de la superestrella de WWE Chris Benoit. El canadiense, de 40 años en ese momento, llevaba en la mayor empresa de la industria desde el año 2000. Era una de las piezas mas reconocidas del momento y eso le había permitido comprarse una casa que estaba valorada en casi un millón de dólares en la localidad, quería huir de grandes urbes.

Al llegar al lugar, la Policía llamó, pero nadie respondió. Entraron. Desde WWE estaban preocupados. Chavo Guerrero, uno de los mejores amigos de Benoit en la empresa, había recibido una llamada el sábado en la que le avisaba que no podría acudir a un show (no televisado) que tenían en Texas. No volvió a recibir noticias y supuso que había sucedido algo malo. Había notado algo extraño en su voz. Al no tener noticias, desde la empresa empezaron a sospechar.

Cuando los agentes entraron en el domicilio se encontraron al luchador ahorcado en el gimnasio que tenía. Después descubrieron a Nancy, su esposa, que estaba cubierta con una toalla, atada de pies y manos y con una biblia sobre su cuerpo. En la planta de arriba, tumbado sobre su cama y de idéntica manera estaba David, el tercer hijo del luchador (los otros dos eran de matrimonios anteriores y no vivían con él), quien sufría síndrome X frágil, una discapacidad intelectual provocada por un desorden genético.

Tras las primeras investigaciones, la oficina del sheriff explicó el suceso de la siguiente manera. El sábado, Benoit discutió con su esposa. La tiró al suelo y la estranguló con una cuerda en la noche del viernes. Horas después, ya posiblemente el sábado, el luchador dio un ansiolítico a su hijo antes de estrangularlo. El sábado fue cuando contactó con Guerrero y se descubrió que había buscado en internet información sobre un profeta que había revivido a su hijo tras matarlo. Intentó hacer el procedimiento, pero obviamente no funcionó. El domingo finalmente se acabaría ahorcando.

El relato de los hechos se acepta de manera casi unánime. Lo que todavía genera controversia es el motivo. Según se pudo conocer en la investigación, Benoit consumía esteroides. Sumado al abuso del alcohol (relatado por excompañeros) y la depresión en la que estaba sumido, sobre todo tras el fallecimiento (por un infarto en noviembre de 2005) de Eddie Guerrero, podría ser uno de los motivos que le llevó a cometer el crimen. Pese a ello, su doctor personal, Phil Astin aseguró que había recibido la visita de Benoit en los días previos y no notó señales de "angustia o rabia". Astin acabó condenado a diez años de cárcel por la distribución ilegal de medicamentos a 19 personas, entre ellos Benoit y su esposa. Además, se conoció que Nancy había pedido el divorcio tiempo atrás y una orden de alejamiento. Pero se retractó al poco tiempo.

La otra teoría ha generado mayor controversia y la WWE quiso desmontarla. El doctor Julian Bailes, que había participado en la investigación de Bennet Omalu sobre los problemas mentales que sufren los jugadores de NFL por las repetidas conmociones cerebrales, pidió a la familia de Benoit analizar el cuerpo. Concluyó que el "cerebro del luchador se asemejaba al de una persona de 85 años con alzheimer". Además, aseguró que sufría encefalopatía traumática crónica, la misma enfermedad que tenían los jugadores de football del estudio citado anteriormente. El padre de Benoit achacó esa lesión a la lucha libre, ya que su hijo recibía sillazos en la cabeza, saltaba desde la tercera cuerda y golpeaba a su rival con la cabeza… Mike Benoit afirmó que "todas las personas que estaban cerca de él sabían de sus problemas mentales" y culpó directamente a su trabajo como luchador. Reveló también que sufría insomnio, cambios repentinos de humor y depresión.

La WWE no tardó en reaccionar para intentar desmontar la tésis, afirmando que una persona con 85 años y alzheimer no "sería capaz de mantener un horario de trabajo itinerante, conducir a los pabellones y realizar los movimientos que hacía en el ring". Pese a ello, desde ese suceso se impidió a los luchadores golpearse con sillas de metal en la cabeza y se prohibieron algunos movimientos.

La WWE lo ha eliminado de su historia

La WWE es la mayor empresa de lucha libre a nivel global. Su nivel para generar historias que enganchen al público es inigualable. También tienen la misma pericia para tapar lo que no quieren que salga. En las últimas semanas ha sucedido con el escándalo sexual de Vince McMahon (acusado de violar y explotar sexualmente a una trabajadora). El camino a WrestleMania 40 ha logrado 'tapar' el escándalo. El mejor ejemplo de la maquinaria que tienen para ello es el de Chris Benoit, quien llegó a ser campeón mundial de la empresa, campeón de Estados Unidos y monarca por parejas.

Tras conocerse la muerte del luchador, la empresa varió sus planes. Eliminó las ideas que tenían para el episodio de RAW de ese lunes y realizó un homenaje al luchador. El programa dura tres horas y en la tercera, mientras se ensalzaban sus logros y se veían sus luchas, se empezó a filtrar lo sucedido. El martes, durante el episodio de ECW, Vince McMahon tomó la palabra de inicio y pidió disculpas por lo sucedido el día anterior. "No habrá ninguna referencia a él", apuntó el máximo responsable de la empresa. Desde ese momento, Benoit desapareció para la compañía.

La WWE eliminó todo su merchandising, fue eliminado de cualquier imagen en la que apareciese y su nombre pasó a ser tabú. Nadie en la compañía puede mencionarlo. Hasta tal punto llega que en 2021 se obvió uno de sus mayores hitos cuando parecía que no les quedaba otro camino. Shawn Michaels fue el primer luchador, en 1995, que logró ganar Royal Rumble saliendo el primero. En 2004 lo consiguió Benoit y no fue hasta 2021 cuando Edge repitió esa gesta. Cuando se habló del hito de Edge se le colocó como el segundo en la historia que lo conseguía.

Desde el primer momento, WWE eliminó toda información del luchador de su página web. Es imposible, por ejemplo, encontrar una imagen de él. Además, el episodio de RAW que sirvió de homenaje fue eliminado de todas las plataformas y en su lugar figura un especial sobre John Cena. La única vinculación que existe son sus luchas en WWE Network. Están disponibles, pero no se pueden buscar por su nombre. Debes introducir el evento y encontrarla manualmente. Cuando aparece Benoit, el sistema ofrece un mensaje de contenido sensible. Ese es el único rastro que queda del luchador para la compañía.