WWE

Vince McMahon renuncia a sus puestos en WWE y TKO tras ser acusado de violación y explotación sexual por una extrabajadora

El presidente ejecutivo de TKO/WWE, y máximo accionista de la empresa de wrestling hasta septiembre, emitió un comunicado tras la demanda presentada por una extrabajadora.

Vince McMahon./WWE
Vince McMahon. WWE
Álvaro Carrera

Álvaro Carrera

La situación en WWE era insostenible desde este jueves. El Wall Street Journal filtró la demanda que una extrabajadora de la empresa, Janel Grant, presentó contra Vince McMahon en la que acusa al que fuese máximo accionista de la empresa y actual presidente ejecutivo de TKO Group Holding (empresa creada tras la fusión entre WWE y Endeavor) de violación y explotación sexual. La presión en Estados Unidos era máxima y a McMahon no le quedó otro camino que dimitir antes de que fuese cesado.

La demanda describe con todo lujo de detalles las prácticas que supuestamente McMahon seguía. Relata cómo el presidente de WWE presuntamente abusó en varias ocasiones de Grant en el despacho de las oficinas de la empresa. Además, esta vez el escándalo también salpica a John Laurinatis, una de las personas de confianza de McMahon en la compañía y a Brock Lesnar. Según se relata en la demanda filtrada, McMahon obligó a Grant a mandarle fotografías de carácter sexual al luchador para así conseguir que volviese a firmar con WWE. De hecho, se indica que se había pactado un encuentro sexual que finalmente no se dio por una tormenta de nieve que impidió llegar a Lesnar.

La demandante también aporta infinidad de mensajes que recibía de McMahon, también los de Lesnar, en los que se denigraba a la mujer y en los que había claros sesgos racistas. Con toda esta información, el escándalo es mucho más grave de lo que se pensó en un primer momento. Las primeras acusaciones de extrabajadoras a McMahon ocurrieron en junio de 2022. Fueron varias y se acusó a McMahon de desviar fondos de la empresa para comprar el silencio de las mujeres. Esas prácticas sexuales no se desvelaron ya que el directivo llegó a un acuerdo económico. Ahí precisamente se explica que ahora salga todo a la luz. McMahon cerró un acuerdo de tres millones de dólares con Grant para comprar su silencio. Sólo hizo el primer pago (se desconoce cómo está la situación con el resto de mujeres que le denunciaron). Se faltó al acuerdo y Grant decidió acudir a la justicia.

Por el momento, públicamente, TKO Group Holding no quiere hacer declaraciones más allá de confirmar la renuncia de McMahon en un escueto comunicado. El ya exdirectivo, de 78 años, asegura en su carta que la denuncia "está llena de mentiras" y que "se centrará en defenderse de ellas". En enero de 2023, tras los acuerdos extrajudiciales, McMahon volvió a recuperar su puesto en WWE porque era el máximo accionista y podía. Ahora parece complejo. Su renuncia es oficial y aunque sigue teniendo un amplio porcentaje de TKO Group Holding no es el máximo accionista, por lo que parece su adiós definitivo al mundo del wrestling. McMahon estuvo presente el miércoles, cuando The Rock pasó a formar parte de la junta directiva de TKO Holding Group y dieron el inicio del día en Wall Street. Es probable que ya supiesen que todo se iba a filtrar y buscasen una cortina de humo... el escándalo es demasiado grave como para opacarlo.

McMahon ha estado ligado a la lucha libre desde 1971, cuando empezó siendo presentador de eventos. En 1979 fue tomando el control de la empresa de su padre y en 1982 se la compró para llevar a cabo su estrategia de crecimiento. Desde 1983 comenzó a adquirir cualquier compañía que les pudiese hacer sombra y así empezó a construir un imperio. Desde el inicio del siglo XXI, la WWE (WWF hasta 2002) se convirtió en una empresa millonaria y referente a nivel mundial. McMahon, en lo meramente referente a los negocios, transformó la industria para siempre. La familia McMahon ha estado ligada al wrestling desde 1950 hasta la actualidad.

Por tanto, es la primera vez en casi 75 años que ningún McMahon tiene poder en la empresa familiar. Stephanie, hija de Vince, decidió abandonar la compañía después de que su padre recuperase el mando de WWE en 2023. Por su parte, Shane, también está fuera de la industria desde el año 2020, cuando su padre lo despidió. Cabe reseñar que Triple H, parte fundamental de WWE en cuanto a talento y dirección creativa (también tiene puesto en la Junta directiva de TKO) es el marido de Stephanie, aunque ella desde su salida se ha mantenido alejada de todo.

Royal Rumble, opacado por el escándalo de Vince McMahon

La WWE es una máquina que no para y siempre intentan que el show prevalezca, aún así la carrera a Royal Rumble (se disputa este sábado) y el SmackDown de este viernes estuvo opacado. En el show azul estuvo incluso el cantante Eladio Carrión, quien presentó a Randy Orton. Fuera de eso, no hubo nada demasiado destacable. LA Knight mandó un mensaje a Orton y AJ Styles, y también a Roman Reigns aunque no estuvo, y les planchó para cerrar el show. Por su parte, Asuka y Kairi Sane se proclamaron nuevas campeonas por parejas de WWE.