VELA

El New Zealand vuelca y destroza la proa de su AC40

El velero kiwi sufre un espectacular pinchazo cuando iba a 40 nudos de velocidad, pero sin lamentar daños personales

El AC40 del New Zealand, tras volcar en Auckland. /ADAM MUSTILL / AMERICA'S CUP
El AC40 del New Zealand, tras volcar en Auckland. ADAM MUSTILL / AMERICA'S CUP

El velero kiwi sufre un espectacular pinchazo cuando iba a 40 nudos de velocidad, pero sin lamentar daños personales

Nacho Gómez

Nacho Gómez

Los cinco equipos inscritos para la próxima edición de la Copa América siguen con sus entrenamientos en diferentes localizaciones del planeta, y la nube de recursos generada por los 'espías' de la organización sigue generando material contundente. En este caso, el bombazo ha venido desde Auckland, donde el New Zealand ha destrozado la proa de su AC40 tras volcar cuando navegaba a 40 nudos de velocidad.

La jornada amaneció con unas condiciones potentes en el golfo de Hauraki, con vientos superiores a los 20 nudos y olas de tamaño considerable teniendo en cuenta lo condicionada que está la navegación con foils en relación a estos factores. Tras realizar diversas maniobras a bordo de su AC40, el velero a escala que usan los equipos para los entrenamientos y que emplearán en el torneo de jóvenes y mujeres, los 'kiwis' perdieron el control del barco cuando volaban a 40 nudos, pincharon la proa y el velero volcó, con lo que la parte delantera del barco quedó notablemente dañada.

El equipo se encuentra en estos momentos realizando un análisis más profundo de los motivos que provocaron la volcada, aunque lo que ya está totalmente asegurado es que no van a poder retomar los entrenamientos en el agua durante varios días, hasta que la zona dañada quede completamente reparada.

El CEO de Emirates Team New Zealand, Grant Dalton, que ya se encuentra de vuelta en Auckland tras el acto que protagonizó en Barcelona la semana pasada, describía el contratiempo. "Parece que cuando el barco pinchó la proa, la alta presión del agua y la carga lateral colapsaron la sección delantera de la cubierta causando el daño resultante en la proa. Los diseñadores están analizando las cargas del incidente y, aunque es pronto para decirlo, es probable que tengamos alguna estructura que retocar en el barco y en toda la flota del AC40. Pero entenderemos mejor todo lo que ha sucedido en los próximos días".