ATP FINALS

'Carota Boys': la estrategia de marketing detrás de los famosos 'zanahorios' que siguen a Jannik Sinner

Son los fans del tenis más famosos del momento: tienen más de 40.000 seguidores en Instagram y 'merchandising' propio con zapatillas a casi 300 euros

Los 'Carota Boys' saludan a Jannik Sinner durante un acto en Turín durante las ATP Finals. /Instagram/@carotaboys
Los 'Carota Boys' saludan a Jannik Sinner durante un acto en Turín durante las ATP Finals. Instagram/@carotaboys
Nacho Encabo

Nacho Encabo desde París

Turín.- Esta es la historia de cómo seis amigos de Revello, un pequeño pueblo del Piamonte italiano, acabaron convirtiéndose en los aficionados de tenis más famosos del mundo gracias a una zanahoria, unos disfraces y una estrategia de marketing fabulosa de una empresa de café. Los Carota Boys, los chicos zanahoria.

Los 'Carota Boys' causan sensación en Turín.RELEVO

Los amigos se llaman Francesco Gaboardi, Alessandro Dedominici, Alberto Mondino, Lorenzo Ferrato, Gianluca Bertorello y Enrico Ponsi. Tienen entre 26 y 29 años, se conocen del colegio y viven en Revello. "Se parece a Relevo, tu periódico. Pero se pronuncia diferente", se ríe Lorenzo a las puertas del Pala Alpitour de Turín. Cada uno tiene un trabajo diferente. Les encanta el tenis. Tanto, que en mayo de 2023 decidieron ir a Roma para ver el Masters 1000. El viaje que les cambiaría la vida.

Porque no fue un viaje normal. Querían animar a los tenistas italianos y el número uno del momento y de ahora era Jannik Sinner. Entonces, se les ocurrió una idea: recordaron que Sinner un día se comió una zanahoria durante un partido del torneo de Viena en 2019 en vez del tradicional plátano. Sinner encima es pelirrojo. Blanco y en botella. "Nos disfrazaremos de zanahorias". Uno de ellos fue a comprar los disfraces. Y a Roma que se fueron.

Lógicamente, no pasaron desapercibidos. ¿Cómo vas a pasar desapercibido en una pista de tenis, ese deporte de público tan tranquilo y elegante, vestido de zanahoria y animando sin parar? Las cámaras se fijaron en ellos. Y también un director creativo de Lavazza, al que se le encendió la bombilla. Patrocinadora del propio Sinner y de varios torneos del circuito, la empresa italiana se puso en contacto con los ya bautizados como Carota Boys para proponerles una idea.

A gastos pagados por el mundo animando a Sinner

"Desde entonces hemos ido a Roland Garros, Wimbledon, US Open y ahora las ATP Finals invitados por Lavazza", cuenta Lorenzo, uno de los seis Carota Boys. Van a gastos pagados, con vuelos, hoteles y entradas incluidas para ver todos los partidos de Sinner. "Para nosotros es el mejor tenista de todos. Hace unos años teníamos otros ídolos como Roger Federer, su clase, pero ahora somos de Jannik Sinner", dice Alessandro.

En Roland Garros, en Wimbledon y en el US Open se fotografiaron con él, pero el encuentro más especial ha llegado esta semana en Turín durante las ATP Finals. Lavazza es de Turín, así que preparó un encuentro entre los zanahorios y su ídolo. "Todo empezó con una idea loca nuestra y luego una idea loca de Lavazza. Estamos cumpliendo un sueño", añade Alessandro.

Durante su encuentro en Turín, compartieron un rato dentro de una pista de tenis. "Jugamos un partido... Bueno, si a eso se le puede llamar partido", se ríe Alejandro. "Hemos tenido la fortuna de conocerle y de jugar con él. Nos encanta él como persona, es muy humilde. Quizás en televisión no parece tan abierto y divertido, pero es un tipo muy divertido".

La bendición de Sinner: «Son más famosos que yo»

Nacido hace 22 años en San Cándido, a los pies de Los Alpes casi en la frontera con Austria, Sinner está viviendo ahora mismo su mejor momento como tenista. Está instalado ya en el top ten, hace unas semanas ganó su primer Masters 1000 y ya es un habitual en las rondas finales de los grandes torneos. El tiempo dirá, pero todo apunta a que el italiano será el gran rival generacional de Carlos Alcaraz.

De momento no ha llegado al número uno ni ha ganado Grand Slam, pero hay algo en lo que ya supera a Carlitos: tiene un club de fans propio. "Son más famosos que yo, sinceramente", dijo Sinner en la rueda de prensa previa al torneo en Turín. "Los conocí hace unos días. Fue un encuentro genial".

"De momento no los conozco del todo bien. Sé sus nombres, pero aún me confundo un poco. Es porque tienen este disfraz tan bueno de la zanahoria", añadió Sinner. "Pero es genial tener este apasionado club de fans, sinceramente. Está creciendo, así que estoy contento por ellos".

Creciendo están. Eso seguro. Ya tienen casi 50.000 seguidores en Instagram y tienen una página web en la que venden camisetas. Además, una marca de zapatillas del norte de Italia, My Mancini, ha llegado a un acuerdo para hacerles un modelo propio: esas Carota shoes cuestan nada menos que 290 euros.