PÁDEL

Fernando Belasteguín: "Wilson quiere hacer conmigo lo de Nike con Jordan"

"Es muy lindo a mi edad jugar contra chicos de 20 años y saber que les puedo ganar".

El jugador de pádel Fernando Belasteguín./Getty
El jugador de pádel Fernando Belasteguín. Getty
Europa Press

Europa Press

El jugador de pádel profesional Fernando Belasteguín desvela que cuando Wilson le fichó como embajador en 2019 para meterse de lleno en el mundo del pádel lo hizo asegurándole que querían hacer con él y su figura algo similar a lo que logró Nike con Michael Jordan --despegar en el baloncesto con la marca Air Jordan--, una comparación que es un halago para un 'Bela' que se retirará a finales de 2024 pero que, de momento, sigue ilusionándose jugando y presionándose para ganar, en su cuarentena, a "chicos de 20 años".

En una entrevista a Europa Press, Bela reconoció que haber sido fichado por Wilson, y por CUPRA, como embajador para lograr hacerse un hueco en el "pequeño mundo" del pádel, le hizo pensar en las similitudes de la historia de éxito de Nike y Jordan.

"Me parecía un poco osado hacer una comparación, pero para mí fue una alegría y un orgullo personal muy grande cuando los de Wilson, antes de ficharme en agosto de 2019, me dijeron que querían hacer el gran salto al pádel conmigo. Me dijeron que igual Nike tuvo a Jordan para el desarrollo de su marca, Wilson tendría a Bela para desarrollar su idea. Además, Wilson es de Chicago, y Jordan jugó en Chicago Bulls. Wilson quería hacer conmigo algo parecido a lo de Nike con Jordan en nuestro pequeño mundo con 'Wilson Bela'", desveló.

Para el argentino, que fue 16 años mejor jugador del mundo, es "espectacular" poder, a sus ahora 44 años, ser artífice de la llegada de Wilson al pádel profesional. "Me parece espectacular. Cuando me vino a ver Wilson y me dijo: 'Bela, queremos hacer lo mismo que hizo Nike con Jordan, contigo en el pádel. Para mí fue algo increíble porque Wilson es la número uno en deportes de raqueta. Tener una distribución tan grande como la que tiene Wilson, para Wilson Bela, una marca nueva, fue algo increíble", reconoció.

La nueva pala Wilson Bela X CUPRA V2, fruto de esta relación a tres bandas, la estrenará en el torneo WPT de Valencia. Y con ella intentará seguir ganando para devolver esa confianza a Wilson. Y es que, pese a tener claro que no alargará mucho más su carrera, todavía se presiona para ganar y no disfruta de la hecho hasta ahora en la pista. En 2023 no ha podido ganar ningún torneo, ni con Sanyo Gutiérrez en el arranque del campeonato ni ahora con Miguel Yanguas. "Ahora me siento como si ya estuviera totalmente adaptado a mi papel. Estoy contento porque llegamos a esta mitad de temporada intentando mejorar con Mike. Hemos conseguido una semifinal y no hemos bajado del cuarto de final desde que estamos juntos", celebró sobre su nueva pareja.

Retirada en 2024 y gloria en pausa

Belasteguín confirmó que tiene más que meditado y hablado con su familia retirarse a finales de 2024. Así que le queda temporada y media para luchar por lograr más éxitos. "Me veo, y lo tengo muy claro, jugando un año y medio más para que a final del 2024 poder dejarlo bien. Yo todavía me siento con ganas, yo me he cuidado toda la vida y llego a los 44 años, tuve la posibilidad el año pasado con 43 años de ganar 3 torneos y es algo muy lindo verme a mi edad, contra chicos de 20 años, y saber que les puedo ganar", se sinceró.

"Me veo con ganas de seguir cuidándome y haciendo un esfuerzo muy grande para poder ser competitivo durante un año y medio más. Ese es el objetivo que tengo puesto en mi cabeza, lo sabe mi familia. Y quiero disfrutar este año y medio de competencia que me queda para cerrar mi carrera profesional. Y tuve la suerte de ser 16 años y medio el número uno en el mundo", recordó Bela.

Explicó, de hecho, que todavía no logra "disfrutar nada" de lo que le ha pasado en su carrera. "Estoy tan obsesionado porque siento que tengo la necesidad de seguir mejorando para ser competitivo que no disfruto nada. No me cabe duda de que cuando no sea más profesional echaré la vista atrás y disfrutaré un montón. Pero sigo tan obsesionado en seguir mejorando y con ganar como si estuviera al inicio de mi carrera. Pienso que lo mejor está por llegar", asestó.

Y, de cara a ese futuro en el que ya no estará en las pistas, tiene claro qué hará. "Tengo dos proyectos muy lindos. Uno es la marca propia con Wilson Bela, que para mí fue un orgullo muy grande que venga una marca como Wilson y que me diga queremos tener tu propia marca dentro de nuestro paraguas. Para mí es un proyecto de futuro muy, muy grande. Y la segunda es la creación de los Bela Clubs para mí es un gran honor. Son las dos salidas laborales que voy a tener cuando no juegue más. La idea es tener un Bela Padel Center en Barcelona, si es posible lo antes posible, para que ese traspaso de la vida profesional a la vida post profesional me permita tener la mente ocupada cada día", celebró.

Augura menos cambios de parejas en 2024

Preguntado por los múltiples cambios de parejas que se ven últimamente, reconoció no estar cómodo en este escenario ya que prefiere tener más continuidad y fidelidad. No obstante, se adapta al marco actual y augura que ya para después de 2024, aunque él ya no esté, volverá a ver menos cambios. Unas idas y venidas que atribuye, en parte, a la presencia de dos circuitos profesionales, el World Padel Tour (WPT) y el Premier Padel.

"Se ha dado este fenómeno de los cambios de pareja en el último año y medio pero tienes que tener en cuenta que en el último año y medio o la temporada 22-23 no son temporadas normales, porque hay dos circuitos profesionales juntos y tienes las 20 o 22 pruebas de World Padel Tour y las 8 o 9 pruebas de Premier Padel. Son 30 torneos por año que sólo gana una pareja y que por lo general ganan las parejas de arriba, las dos o tres primeras. Y claro, los cambios, si quieres buscar la solución a eso, son más rápidos", argumentó.

"A partir del 2024 va a volver un poquito ese orden natural de que las parejas duren bastante más. Creo que soy un jugador que ha tenido muy pocos compañeros. Llevo 29 años de carrera profesional con este año y he tenido pocas parejas, quizás en los últimos años más, pero fíjate que con Agustín Tapia estuve un año y medio casi, con Arturo Coello un año y medio, con Pablo Lima cuatro años y medio, con Juan Martín trece años, siempre fui de tener compañeros de largo plazo. Con Sanyo es el único con el que estuve muy poco tiempo, en dos periodos", auguró.

"Que Tapia y Coello sean número uno no tiene nada que ver con que jugaran conmigo. A mí me pone muy contento, sí, de haber sido el jugador que junto a ellos ganaron su primer torneo a nivel profesional, tanto con Agus, que en su día era el jugador más joven de la historia en ganar un torneo, y que después le sacara ese récord Coello, los dos al lado mío. Es una satisfacción muy grande. Que ellos sean hoy número uno es solamente mérito de ellos, mérito de su equipo y mérito de su familia. No es porque hayan jugado al lado mío. Es que los dos son muy buenos y hoy están ahí arriba por mérito propio".