PREOLÍMPICO

Elisa Aguilar, la nueva realidad del basket y un mensaje que no deja margen al plan B: "Ni me lo planteo"

La presidenta de la Federación pasa revista al Preolímpico de Valencia, con Rudy como protagonista, pero con la vista también puesta en Madrid con la Selección femenina.

Elisa Aguilar, presidenta de la Federación, atiende a los medios./Relevo
Elisa Aguilar, presidenta de la Federación, atiende a los medios. Relevo
Guillermo García

Guillermo García desde París

Valencia.- El baloncesto español afronta horas clave para su futuro. Primero en Madrid, donde Miguel Méndez y la Selección femenina ultiman su preparación de cara a los Juegos. Pero sobre todo en Valencia, donde el equipo masculino está a dos pasos de conseguir el billete a París. Una localidad en la que una vez más quiere estar Rudy Fernández. Sin embargo, una derrota supondrá el adiós prematuro del balear. Algo con lo que no cuenta nadie en la FEB.

"No tengo ningún plan de emergencia, a mí me has pillado. Vamos, es que ni me lo planteo porque creo que no va a pasar", apuntaba Elisa Aguilar, presidenta de la Federación, en un desayuno con los medios desplazados a la ciudad del Turia. "Esos planes no están en mi mente. Vamos con la mayor de las garantías, con la mayor confianza. Nos lo hemos ganado y yo creo que vamos a estar el domingo en la final".

Para cumplir con ese objetivo, España tiene que superar un primer escollo en forma de equipo finlandés. Un conjunto al que España ya superó en 2022 en su camino hacia el oro en el Eurobasket. Ahora vuelven a cruzarse en el camino con la incógnita de Juancho Hernangómez. "Vamos a ver cómo evoluciona su lesión, esperando que pueda tener algunos minutos el sábado. Pero como eso no depende de nosotros, lo que estamos es centrados en lo que pueden jugar. Por ejemplo, Santi está haciendo un grandísimo torneo, Garuba físicamente también está a un altísimo nivel, Lorenzo, los veteranos, que siempre dan todo y más... Nos centramos en los que pueden jugar y de cara a enfrentarnos a Finlandia, pues para intentar ganarles".

Estar en los Juegos es el objetivo de todo el baloncesto español, masculino y femenino, que se prepara para vivir una nueva realidad tal y como han señalado tanto Scariolo como Elisa Aguilar en sus últimas comparecencias. "Estamos en otra realidad distinta. Hemos vivido años muy buenos, en los cuales hemos disfrutado, pero eso ya ha pasado. Nos toca por primera vez en mucho tiempo jugar un Preolímpico con los chicos, pero, bueno, pues es lo que ahora mismo hay que adaptarnos. Creo que los buenos equipos son los que son capaces de adaptarse a las circunstancias. Tenemos un presente muy reconocido y contrastado y creo que tenemos también unos jugadores de formación que nos están dando mucha motivación e ilusión de cara al futuro".

Jugadores jóvenes que son el gran valor del baloncesto español, pero también su gran preocupación por el empuje de la NCAA por hacerse con los grandes proyectos del baloncesto europeo. "Es otra nueva realidad. Ahora las normas y las reglas han cambiado. Antes te ibas a la NCAA y nadie te pagaba, te cambiabas de universidad y tenías que estar un año sentado porque no podías jugar. Todo eso ha cambiado. Con estas nuevas realidades, cuando los chicos o chicas se quieren ir allí, lo que hay que hacer es estar cerca, el tener un seguimiento con su universidad, con su entrenador, y que luego vengan a la Selección. Yo no puedo negar a alguien que lo ha hecho. Hay que desarrollarse profesional y personalmente, porque es una oportunidad para ellos. Nunca se olvidan de la selección, siempre quieren estar con nosotros, y eso es lo que tenemos que seguir trabajando".

En esa nueva realidad también se maneja la Selección femenina que trabaja en Madrid y que ha tenido que llamar a la joven Iyana Martín para completar los entrenamientos ante la baja de Silvia Domínguez. "Silvia es nuestra capitana, lleva muchísimos año con con la camiseta nacional y ha tenido una lesión por la que no va a poder participar en los Juegos y para nosotros es una baja, no sólo deportiva sino también de cara un poco al grupo. Sé que están entrenando bien. Ellas no se van a poner techo, eso ya te lo digo yo, con lo cual vamos a ir partido a partido. Yo creo que cuartos podría ser un buen objetivo, pero es verdad que todo está muy caro". Caro sí, pero no prohibitivo.