JORDANIA - ESPAÑA

Thaer, el jordano que jugó en el Madrid y Barça y ahora es taxista: "Me está matando no estar allí"

Actualmente en el Villaviciosa en la regional madrileña, cuenta su historia y cómo vive su país el Jordania - España de este jueves.

Thaer Bawab, de blanco, durante un partido con la selección jordana./Getty Images
Thaer Bawab, de blanco, durante un partido con la selección jordana. Getty Images

Actualmente en el Villaviciosa en la regional madrileña, cuenta su historia y cómo vive su país el Jordania - España de este jueves.

Daniel Domínguez

Daniel Domínguez

No hay muchos que puedan presumir de haber jugado en el Real Madrid y en el Barcelona. No hay ningún jordano, aparte de él, que pueda hacerlo. Thaer Bawab Abdo (Amán, 1985) acabó su etapa formativa en el conjunto madridista y vivió sus primeros años como sénior también en Valdebebas a caballo entre el 'C' y el Castilla. De ahí salió directamente al Barça para jugar en el filial. Hablamos de 2007.

"Viví los mejores cuatro años de mi vida hasta hoy. Ni Barça ni nada. A todos los niveles, los del Real Madrid fueron los mejores cuatro años de mi vida", comenta Thaer sobre su etapa en el club blanco. Un periodo que recuerda con especial cariño por sus 39 goles con el juvenil y por entrenar con el primer equipo. "En ese último año solía subír dos veces por semana. O sea, imagínate. Estoy hablando de los galácticos en esos tiempos: Beckham, Zidane, Figo, Roberto Carlos, Cannavaro... Eso fue otro mundo".

De ahí salió al Barça. ¿Por qué? "Se fue Florentino, llegó Ramón Calderón y el Madrid cambió toda la estructura de arriba a abajo. Entró Míchel como entrenador y la verdad es que no contaba mucho conmigo". Y entonces... "Vino la oferta del Barça. Al final, te vas al Barça, no a cualquier equipo". Y es que Barcelona no deja de ser su casa: "Mi familia sigue viviendo allí, a 100 metros del Camp Nou, en Travessera de les Corts".

Este jueves, su país vive un día histórico. Les visita por primera vez la Selección española: "Sinceramente, estoy sorprendido, la verdad que no pensé en que pudiera llegar a pasar. Hace unos años hubiera sido algo impensable". Thaer no estará allí, algo que lamenta: "Si te soy sincero, eso me está matando, me está comiendo por dentro".

Nacido en Amán, sus padres son de origen palestino y emigraron a Jordania por la guerra. Sin embargo, Thaer Bawab no vivió allí por mucho tiempo, ya que llegó a España con apenas cuatro años. Pese a ello, cuenta que en Jordania guardan buen recuerdo de él: "La experiencia que he tenido en Jordania ha sido muy buena. Las últimas veces que acudí, fue por la afición. Incluso, he recibido mensajes y propuestas de la afición para que me hicieran un homenaje para este partido. Y hasta el último segundo tenía esperanza de que me llamara algún directivo".

La carrera con la selección, terminada

A sus 37 años, el atacante, que milita en la AD Villaviciosa de Odón (Regional Preferente de la Comunidad de Madrid), se está sacando el curso de entrenador y ahora es taxista ("he empezado a trabajar pronto para poder ver el partido"), no va convocado con su selección desde 2017. Con su país fue internacional 24 veces, llegando a disputar, incluso, eliminatorias de clasificación para el Mundial y la repesca intercontinental contra Uruguay en 2013. "El play-off para el Mundial de Brasil 2014 es mi mejor época con la selección". Una etapa internacional que se cerró en 2017. "Renuncié, no acabé muy bien. No se portaron muy bien conmigo".

Thaer, en el suelo, en un lance con Maxi Pereira en la repesca para el Mundial de 2014.
Thaer, en el suelo, en un lance con Maxi Pereira en la repesca para el Mundial de 2014.

Pese a verlo desde la distancia, analiza el estado del fútbol en su país: "La selección de Jordania está en constante crecimiento desde hace unos años". Thaer confía en una buena actuación de los suyos contra España: "Yo espero que hagan un buen papel, la verdad, y dejen el listón muy alto, porque la verdad es que ha evolucionado muchísimo el fútbol en Jordania. Espero que hagan un buen resultado". Para España, un amistoso de preparación para el Mundial, para Jordania, uno de los partidos de su vida.