REAL MADRID

El bajón de Vinicius: ha perdido un 39% de efectividad en el regate

Tras el Mundial el brasileño apenas ha completado dos en 19 intentos, es decir, un 11%.

Vinicius, frente a Lato y Correia en el Real Madrid-Valencia. /Reuters
Vinicius, frente a Lato y Correia en el Real Madrid-Valencia. Reuters

Tras el Mundial el brasileño apenas ha completado dos en 19 intentos, es decir, un 11%.

Manuel Amor

Manuel Amor

Hay pocas dudas en el entorno del Real Madrid: Vinicius está siendo uno de los mejores jugadores de la temporada blanca. Ante las ausencias de Karim, se ha puesto el traje de líder, sacando adelante varios partidos importantes. Sin embargo, desde su regreso del Mundial de Catar, el brasileño no acaba de lucir como lo hacía a principio de curso. Y es que su principal arma, el regate, parece haberse encasquillado.

Si analizamos los cuatro encuentros que jugó antes del parón (Cádiz, Celtic, Girona y Rayo), Vini completó ocho de 16. Es decir, tenía un 50% de eficacia a la hora de superar rivales. En este comienzo de la segunda parte del curso, sus números son muy diferentes: ha completado solo dos de 19, o lo que es lo mismo, algo por debajo de un 11% de acierto. Analizándolo en otros términos, el carioca tenía antes del Mundial una eficacia por partido del 44%. Actualmente no llega al 8%.

Contra el Valencia este problema se hizo palpable. La insistencia de Vinicius por ser directo y por ayudar a su equipo fue evidente, pero también su falta de acierto. Apenas uno de nueve regates completados (11%). La consecuencia: el Madrid generó poco desequilibrio y estuvo a punto de perder el partido. Gattuso apostó por un doble lateral con Lato y Correia, además de las constantes ayudas de Musah, y le dio un gran resultado. El extremo trató de solucionarlo apareciendo más por dentro y lanzando desmarques a la espalda de la defensa rival, pero sin ser capaz de sorprender.

Recetas para frenar al brasileño: mucho físico y muchas faltas

Hasta ahora el diestro había encontrado su kryptonita en los laterales de gran capacidad física. Futbolistas como Foyth o Araújo habían conseguido atar su velocidad y desequilibrio. Sin embargo, en los últimos partidos parecen haber encontrado otra receta contra él, con vigilancias defensivas más férreas y mucha ayuda al lateral tanto de su extremo como de su centrocampista. Algo que no cambia son las continuas faltas para tratar de sacarlo del partido: provocó hasta seis contra el equipo che. En este punto es en el que el Madrid solicita más protección para su estrella, pidiendo más castigo en las infracciones intencionadas contra él.

Ancelotti bromea sobre Vinicius y los penaltis. RFEF

Otro aspecto que puede explicar el bajón es el físico. Si bien es cierto que se trata de un futbolista que cuida al milímetro su estado de forma, viene de una racha de partidos muy larga, prácticamente sin descanso y con un Mundial entre medias. A estas alturas del curso (todavía quedan seis meses de competición) ya suma 24 partidos (2.056 minutos) solo con el Real Madrid. Hay que sumarle dos amistosos con su selección en septiembre y otros cuatro encuentros en Catar. En la 2021/2022 acabó con 61 entre club y selección. A pesar de que ha logrado evitar lesiones gracias a su rutina de trabajo, el cansancio puede hacer mella en un futbolista cuyo juego depende en gran parte de estar lo más fresco posible.

Ancelotti asegura que sus jugadores están bien, y que este bajón general, incluido el de Vini, no tiene que ver con el aspecto físico. El domingo, el de Sao Gonçalo tendrá la oportunidad de demostrar que su 'crisis de regates' se trata solo de una cuestión pasajera, y que Carletto puede seguir contando con ellos en esta segunda fase de torneo. Él está tranquilo, focalizado en levantar un nuevo título con el Real Madrid, el que sería su séptimo en Chamartín con apenas 22 años.