BETIS

Luiz Henrique se destapa a la espera de su compatriota Abner

El extremo dio una exhibición de juego y compromiso para acabar cojeando toda la prórroga. Será el mejor ejemplo para el lateral, que llegará en breve a Sevilla.

De Jong trata de agarrar a Luiz Henrique./AFP
De Jong trata de agarrar a Luiz Henrique. AFP

El extremo dio una exhibición de juego y compromiso para acabar cojeando toda la prórroga. Será el mejor ejemplo para el lateral, que llegará en breve a Sevilla.

Samuel Silva

Samuel Silva

El Betis tiene un diamante en bruto en Luiz Henrique. De la mano de Manuel Pellegrini, que lo viene mimando desde que vislumbró su talento en verano, el brasileño pule su tremendo potencial, que ante el Barcelona se destapó en la escena nacional e internacional. Cuajó un excelso partido el extremo, con regates, desbordes, disparos, pero también un compromiso a prueba de dolor. Acabó entre calambres, cojeando durante toda la prórroga pero sin borrarse del partido, con lo que se ganó el reconocimiento de todos y se convirtió en un ejemplo a seguir. Por ejemplo, para Abner Vinícius, ese lateral brasileño que el Betis ha dejado atado estos días y al que espera en breve en la capital hispalense.

"Poco a poco estoy aprendiendo con las enseñanzas del míster y de mis compañeros. Me siento mejor", reconoció el propio Luiz Henrique tras el encuentro, con el sabor agridulce del gran partido del Betis pero que acabó en derrota. "Estoy muy orgulloso del equipo, estuvimos peleando hasta el final. Ahora tenemos que seguir de frente en la Liga", añadió el brasileño, que ha elevado sus prestaciones desde el regreso de la competición hasta convertirse en pieza principal para Pellegrini.

Lejos queda el tímido extremo que comenzó la temporada y que parecía más preocupado en evitar los fallos que en sacar a relucir su desborde en la banda. "Le costó al principio, cometía muchos errores, pero vimos su potencial", indicó Pellegrini el pasado domingo tras el partido ante el Rayo Vallecano en la Liga, cuando Luiz Henrique, que anotó un golazo, ya enseñó parte de su repertorio. Cuatro días después, en una cita bajo todos los focos del mundo futbolístico, el zurdo elevó sus prestaciones, se convirtió en un dolor de cabeza para la defensa del Barcelona y fue decisivo para el Betis en los dos goles. Esos vídeos de Vinicius, el extremo del Real Madrid, que le hizo ver Pellegrini, ya ofrecen resultados.

En el primero, con su regate y su sangre fría para acabar cediendo el balón a la llegada de Fekir; en el segundo, con una acción de fuerza y técnica dentro del área, que luego encontraría una respuesta mejor: el taconazo genial de Loren, otro hombre que se reivindicó después de meses de ostracismo. Únicamente los calambres provocaron que Luiz Henrique dejase de convertirse en un incordio para la zaga azulgrana. Pero su garra sí ayudó al equipo a resistir hasta el final.

Ejemplo para Abner

Tras unos primeros meses de adaptación, el joven Luiz Henrique ya ha ganado peso en el equipo verdiblanco. Seguro que su trayectoria también le sirve a Abner Vinícius, el joven lateral del Atlético Paranaense, a quien ya se aguarda en el Betis. Entre Ramón Alarcón, CEO de la entidad, y Antonio Cordón, el director deportivo, dejaron encarrilado su fichaje en Brasil, y en los próximos días se le espera en la capital hispalense para ponerse a las órdenes de Pellegrini.

"Queríamos que cuando saliera Álex (Moreno) hubiera recambio lo antes posible. Estamos acelerando las negociaciones y espero que en las próximas horas o días esté aquí", señaló el presidente, Ángel Haro, antes del partido en Movistar. La operación ya está encarrilada y el Betis comprará un 50% del pase por unos cinco millones de euros, mientras que se reserva la posibilidad de aumentarlo en años venideros, la fórmula que se ha encontrado para que los heliopolitanos pudieran hacer frente al fichaje.

Samuel Silva
Samuel Silva

Delegado de Andalucía

Samuel Silva se encarga de cubrir la información deportiva de Sevilla y Andalucía, con especial atención a Sevilla y Betis. Tras estudiar Periodismo en la Universidad de Sevilla, creció en