JORDANIA-ESPAÑA

Una prueba sin pistas de Luis Enrique

El once que jugará en Omán no tendrá que ver con el del estreno ante Costa Rica en el Mundial.

El entrenamiento previo al partido contra Jordania./Getty
El entrenamiento previo al partido contra Jordania. Getty

El once que jugará en Omán no tendrá que ver con el del estreno ante Costa Rica en el Mundial.

Sergio Santos

Sergio Santos desde Catar

España juega esta tarde contra Jordania (17:00 horas, La1) en Omán, en un partido que es casi un entrenamiento. No por el rival ni el escenario, sino porque así lo ha planteado Luis Enrique: es una oportunidad para rodar a los jugadores que lo necesitan (Ansu Fati, Sarabia…) y a la vez para cuidar a los que llegan con alguna mínima molestia (Morata, Marcos Llorente…). Tampoco el rival (los jordanos están en el puesto 47 del ránking FIFA) da para sacar demasiadas conclusiones.

El mensaje del seleccionador a los jugadores desde el primer día ha sido claro: quiere que lleguen al 100% al debut contra Costa Rica (día 23). Conoce de sobra a los 26 convocados y no necesita que arriesguen para ganarse el puesto en esta preparación previa. El técnico quiere intensidad máxima en cada sesión… de los que estén en perfecto estado. Lo que en ningún caso quiere es que algún jugador llegue tocado al estreno mundialista por forzar en estos días previos.

Por ese motivo no ha existido la menor prisa con Morata, Marcos Llorente y Guillamón, que han hecho trabajo específico estos días y no van a jugar contra Jordania. En otra situación podrían haber forzado, pero Luis Enrique les ha hecho saber que su participación o no ante Costa Rica no va a depender de cuándo vuelvan a ejercitarse con normalidad, sino de que lleguen al 100% a ese día.

Oportunidad para coger ritmo

A la vez, están los que necesitan ritmo de partidos porque no han contado con demasiados minutos en sus clubes en las últimas semanas. El mejor ejemplo es Ansu Fati, que va a ser titular para llegar en las mejores condiciones al estreno. Es un jugador que, en su mejor versión, será fundamental para el seleccionador en el torneo. En una situación parecida está Sarabia, con pocos minutos en el PSG y fundamental para Luis Enrique.

En defensa, la duda es cómo va a gestionar Luis Enrique la baja de Gayá. Jordi Alba llega con pocos minutos en sus piernas (828'), aunque la Federación ha conseguido que se puedan realizar hasta once cambios para que ningún futbolista tenga que disputar los 90 minutos. Por tanto, lo normal es que el técnico improvise algún lateral izquierdo.