MUNDIAL DE CATAR

Alemania se rebela contra la FIFA e incendia el Mundial con una foto para la historia

La decisión oficial de sancionar el uso del brazalete arcoiris 'One Love' empuja a la selección germana a protagonizar el momento más viral del torneo

Alemania posa ante los medios gráficos. /EFE
Alemania posa ante los medios gráficos. EFE

La decisión oficial de sancionar el uso del brazalete arcoiris 'One Love' empuja a la selección germana a protagonizar el momento más viral del torneo

Marcos Durán

Marcos Durán

Las aguas venían revueltas desde hace unos días y la bomba de relojería ha explotado. Tras la decisión de la FIFA contra el uso del famoso brazalete arcoiris 'One Love', Alemania ha contestado con la imagen más icónica del torneo: 11 jugadores de fútbol en su estreno del Mundial de Catar, con la mano sobre la boca, denunciando una censura impuesta contra su propio capitán.

Y es que finalmente Manuel Neuer, portero del equipo germano, ha tenido que ceder para evitar recibir una tarjeta amarilla, pero la Federación Alemana de fútbol, en apoyo a sus jugadores, ha promovido y explicado este gesto cargando duramente contra la FIFA.

"Con nuestro brazalete de capitán (Neuer) queríamos dar ejemplo de los valores que vivimos en la selección: la diversidad y el respeto mutuo, y así lanzar ese mensaje junto con otras naciones. No se trata de un mensaje político: los derechos humanos no son negociables. Esto debería ser algo obvio, pero lamentablemente, todavía no lo es (...) prohibirnos llevar el brazalete es como prohibirnos abrir la boca". 

El gesto de Alemania es la traca final de una sucesión de acontecimientos que han desviado en los últimos días la atención sobre la competición: siete federaciones de fútbol, incluyendo la germana, enviaron en septiembre un escrito a la FIFA anunciando su intención de vestir un brazalete en favor de la inclusión, la diversidad LGTBI, y en contra de la ley religiosa de Catar que, por poner un ejemplo, sanciona el matrimonio homosexual con hasta cinco años de prisión.

El organismo, que nunca contestó a la misiva, aumentó la tensión el lunes, al imponer una sanción de una tarjeta amarilla por defecto para todos los capitanes que llevaran el brazalete. Las federaciones afectadas cargaron contra la FIFA y el propio Neuer se convirtió en protagonista durante las últimas horas ante los rumores de que acataría de su propio bolsillo el castigo.

La sangre, finalmente, no llegó al río, pero la situación nos ha dejado otra imagen igualmente viral: la de uno de los asistentes del Alemania - Japón revisando el brazalete del propio Neuer por si llevara el que no le correspondía. En su lugar el portero llevaba el deseado por la FIFA.

Alemania se rebela contra la FIFA e incendia el Mundial con una foto para la historia

Los problemas de portar o no el brazalete 'One Love' no se quedarán en Catar y la situación amenaza con escalar: según informa Sky Sports, la DFB llevó a FIFA ante el TAD por la prohibición de que los jugadores usen brazaletes durante el Mundial. Por si fuera poco, la federación danesa de fútbol se ha revuelto contra Infantino y amenaza con no apoyarle en las próximas elecciones a la presidencia de la FIFA (a pesar de que ahora mismo no se postula ningún otro candidato).

El discurso de Infantino, punto de inflexión

Desde el inicio del Mundial, una de las cosas más comentadas fue el discurso de Infantino, que quedará para la historia y no por ser algo bueno. "Hoy me siento qatarí. Hoy me siento árabe. Hoy me siento africano. Hoy me siento gay. Hoy me siento trabajador inmigrante", fueron las palabras del suizo del pasado sábado.

Las federaciones querían llevar el brazalete, pero no podían arriesgarse a sanciones deportivas: "En nuestro compromiso para vestir el brazalete, estábamos preparados para pagar las multas, pero no podemos poner a nuestros jugadores en el riesgo de ser expulsados del campo", claman en un comunicado las federaciones afectadas por la decisión. En él, aseguran que enviaron un escrito a la FIFA en septiembre anunciando sus intenciones de llevar al brazalete, pero que nunca tuvieron respuesta al respecto.