JORDANIA 1 - ESPAÑA 3

Luis Enrique 'delega' sus funciones para evitar un lío físico antes del Mundial

Los jugadores 'hicieron' el once ante Jordania en función de los minutos que necesitaban jugar para llegar al debut descansados.

Luis Enrique, con España./Getty
Luis Enrique, con España. Getty

Los jugadores 'hicieron' el once ante Jordania en función de los minutos que necesitaban jugar para llegar al debut descansados.

Jorge C. Picón

Jorge C. Picón

El último partido de España antes del Mundial dejó un momento sin precedentes en la carrera de Luis Enrique. El seleccionador reconoció en rueda de prensa que, por primera vez en su vida, no había hecho él la alineación, sino que había sido cosa de los jugadores. Después se explicó: "Ellos me han dicho los minutos que querían jugar y, a partir de ahí, ya he hecho mi 'batiburrillo'. Claro que todos querían jugar. Busi quería jugar. Pedri quería jugar. Unai quería jugar. Pero he decidido que no lo hicieran. No ha sido fácil…". Su objetivo, como le ha comunicado a sus futbolistas, era que todos llegasen en el mejor estado de forma posible al debut con Costa Rica.

Lo cierto es que desde el primer día de concentración ha habido una consigna clara por parte del cuerpo técnico: riesgo cero con cualquier problema físico. El seleccionador es consciente de la carga de partidos que acumulan sus futbolistas en las piernas después de más de tres meses de competición en el que prácticamente no han tenido descanso. Les ha preguntado uno por uno cómo estaban y cuántos minutos necesitaban para llegar descansados al debut en el Mundial del próximo miércoles 23 de noviembre (17:00).

Este es también el motivo por el que muchos han ocupado posiciones poco habituales. Laporte ha sido lateral izquierdo, Soler ha repartido juego desde el pivote en la segunda parte, Olmo y Asensio han acabado como interiores, mientras que Nico Williams ha regateado desde la banda izquierda. "No saquéis muchas conclusiones del partido", avisaba Luis Enrique en la sala de prensa del Amman International Stadium. Ha tenido que adaptar los deseos de cada jugador a su sistema habitual, el 1-4-3-3. La prioridad era lo físico.

Mucho cuidado con Pedri y Busquets

Pero, ¿esta es la única razón por la que Pedri y Busquets no han jugado? Lo cierto es que los dos jugadores del Barcelona han llegado con las piernas muy cargadas a esta concentración. El canario suma 1.433 minutos esta temporada mientras que su compañero, ya con 34 años, alcanza los 1.202. Tratándose de dos jugadores fundamentales para el entrenador, no se les ha querido exponer a seis días del duelo contra los 'ticos' en el que, salvo sorpresa, comenzarán como titulares.

España celebrando el gol de Ansu Fati. @SEFUTBOL
España celebrando el gol de Ansu Fati. @SEFUTBOL

Desde el primer entrenamiento se ha seguido la misma política. Marcos Llorente y Morata, que vienen tocados de la disciplina con el Atlético, todavía no han entrenado con el grupo y ni se sentaron en el banquillo contra Jordania, aunque según Luis Enrique, "si mañana fuese el debut, estarían disponibles". Tampoco ha estado Guillamón por unas molestias. Azpilicueta se perdió el primer entrenamiento de la concentración, pero su evolución ha sido positiva y ha tenido 45 minutos de fútbol.

Caso aparte es el de Gaya. El valenciano se ha lesionado en una jugada fortuita de un entrenamiento y, ahora mismo, su participación está en duda. "Mañana tomaremos una decisión", avanzaba Luis Enrique. El del Valencia tiene un esguince en el tobillo derecho y se está siguiendo muy de cerca su evolución. Mañana, ya en Doha, se elegirá lo mejor para el grupo.

Ahora la plantilla tiene seis días para recuperarse al 100%. La cabeza de todos está puesta en el Mundial. Nadie quiere correr: lo primero es Costa Rica y una fase de grupos que va a ser muy difícil. Luis Enrique y su cuerpo técnico quieren tener a todos enchufados y, sobre todo, sanos. Va a ser un mes muy intenso en el que mientras más jugadores puedan sumar a la causa, mejor.