BÉLGICA 1 - CANADÁ 0

De Bruyne: "No sé por qué me he llevado el MVP, quizás por mi nombre..."

También habló Hazard, que atendió a Relevo y otros medios en zona mixta: "Courtois es el mejor del mundo, no tenemos dudas".

De Bruyne, en un partido con Bélgica./GETTY
De Bruyne, en un partido con Bélgica. GETTY

También habló Hazard, que atendió a Relevo y otros medios en zona mixta: "Courtois es el mejor del mundo, no tenemos dudas".

Sergio Fernández

Sergio Fernández desde Catar

Eden Hazard y Kevin de Bruyne han sido protagonista en la victoria de Bélgica por un gol a cero ante Canadá. El jugador del Real Madrid estuvo falto de ritmo, aunque puso claridad y calma en momentos en los que el equipo de Roberto Martínez estaba contra las cuerdas. Los canadienses sometieron a su rival y, en determinados momentos, se buscó a un faro que aguantara la pelota y bajara las marchas a un duelo frenético. Ese fue el madridista, al que la gasolina le duró 60 minutos. Sí aguantó los 90 el del City, que fue nombrado MVP, pese a que él mismo pensaba que no lo merecía: "No me parece haber jugado tan buen partido. No sé por qué me he llevado este trofeo. Quizá por mi nombre y reputación". Tras el encuentro, también habló Hazard en una zona mixta en la que se encontraba Relevo: "Los 15 primeros minutos ha sido muy duros, después mejor. Como el equipo. La primera parte ha sido muy difícil, la segunda mejor. Al final son tres puntos. Tenemos que hacer un gran partido contra Marruecos".

Efectivamente, Bélgica fue arrasada durante esos compases iniciales, en los que Courtois paró un penalti a Alphonso Davies. A Hazard se le acaban los calificativos con su compatriota y compañero de equipo, que volvió a ser el ángel de la guarda de su selección: "Es el mejor portero del mundo. No tenemos duda".

Trossard, jugador llamado a ser el relevo generacional de Hazard, entró por él a los 62 minutos de partido. El capitán cedió el brazalete a otro compañero y se fue a la carrera, consciente de que ya no estaba para la elevada exigencia del partido. No fue su mejor día, ni tampoco el de Bélgica. Cuando las aguas están agitadas, la experiencia es el mejor grado. La que le dio los tres puntos al equipo de Roberto Martínez y la que facilitó que el '7' contuviera a su manera el empuje americano.

"Estoy bien, pero tengo que hacer mejor las cosas. No es perfecto, pero es el primer partido del Mundial. Tengo que trabajar y descansar estos días. Físicamente, bien. Tengo que continuar así", contó a este medio nada más acabar el encuentro. Ahora, efectivamente, tendrá unos días para recuperar físicamente e ir adoptando más automatismos con sus compañeros. Este miércoles no estuvo especialmente fino en la conexión con De Bruyne ni con Batshuayi. Tampoco con un desaparecido Tielemans.

Viene el coco

Tras la goleada por 7-0 de España a Costa Rica, es inevitable para los belgas echar un ojo y temer con el posible cruce. Hazard, por ejemplo, se rindió en elogios a la selección de Luis Enrique: "Son muy buenos. Tienen jugadores jóvenes y con experiencia. Son un equipo genial". Courtois, que atendió a la televisión, comentó: "No he visto todo el partido de España porque estábamos viniendo en el bus. España juega muy bien. Luis Enrique ha hecho un equipo muy competitivo. A ver contra Alemania pero contra Costa Rica han puesto el listón muy alto para los demás equipos".

Como acostumbra, el portero hizo autocrítica y puso a los de Luis Enrique como un ejemplo: "No ha sido nuestro mejor partido. Viendo cómo ha jugado España... es la línea que hay que mirar para llegar lejos. Si mantienes la portería a cero es importante para empezar el torneo".

Margen de mejora

También pasó por la zona de prensa Kevin de Bruyne, que tuvo uno de los días más imprecisos que se le recuerda como gran estrella mundial: "Conseguimos los puntos, que es lo que cuenta, pero hay que ser realista. Tenemos que hacerlo mejor, incluido yo mismo. No supimos construir las jugadas. Pero sabemos lo que tenemos que cambiar. Nos faltó precisión, incluso por mi parte. Hubo un espíritu de lucha por parte de todos, que es lo mínimo que se podía pedir". Y explicó su discusión con Alderweireld: "Creo que había espacio para jugar más al fútbol y estábamos buscando demasiado el balón en largo, al espacio. De eso se trató". El atacante belga fue nombrado mejor jugador del partido, algo que ni siquiera él comparte: "No me parece haber jugado tan buen partido. No sé por qué me he llevado este trofeo. Quizá por mi nombre y reputación".

Y Roberto Martínez continuó en la misma línea: "Este fue un partido difícil. Tenemos que ser realistas: no jugamos bien. Los canadienses eran mejores en lo que hacían que nosotros. Nos ganaron a base de talento y experiencia. Gracias a la calidad de nuestro portero nos quedamos en el partido con esa atajada. Canadá ganó más en función de su desempeño".

El orgullo canadiense

El seleccionador John Herdman salió algo satisfecho, pese a la derrota. No es para menos. Su equipo firmó una gran actuación y promete dar batalla: "Queríamos marcar ese primer gol. Estoy orgulloso de Alphonso, es un momento muy grande. Tenemos el peso de una nación por los 36 años de espera. Estoy muy orgulloso de verle coger ese balón porque hay que tener mucho coraje. Hemos mostrado que merecemos estar aquí. Nuestros aficionados también han intentado ganar la batalla, podemos salir orgullosos de lo que hemos hecho".