BÉLGICA 1 - CANADÁ 0

Courtois ya llegó al Mundial

El meta del Madrid sostuvo con un penalti parado a una muy mala Bélgica. Batshuayi marcó. Canadá dejó muy buena imagen.

Courtois ya llegó al Mundial
GETTY

El meta del Madrid sostuvo con un penalti parado a una muy mala Bélgica. Batshuayi marcó. Canadá dejó muy buena imagen.

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Tras el éxtasis de la goleada de España a Costa Rica (7-0), el Mundial nos obsequió con un partido divertido, una Canadá entusiasta, alegre pero muy tierna, y una Bélgica que se agarró al clavo de Courtois para llevarse un triunfo a regañadientes, el liderato de grupo y una lección: con este fútbol no llegará muy lejos. Defendió mal, no dio un pase bueno en campo contrario, la fluidez se ausentó, el cerebro De Bruyne estuvo pálido, Hazard volvió a ser el Hazard del Madrid...

No existe aprendizaje ni convicción sin experiencia y Bélgica se lo enseñó a Canadá. La selección norteamericana cautivó a su país y a los expertos en la fase de clasificación para el segundo Mundial de su historia (el primero fue en 1986) y en la primera cita comprobó que el atractivo no es suficiente. Los de Herdman protagonizaron un encuentro vistosísimo, con un fútbol dinámico y acorralando a los belgas (hasta 21 ocasiones tuvo). Sin embargo, el veneno se lo dejaron en Toronto. Courtois le paró un penalti a Davies en el 8' y en el 44' Batshuayi le bajó los humos.

Canadá intentó reponerse agarrado a la pelota y a su encanto, pero Bélgica cerró la puerta. Mucho tiene que mejorar el grupo de Roberto Martínez para que esta generación dorada, que fue bronce en el Mundial de 2018, no acabe fundida a las primeras de cambio. Canadá, por su parte, sale de su primer combate herida pero con el pecho hinchado de orgullo.

Vídeo resumen del triunfo de Bélgica contra Canadá.

CANADÁ Y EL FÚTBOL

😎 Me reafirmo

Cuando Canadá barría a Bélgica y recibía todas las flores, merecidas, por su fútbol de ataque entretenido, recibió una puñalada de Batshuayi en el minuto 44. De las que duelen. Por el dominio ejercido y por el minuto en el que recibió el golpe. Me reafirmo. Esto es el fútbol. Bailar como una mariposa sólo sirve si al final picas como una avispa. Sin embargo, Canadá es tan divertida de ver como blanda en defensa. De eso se aprovechó Batshuayi, el único que lo intentó hasta ese instante. Recogió a la espalda de la defensa (Vitoria fue un agujero) un envío con tirachinas de Vertonghen y con la derecha batió a Borjan.

El partido de Bélgica fue malo y distó mucho del que debe hacer una candidata al título, pero se llevó la victoria y el liderato del grupo. Fútbol. El mismo que le penalizará contra una selección más acostumbrada a las alturas y con más horas de vuelo en la gloria. Después de ver el nivel de España, esta Bélgica debería rezar para no cruzarse con ella. De momento, ambos son primeros de grupo. No obstante, tras la mala imagen belga, quién sabe...

COURTOIS

💯 Mis 'dieses'

Cómo necesitamos la seguridad. Cómo necesitamos aferrarnos a otro para tener tranquilidad. Cómo necesita Bélgica a Courtois para tener alguna certeza en medio de una selección que lleva meses navegando en dudas. Roberto Martínez siempre tiene una vida extra gracias al portero del Real Madrid, que volvió a demostrar en un gran escenario por qué es el mejor del mundo. En el 8' detuvo un penalti a Alphonso Davies después de una mano clamorosa de Carrasco y sostuvo en pie a los diablos rojos. Si bien es cierto que la joya canadiense contribuyó al acierto del meta con un disparo que fue un pellizco, también lo es que Courtois intimida nada más plantarse ante él. Tibu volvió a aparecer en el 80' después de un cabezazo con intención de Larin. 

Su anatomía es alargada y cuenta con ese aura de los grandes porteros que hacen al rival debatirse entre tres opciones antes de rematar. Y ante esa inseguridad, siempre (o casi) vence el aplomo. Pero como no mejore su cara esta Bélgica con más grietas que físico, Courtois no le será suficiente. De momento, él ya dio el primer puñetazo en la mesa de Catar.

Courtois, en el momento de detener el penalti.  GETTY
Courtois, en el momento de detener el penalti. GETTY

HAZARD Y CARRASCO

🤔 Hay runrún

¿Y Hazard?, pueden preguntarse aquellos que no vieron el partido. Manzanas traigo. Es decir, Hazard jugó, hizo acto de presencia con un control de fantasía porque el talento ni envejece ni pierde la forma, pero volvió a no dejar ver a ese Hazard que desea recuperar Roberto Martínez con una fe inquebrantable en la influencia del madridista. Acumuló pérdidas, jugadas intrascendentes y carreras sin destino. Con un valor de mercado cayendo en picado (en el Mundial de Rusia era de 120 millones de euros y se ha plantado en Catar con 7,5), una figura discutible y un nivel futbolístico alejado del estatus de crack, contra Canadá fue inofensivo. Fue sustituido en el 62. El apagón es un hecho.

Otro que siguió en esa línea decreciente fue Carrasco, que no levanta cabeza desde aquel penalti fallado contra el Leverkusen. En el minuto 7 cometió un penalti por mano, que despejó Courtois, se cargó de una amarilla y ya fue con el freno de mano echado toda la primera parte. Roberto Martínez le dejó en la ducha en el descanso...

HAzard, en el partido contra Canadá.  GETTY
HAzard, en el partido contra Canadá. GETTY

JOHN HERDMAN

Tengo un WhatsApp para ti...

"Míster Herdman, usted marca el camino". John Herdman, inglés de 47 años, es el primer entrenador que ha roto el techo que separa a las selecciones femeninas de las masculinas. Comandó a las mujeres canadienses a un Mundial, ganó dos bronces olímpicos y en 2018 fue nombrado para hacerse con el timón de los hombres con un resultado extraordinario. Su mano y su estilo se comprobó pronto. Por primera vez desde 1986 clasificó a Canadá para la Copa del Mundo después de realizar una fase de clasificación inmaculada y motivadora.

El estilo también se comprobó contra Bélgica. Canadá no renegó de sus señas de identidad: electricidad, dinamismo, atrevimiento en la presión y empeño por tener la posesión. Lo que le faltó fue lo que le sobra a Bélgica. Y eso sólo se consigue con la experiencia.

BUCHANAN Y EUSTÁQUIO

🤳 Mi fondo de pantalla

Cuando todos en Canadá, en Catar y en los sillones esperábamos la irrupción de Alphonso Davies o Jonathan David, quienes aportaron luz a la selección norteamericana fueron Tajon Buchanan, que corrió como un demonio, y, sobre todo, Stephen Eustáquio. El extremo del Brujas demostró estar ya para un equipo grande. El mediocentro del Oporto, que se consagró en Europa con aquel tanto ante el Atlético, volvió a ofrecer inteligencia en el posicionamiento y a la hora de tomar decisiones en el pase. Es la Policía Montada, hasta que recuperen el brillo Davies, que sale de lesión, y David.

Eustáquio, junto a Buchanan durante el partido ante Bélgica.  GETTY
Eustáquio, junto a Buchanan durante el partido ante Bélgica. GETTY

HUTCHINSON

📀 Mi 'bonus track'

Ver jugar a Atiba Hutchinson es conmovedor. El mediocentro de Canadá, que cumplirá 40 años el próximo mes de febrero, es el único jugador de la selección de la hoja de arce que vio ese fútbol canadiense casi primitivo. Donde antes sólo había campo. Nacido en 1983, con solo tres años pudo ver la primera y hasta este año la única participación de Canadá en un Mundial. Así pues, el fútbol en el país norteamericano ha crecido y se ha hecho mayor en paralelo a Hutchinson. No es el jugador de más talento del equipo, pero sí es un ejemplo de perseverancia, fiabilidad y resistencia a los vaivenes del fútbol. Un modelo a seguir en el vestuario y una referencia en Canadá. No tiene 'mis dieses', pero sí el reconocimiento.