MUNDIAL DE CATAR

Prohibido el alcohol... pero no para FIFA: así es la tarjeta QDC, súper cotizada en Catar

Catar dio a FIFA estas licencias para comprar alcohol. Además, favoreció mucho la importación de Budweiser, la cerveza que les patrocina, frente a todas las demás.

Una vista panorámica de Doha y la tarjeta QDC, que permite comprar bebidas alcohólicas en Catar. /GETTY / Relevo
Una vista panorámica de Doha y la tarjeta QDC, que permite comprar bebidas alcohólicas en Catar. GETTY / Relevo

Catar dio a FIFA estas licencias para comprar alcohol. Además, favoreció mucho la importación de Budweiser, la cerveza que les patrocina, frente a todas las demás.

Sergio Fernández

Sergio Fernández desde Catar

¿Pero se entonces... se puede beber alcohol o no en el Mundial? La respuesta oficial es "sí". La más exacta es "sólo en sitios determinados". Y la real, desde Doha, es que es facilísimo tomarse una cerveza cuando quieras, y en muchas partes del país. No en todas, claro: tiene que ser dentro de un hotel internacional o en una habilitada de fans pero pueden creernos: no tiene ninguna dificultad conseguirlo.

Fue uno de los debates antes de que empezase a rodar el balón: ¿se podrá vender cerveza en los estadios? ¿Permitirá la dictadura catarí que haya el consumo de cerveza habitual que hubo en el resto de Mundiales? Eso estaba más que previsto mucho antes. Ya lo saben: al final no se permitió. Los estadios venden cerveza 0,0% alcohol y en los restaurantes normales no se puede adquirir.

¿Cuál es la realidad? Pues que en este Mundial está bebiendo alcohol todo el que quiere. La trampa está en que Catar no considera que los hoteles internacionales de cinco estrellas sean territorio 100% nacional, así que allí sí está permitido. También lo han permitido dentro de los recintos para fans y hasta han instalado carpas de sobriedad para tratar a los que se pasen de rosca con la cerveza. ¡Y para los periodistas! El centro de prensa de Doha tiene una zona apartada en la que, quien lo desee, puede tomarse una cerveza o una copa de vino tranquilísimamente.

Comprar no se puede salvo si eres residente... o FIFA

El alcohol, por lo tanto, es muy accesible en multitud de puntos del país. Sin embargo no se puede comprar salvo que tengas una tarjeta QDC (Qatar Distribution Company). Y, para tenerla, tienes que ser residente... o que te la haya facilitado el Gobierno catarí como a los altos cargos de FIFA y muchos de sus trabajadores.

Dentro de los preparativos para el Mundial, mucha gente de FIFA fijó su sede de forma casi permanente en Doha y, de manera casi inmediata, se les consideró residentes proporcionándoles todas las facilidades que tienen los trabajadores expatriados en el país.

QDC es una licencia muy habitual para comprar alcohol en Catar. Te la tiene que dar tu sponsor (o la persona que te ha dado empleo en Catar, o tu esposo o esposa catarí). Una vez que tienes ese permiso, pides cita y te la conceden al momento. Pagas una tasa de unos 50 euros al año. El límite que tienes para comprar alcohol va dependiendo de tu salario, pero es muy amplio ("no conozco a nadie que se le haya acabado", nos dicen). La única limitación es el mes del Ramadán, pero a cambio, el mes anterior te dan el doble de límite para que no tengas problemas de abastecimiento. Hasta hace un mes sólo había un sitio donde comprar alcohol, pero han abierto otro hace poco en la zona de West Bay.

Cervezas sí... pero mejor la que patrocina a FIFA

No busquen todas. FIFA y Catar llegaron al acuerdo de favorecer la distribución de la marca que les patrocina, Budweiser, de tal manera que desde hace unos tres meses sólo importan de forma normal esta marca. Se pueden beber otras, por supuesto, pero desde todas las instituciones se está favoreciendo la distribución de esta marca, como parte de las decisiones comerciales adoptadas para el Mundial. QDC (Qatar Distribution Center), el mismo organismo que concede las tarjetas, forma parte del grupo Qatar Airways, y no es que bloqueen la importación de otras marcas, pero sí están favoreciendo decisivamente que sólo llegue Bud a Catar.

El golpe de no poder venderla en los estadios no debió ser fácil para Budweiser, pero esta medida hace que sea muy fácil encontrarla por todo el país. Aunque, de nuevo, la realidad desde Doha dice que no es nada complicado encontrar otras marcas.

Así pues, como conclusión: beber alcohol en Catar no está siendo un problema para nadie siempre que no lo hagas en zonas no permitidas. Y, mucho menos, si formas parte de FIFA.