MUNDIAL DE CATAR

¡Benzema se pierde el Mundial!

El delantero sufrió un desgarro en el cuádriceps. "La razón me dice que deje mi lugar a alguien que pueda ayudar", escribió el madridista en sus redes.

Benzema, lesionado en el entrenamiento de Francia./GETTY
Benzema, lesionado en el entrenamiento de Francia. GETTY

El delantero sufrió un desgarro en el cuádriceps. "La razón me dice que deje mi lugar a alguien que pueda ayudar", escribió el madridista en sus redes.

Diego Campoy

Diego Campoy desde Catar

Durísimo golpe para Francia y para Karim Benzema (34 años). El delantero del Real Madrid se pierde el Mundial después de sufrir un desgarro en el cuádriceps izquierdo durante el entrenamiento de este sábado con su selección. Este sábado se ejercitó por primera vez con el grupo, tras días trabajando en solitario recuperándose de las molestias que ya arrastraba en las últimas semanas, y se rompió. El jugador abandonó las instalaciones y se dirigió junto a Franck Le Gall, médico del equipo bleu, a la clínica Aspetar de Doha. Tras una hora de exámenes, abandonó el centro cojeando. A las 23:30 horas, la federación francesa confirmó en un comunicado lo que había avanzado minutos antes el periódico Le Parisien: "Golpe en el cuádriceps del muslo izquierdo. Benzema se ve obligado a renunciar a la Copa del Mundo". Un mensaje que rompió el corazón de todo un país. El parte médico asegura que estará de baja al menos tres semanas. Deschamps tendrá hasta el lunes para reemplazarle.

Este desgarro es un fortísimo revés para Benzema, que en octubre ganó el Balón de Oro y que encaraba esta cita de Catar como su última gran oportunidad en un Mundial con Francia. El jugador, minutos después de conocerse la mala noticia, se pronunció en sus redes sociales: "En mi vida nunca me rindo, pero esta noche tengo que pensar en el equipo, como siempre hago. Así que la razón me dice que deje mi lugar a alguien que pueda ayudar a nuestro equipo a hacer un gran Mundial. Gracias por todos sus mensajes de apoyo". Didier Deschamps, seleccionador francés, lamentó la baja de uno de sus jugadores estrella y se agarró a la fuerza del grupo para reponerse del golpe: "Estoy extremadamente triste por Karim, quien hizo de esta Copa del Mundo un objetivo importante. A pesar de este nuevo golpe para la selección francesa, tengo plena confianza en mi grupo. Haremos todo lo posible para cumplir con el inmenso desafío que nos espera", dijo el seleccionador nacional, Didier Deschamps.

Un buen comienzo que acabó en desgarro

Durante el tramo abierto a la Prensa, Benzema comenzó el entrenamiento trabajando con el grupo. Posteriormente, tal y como hacen la mayoría de equipos, solicitaron a los periodistas abandonar las instalaciones y preparar así, de forma privada, los próximos partidos. Es ahí donde el atacante se lesionó.

En los primeros compases de la sesión, Benzema comenzó tocando pelota, aunque sí se le vio cojeando algo de su pierna izquierda. La misma que le acarreó problemas en las últimas semanas, donde no jugó con el Real Madrid por precaución. Él mismo mandó un mensaje de tranquilidad a sus compatriotas: "Tuve algunos problemas, pero no es nada grave. Estaré bien, física y mentalmente".

Un mensaje de optimismo emitido el pasado 11 de noviembre, cuando el Lyon le homenajeó por su reciente Balón de Oro. Una semana y un día después, Benzema ilusionaba a los suyos participando en la primera sesión junto a sus compañeros. Una alegría que duró poco al verle retirarse del entrenamiento y que se convirtió en un mazazo a las 23:30 horas, cuando se comunicó la baja definitiva del Balón de Oro para este Mundial.

Francia no llama a nadie

El de Benzema es el último golpe para la selección entrenada por Deschamps, que antes sufrió la ausencia de cuatro hombres importantes en las últimas semanas. Pogba y Kanté, que apenas han contado con minutos esta temporada por lesiones, se cayeron al no poder recuperarse a tiempo. Ya se contaba con sus ausencias. Más traumáticas fueron la de Kimpembe, conocida en los días finales, y la de Nkunku, que fue convocado y se rompió el cruzado en un entrenamiento previo.

Con la lesión del delantero del Real Madrid Francia se queda con 25 jugadores para intentar defender su corona de campeón del Mundo. Didier Deschamps, seleccionador galo, anunció que no apurará hasta 24 horas antes de su primer partido (fecha límite impuesta por FIFA para presentar nuevas incorporaciones) y que no llamará a nadie para suplir la ausencia del actual Balón de Oro.