MUNDIAL DE CATAR

800 aficionados españoles viajan a Doha para el estreno

Las entradas para la afición de La Roja, desde los 63 euros las más baratas hasta 202 las más caras.

Afición española durante el partido ante Suiza en La Romareda. /GETTY
Afición española durante el partido ante Suiza en La Romareda. GETTY

Las entradas para la afición de La Roja, desde los 63 euros las más baratas hasta 202 las más caras.

Sergio Santos

Sergio Santos desde Catar

España tendrá poco apoyo en las gradas de Doha, al menos en los primeros partidos. Se espera que lleguen a Catar alrededor de 800 españoles para ver el encuentro en directo en el estadio Al Thumama y serán algo más de 1.000 los que animen a los internacionales durante la primera fase. A estas cifras hay que añadir los que viven en Doha y hayan comprado entradas (son alrededor de 3.000 españoles en la ciudad).

La cifra es discreta, aún más que lo vivido en el Mundial de Rusia, cuando asistieron 2.000 aficionados al estreno ante Portugal en Sochi, 1.000 contra Irán en Kazán y 1.500 ante Marruecos en Kaliningrado. Cuando España pasó a octavos, frente a Rusia, el número aumentó hasta los 3.000. 

Para esta primera fase, la Federación ofrecía tres opciones para los seguidores que quisieran adquirir entradas en la zona reservada para la afición española: 63 euros las de categoría 3, 151 las de categoría 2 y 202 las de categoría 3. El precio es exactamente el mismo para los tres encuentros (Costa Rica, Alemania y Japón), por lo que el partido para el que se esperan más españoles es el segundo, ante Alemania, porque acompañan dos factores: es el rival más atractivo y se disputa en fin de semana (domingo).

Alrededor de 800 españoles verán en directo el partido contra Costa Rica.  GETTY
Alrededor de 800 españoles verán en directo el partido contra Costa Rica. GETTY

En el caso de los familiares de los jugadores, la mayoría llegaron este martes, en la previa al encuentro. No son todos, puesto que algunos han decidido venir a partir del segundo encuentro. Muchos están alojados en Doha, aunque otros han escogido otros destinos como Dubái para quedarse y volarán a los partidos en el día (se tarda media hora).

Opción 'low cost'

Algunos de los españoles que vienen hasta Doha han optado por la opción más económica: quedarse en casa de un amigo. "Mi casa va a estar abarrotada, especialmente el día de Alemania. Nos apañaremos para dormir todos", cuenta Gonzalo, que trabaja desde hace años en Doha como profesor de pádel. Vienen cinco amigos.

En el 'Fan Village', donde se alojan muchos de los aficionados, tienen precios asequibles (siempre dentro del encarecimiento que suele producirse en este tipo de eventos). Una habitación doble cuesta 200 euros por noche, es decir, 100 euros por cabeza. Luego, claro, están las opciones del lujo, donde las habitaciones en los mejores hoteles de Doha pueden dispararse hasta cifras de tres ceros…