ESPAÑA 2 - SUECIA 1

Salma puso la magia, Aitana la cabeza y Olga disparó la euforia

La Selección femenina consiguió el pase a la final del Mundial tras un partido en el que fue superior a Suecia.

Las jugadoras celebran el pase a la final. /REUTERS
Las jugadoras celebran el pase a la final. REUTERS
Nagore Domínguez

Nagore Domínguez

La Selección femenina está en la final del Mundial de Australia y Nueva Zelanda. Sí, lo han conseguido. España fue creciendo desde que comenzó el torneo y disputó una semifinal seria, en la que tuvo que pasar por momentos malos para terminar reponiéndose al gol de Blomqvist que suponía el empate en el tramo final. La Selección demostró tener ganas de estar en la final del próximo domingo en Sídney (12:00h, hora peninsular) y también de ser un equipo completo, que ha sabido reponerse -y de qué manera- de la dura derrota contra Japón en fase de grupos.

La jugadora más destacada volvió a ser Salma Paralluelo, que entró al campo para revolucionar el partido. Y lo consiguió. Tere Abelleira continuó con su trabajo en el centro del campo, siendo la jugadora más regular del equipo. Cata Coll detuvo un disparo potente de Rolfö que pudo abrir el marcador y además también contribuyó en la salida de balón de España. En el ataque, Mariona volvió a demostrar que no se cansa y aportó incluso en el centro del campo.

Cata Coll

Evitó con un paradón al palo corto el que pudo ser el primer gol de Suecia en los minutos finales de la primera parte tras un remate potente de volea de Rolfö. Terminó la primera parte con un 100% de acierto en los pases (9/9) y también en los balones en largo. Si algo pudo aportar Cata, además de las paradas, fue el juego con los pies. Terminó el encuentro completando cinco de nueve balones en largo y dando 34 toques. Estuvo atenta en las salidas y en los despejes en las jugadas a balón parado, el punto fuerte de las suecas.

La guardameta del Barça fue una de las grandes sorpresas de la convocatoria final para el Mundial. En febrero de 2022 se rompió el ligamento cruzado anterior en un entrenamiento con el club que hizo que se perdiera toda la temporada y recibió el alta médica el 3 de marzo de 2023. Cuando comenzó la fase eliminatoria del campeonato, Jorge Vilda dejó en el banquillo a Misa Rodríguez, para dar paso a Cata, que ya suma su tercer partido disputado.

Ona Batlle

Fue una flecha por banda, sobre todo en la primera parte. El costado derecho fue suyo, y lo lleva siendo desde hace tiempo. Ganó siete duelos de diez que tuvo que disputar y dio un total de 96 toques. Consiguió frenar las internadas suecas por la banda izquierda. En ataque perdió protagonismo, pero aportó rapidez cuando España quiso salir rápido, un papel que luego tuvo Salma Paralluelo desde la delantera. Dio dos pases clave que no terminaron en gol.

Irene Paredes

Ganó todos los duelos que tuvo durante el partido. Uno en el suelo y dos por alto. Fue la pareja de baile de Ilested, la central escandinava y que es la máxima goleadora del equipo en las jugadas a balón parado. Esta vez la sueca no apareció por el gran trabajo que realizó la central española. A pesar de no llevar el brazalete, su papel de referente y organizadora desde la línea defensiva sigue teniendo mucho peso en la Selección.

Laia Codina

Jugó su mejor partido en lo que va de Mundial. Esta vez se encargó de las coberturas, estuvo atenta, rápida y cumplió con su papel. La altura le pasó factura en las jugadas en las que las suecas ponían centros y no ganó ningún duelo por arriba de dos que tuvo. Por abajo, eso sí, estuvo impecable y tan solo fue superada en una ocasión. Ayudó también en la salida de balón junto a Irene Paredes. Realizó con éxito seis de siete balones en largo que repartió y terminó con un 89% de efectividad en los pases. Hoy sí, Laia Codina sacó un mejor nivel que en los partidos anteriores.

Olga Carmona

La primera ocasión con peligro de España salió de sus botas. Lo intentó desde fuera del área con un tiro lejano que salió rozando la portería de Musovic. Lo intentó otra vez sin acierto, y a la tercera fue la vencida: marcó el gol de la victoria con un disparo potente, lejano y que entró rozando el larguero. La jugadora del Real Madrid perdió la titularidad tras la derrota contra Japón y hoy ha dado un golpe sobre la mesa aportando verticalidad en ataque y marcando el gol de la victoria, sacando a relucir la calidad que tiene disparando desde lejos.

Olga Carmona celebrando el gol de la victoria.  REUTERS
Olga Carmona celebrando el gol de la victoria. REUTERS

Tere Abelleira

Cuando una jugadora está de dulce en un torneo de estas características, es muy difícil que baje el rendimiento. Contra Suecia tampoco lo hizo y volvió a ser una de las mejores jugadoras del equipo. Con la ausencia de Patri Guijarro en el pivote de España, Tere asumió la responsabilidad de enfrentarse a una de las posiciones más complicadas para el estilo de juego español. A medida que ha ido sumando partidos, su figura dentro del esquema se ha vuelto intocable. Sumó una asistencia en el partido y terminó el encuentro con un 81% de acierto en el pase.

Aitana Bonmatí

El centro del campo de España no fue la zona más fuerte durante el partido y destacó más la labor defensiva. Cuando Alexia está sobre el campo, los pases van hacia ella y es la que intenta encargarse de mandar en el juego de España. Cuando se marcha, Aitana es la que asume ese rol. Sus ganas, ambición y carácter están haciendo que sea una clara candidata a ser nombrada como la mejor jugadora del torneo y, quién sabe, si a ganar el Balón de Oro a finales de año. Aitana es la jugadora que está dando sentido al equipo, de hecho, cuando le preguntaron por la celebración ella respondió segura y calmada: "Con cabeza".

Alexia Putellas

Del centro del campo fue la que más desapercibida pasó. Tras la lesión de ligamento cruzado anterior no ha podido recuperar su nivel y estuvo lenta en la toma de decisiones y a la hora de ejecutar los pases. Aun así ganó el 70% de los duelos, aunque tuvo menos protagonismo con balón. Cuando fue sustituida, sus gestos de enfado se hicieron notar al llegar al banquillo, donde negó el saludo a varias personas del staff, fruto de la desesperación. Fue directa a sentarse.

Alba Redondo

Empezó jugando como extremo, por la banda derecha, una posición en la que no saca a relucir su mejor versión. Tuvo una ocasión clarísima tras un pase de Salma después de conseguir salvar un balón que todas daban por perdido. La delantera del Levante estaba tirada en el suelo tras rematar un primer balón y disparó desde el suelo, pero su tiro salió rozando el palo y se estrelló en el lateral de la red. Es una jugadora peligrosa dentro del área, con olfato de gol y que este año está sacando su mejor versión. Todo ello le ha llevado a ser la pichichi de la Liga F.

Jenni Hermoso

Salió como delantera y brilló menos que cuando juega en la posición de interior. Sin duda, no fue su mejor partido. Esta vez pasó desapercibida y no tuvo tanto protagonismo. En los partidos de ida y vuelta es una jugadora que sufre más, a ella le gusta tener el balón en los pies y jugar para el resto de compañeras. Contra Suecia, terminó con un 69% de acierto en los pases y solo ganó un duelo de 14 que luchó.

Mariona Caldentey

Una vez más, incansable. Comenzó el encuentro retrasando su posición por momentos para ayudar en la salida de balón debido a la presión alta de Suecia. Parecía que iba a ser algo puntual, pero continuó haciéndolo durante todo el encuentro. Es una jugadora que tiende a irse hacia el centro y a aportar en la creación de juego. También baja por la banda izquierda para ayudar en las labores defensivas. Solo ganó siete duelos de 19 y completó dos de los seis regates que hizo. Brilló más en acciones sin balón que con balón, que es lo que más le gusta.

Mariona durante el partido.  REUTERS
Mariona durante el partido. REUTERS

Salma Paralluelo

En cuanto salió al campo generó peligro. Siendo conscientes del poderío físico que tiene y lo rápida que es, los balones iban para ella. Cambió el partido. Luchó cada balón como si fuera el último y así llegó la primera ocasión clara de España, cuando Alba Redondo remató desde el suelo un centro suyo que el resto daban por perdido. Volvió a vestirse con la capa de superheroína y marcó el gol que abrió el marcador. Desde que entró para sustituir a Alexia, el plan de partido cambió y todos los ojos estaban puestos sobre ella. Además del tanto, también creó una gran ocasión peligrosa. Estuvo constantemente generando peligro.

Eva Navarro

Entró para sustituir a Alba Redondo y aportar aún más verticalidad y rapidez a los ataques de España. Es una jugadora que le gusta encarar, atrevida y rápida. No tuvo tanto protagonismo esta vez, tan solo tocó el balón en siete ocasiones y dio dos pases, uno de ellos un centro que terminó en ocasión de gol. Sin duda, es una jugadora que, como revulsiva, podría aportar grandes cosas al equipo. Lo demostró en la fase de grupos.

Esther González

Su participación en el partido no fue significativa. Entró al campo en el último minuto del tiempo añadido para frenar el juego. De hecho, la única vez que tocó el balón fue para bajarlo y dar calma al ataque de España mientras el partido se estaba volviendo loco.

Nagore Domínguez
Nagore Domínguez

Redactora

Natural de Ermua, Nagore Domínguez estudió el grado de Periodismo en la UPV/EHU de Leioa, así como un máster de Periodismo en la Universidad Villanueva de Madrid. Ha colaborado en