REAL MADRID

El defensa pesimista de Ancelotti empieza a serlo también con su renovación

Nacho sigue sin renovar y empiezan a sucederse los equipos interesados, entre ellos el Milan y el Wolves.

Nacho Fernández, en el partido contra el Cacereño/AFP
Nacho Fernández, en el partido contra el Cacereño AFP

Nacho sigue sin renovar y empiezan a sucederse los equipos interesados, entre ellos el Milan y el Wolves.

Hugo Cerezo

Hugo Cerezo

Enero de 2023. Nacho Fernández, one club man desde 2001, uno de los capitanes del primer equipo,es libre para firmar con otro equipo desde ya. Una situación a la que se ha llegado por la ausencia de una oferta de renovación firme por parte del Real Madrid, que como se sabe solo pondrá sobre la mesa un año más de vinculación, norma inalterada en el club con los jugadores que acaban contrato por encima de la treintena. A sus casi 33 (los cumple el 18 de enero), el chico para todo de la defensa blanca se enfrenta a una decisión de las que pueden cambiar una vida. O cinco.

Porque para quien ha vivido toda la vida en Alcalá de Henares, y ha formado ahí una familia numerosa, no es fácil valorar un traslado lejos de España. La situación con el Madrid se podía haber abordado con anterioridad. Sin embargo, el club no ha pasado de alguna propuesta deslizada sin cruzar la barrera de la negociación cara a cara. Ahí, el jugador cuenta con poco margen. Esperar a que cristalice una oferta. Con la incertidumbre que eso genera en un canterano que no conoce otro trayecto para ir a trabajar que la R2. 

Si algo claro tiene Nacho es que no quiere enfrentarse al Real Madrid, lo que le obligaría a emigrar. Y ahí la MLS es un destino que seduce, porque lo que conoce Nacho de Estados Unidos a través de las giras veraniegas del Real Madrid le ha gustado. De hecho, los acercamientos que ha recibido tienen que ver con un proyecto a largo plazo, lo que facilita un desplazamiento familiar al no tratarse de una aventura corta. Sin embargo, Europa no se va a quedar de brazos cruzados sin intentar su fichaje.

Primeros interesados

Sobre el papel, Nacho es un productazo en el mercado. Competitivo, profesional, con un palmarés legendario, imagen impoluta y rendimiento asegurado de un jugador que además, de salir, será a coste cero. Con 33 años y un parte de lesiones mucho más que digno para quien lleva al máximo nivel más de 10 años, las secretarías técnicas de equipos potentes de Europa están más que atentos y deslizando ya el interés al entorno del futbolista.

Dos de los que ya han levantado la mano son el Milan y el Wolves de Lopetegui, un entrenador que allá donde va le invita a que le acompañe. Lo del Milan también viene de lejos. El cartel del canterano siempre ha sido especialmente interesante en Italia. Porque Nacho también pasó momentos de dudas en años anteriores. "Sería un sueño terminar mi carrera en el Real Madrid. El año pasado estuve más fuera que dentro del equipo pero el fútbol da muchas vueltas", declaró en El Transistor de Onda Cero en 2021, haciendo referencia a un curso para olvidar, el de la 19-20, el último de Zidane y en el que menos jugó desde que era un mirlo, desplazado por Militao. Sin embargo, le dio la vuelta. Pasó de apenas 10 partidos (con dos lesiones largas) a 33 encuentros (2.763') en la 20-21. En la 21-22 ganó el doblete con 42 participaciones (2.541'). Actualmente ha vuelto a perder presencia (12 apariciones, 504', una titularidad en Liga).

El jugador esperaba no haber llegado a este punto, porque en esa misma entrevista de marzo de 2021 aludía a que en ese verano hablaría de la renovación con el club. Han pasado casi dos años y no se ha producido esa ampliación. Lo que tiene claro Nacho es que cuando llegue el momento de sentarse y hablar, no habrá ninguna decisión que no sea de consenso. Es decir, no habrá movimientos hostiles. Sin embargo, si por él fuera seguramente no sería libre en este enero. Por lo pronto afronta la Supercopa con una inesperada titularidad por la baja de Alaba y la ausencia de Mendy, suplente por problemas físicos. El defensa pesimista de Ancelotti, así elogiado por su entrenador valorando su capacidad de concentración, empieza a serlo también con su futuro de blanco.

Hugo Cerezo
Hugo Cerezo

Subdirector

Nació en León, creció en Málaga, se licenció en la Carlos III y aprendió el oficio en MARCA. Media vida después llega a Relevo como subdirector... y con el hambre