LIGUE 1 | RENNES 1 - PSG 0

Messi y Mbappé vuelven a coincidir tras el Mundial, pero el PSG pierde en Rennes

El francés fue ovacionado por el público local a su salida al césped en el minuto 55.

Hamari Traoré celebra el gol de la victoria del Rennes./REUTERS
Hamari Traoré celebra el gol de la victoria del Rennes. REUTERS

El francés fue ovacionado por el público local a su salida al césped en el minuto 55.

Daniel Domínguez

Daniel Domínguez

Segunda vez que cae el PSG en 2023. Empezó el año con mal pie, con derrota en la visita al Lens, segundo clasificado, por 3-1. Dos semanas más tarde, los de Galtier también se marchan de vacío ante un conjunto de la parte alta de la Ligue 1. El Stade Rennais se ha impuesto este domingo por 1-0 con un solitario tanto de Hamari Traoré a los 65 minutos.

Era el primer partido del año en el que estaban disponibles, al mismo tiempo, Messi, Neymar y Mbappé. El francés, eso sí, no partió de inicio, al haberse reincorporado esta semana a los entrenamientos tras gozar de un breve periodo de vacaciones. Fue suplente, entró en el minuto 55 bajo una ovación cerrada de la afición rival, pero no logró evitar la derrota de su equipo.

El mejor del PSG en el primer tiempo fue Donnarumma. Con eso, está todo dicho. El meta italiano sacó una manopla de mucho mérito a Kalimuendo, en la acción de más peligro antes del descanso. Además de 'Gigio', otro de los destaques fue el joven Warren Zaïre-Emery (nacido en marzo de 2006), que dio muestras de su poderío en la medular. Eso sí, la producción ofensiva parisina fue nula.

Y así lo fue hasta el minuto 69, ya con 1-0, cuando Mbappé perdonó el gol. Vitinha vio el desmarque de Kylian y le dejó solo frente a Mandanda, que disputaba su primer partido tras anunciar su retirada internacional. Mbappé, incomprensiblemente, y con Mandanda casi vencido, envió el disparo alto.

Mbappé, en la jugada en la que perdonó el empate. EFE
Mbappé, en la jugada en la que perdonó el empate. EFE

Al final, el único tiro entre los tres palos del conjunto de Galtier llevó la firma de un español, Juan Bernat, que conectó un buen zurdazo que obligó a Mandanda a palmear a córner. Eso sí, el desenlace del encuentro estuvo lejos de ser un asedio del PSG. Es más, Neymar acabó desquiciado. Soltó el brazo e impactó en el rostro de Christopher Wooh en una pugna dentro del área, aunque pasó inadvertido para el árbitro y para el VAR.

Con la segunda derrota en competición doméstica, el PSG ve reducida su ventaja respecto al segundo clasificado, el Lens. 47 suman los parisinos, por 44 del Lens. El Olympique de Marsella es tercero con 42 puntos.